GRANDE, RAFA

GRANDE, RAFA

images

Grande Rafa Nadal, no por su estatura corporal y méritos deportivos, sino por la grandeza de alma que pasea por pistas, despachos, televisiones y países, con espíritu solidario, generosa actitud y humilde compromiso, consiguiendo victorias elogiando a los rivales y esforzándose cada día por mejorar su oficio.

Grande Rafa por la sencillez de sus gestos, la dignidad de su testimonio, la deportividad que practica, la nobleza que exhibe y la verdad de sus palabras, desde que ganó en Baleares su primer torneo cuando apenas contaba ocho años y la vida comenzaba a darle las primeras palmadas en la espalda.

Grande Rafa por la lealtad guardada en la cumbre a quienes alimentaron sus ilusiones cuando luchaba por hacer realidad sus sueños, abrazando a Toni en las pistas y amando en silencio a la discreta Xisca, presente en su vida desde que compartieron adolescentes y románticos atardeceres en Portocristo.

Grande Rafa por sus felices lágrimas de triunfador, tras el calvario sufrido por una rodilla quebrantada por el esfuerzo, que se negaba a obedecerle, metiéndolo en un túnel del que ha salido con ejemplar esfuerzo personal, renunciando a una complaciente vida ya bien merecida, conquistada a base de sacrificio y lucha diaria.

Grande Rafa, por su constancia, valentía y confianza en sí mismo, sabiendo que le bastaba con seguir su propio rastro para morder trofeos en las tribunas hasta terminar comiéndose el mundo, cautivando a los aficionados y ganando el cariño de todos los que pierden las uñas a  mordiscos ante las pantallas de televisión.

Grande esta perla de Manacor por la amistad que conserva con sus amigos de la infancia, jugando a fútbol playa en Cala Romántica, visitando los pubs de la zona y pescando en aguas baleares, mientras los jóvenes tratan de imitar su capacidad de lucha, tesón y lealtad a los grandes valores que ha mantenido durante toda su vida.

Y cuando parecía que no cabía más grandeza en su interior, el otro día se ha negado a viajar en el avión que la Federación Española puso a su disposición para desplazarse a Madrid con objeto de jugar la Copa Davis, alegando que el país no está para pagar viajes a nadie, sin que los políticos, caraduras y gorrones que viajaron a Buenos Aires, durmieron en hoteles de lujo, yantaron en los mejores restaurantes y libaron exquisitos vinos, a costa de los ciudadanos que oprimen, se hayan dado por aludidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.