TEMBLORES EN LA ZARZUELA

TEMBLORES EN LA ZARZUELA

Unknown

Una princesa germana rubia y jacarandosa, ha explosionado una bomba lapa en los sótanos de la Zarzuela, haciendo retemblar los cimientos de la más alta institución del Estado y abriendo grietas en la corona, con unas declaraciones procedentes de las alcantarillas políticas.

Nuevo escándalo de la monarquía que obligará al regente a pasar por el quirófano propagandístico encargado de extirpar la hernia política dislocada que ha provocado Corinna, desvelando su implicación en cuestiones secretas, confidenciales y clasificadas del Estado, para salvar al desvalido pueblo español de sus desgracias.

Es evidente que al Borbón se le ha ido la cabeza al tiempo que se le descolocaba la prótesis de cadera, recompuesta por cortesanos y periodistas afines que se ocuparon de apuntalarla inmediatamente, poniendo al rey en un lugar que ya no le corresponde de hecho, aunque lo ocupe por derecho.

Produce escalofríos que la presunta amante del jefe del Estado haya intervenido en operaciones secretas del Gobierno, por muy “amiga entrañable” que sea del monarca. Y causa estupor verla disfrazada de espía al servicio de su majestad, como un James Bond a la española con la pandereta en la mano y bailando sevillanas mientras seducía con sus encantos a los empresarios para que le dieran trabajo al yernísimo.

Ahora falta saber el dinero y los favores recibidos por Corinna. Tienen que explicarnos qué pintaba en los viajes oficiales, por qué era inseparable del rey, cómo traficó con su influencia, qué comisiones ha recibido y lo que es más importante, qué “trabajos” realizó al servicio de España y su corona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.