CARITATIVA DIANA

CARITATIVA DIANA

Unknown-1

No le quedó a la princesa Diana otra salida a su soledad que dedicarse a la caridad, porque ninguna otra cosa le permitió esquivar el dolor que atenazó su vida desde la cuna hasta la accidental tumba que encontró en el parisino túnel del Alama, hace ya 16 años.

Elevada a la santidad por los incondicionales que hoy lloran su muerte, llegó a los altares del pueblo cumpliendo su obligada vocación caritativa, porque la vida puso a la princesa en el camino de la beatitud sin pedirle opinión ni contar con la voluntad de quien fue abandonada por su madre en la triste infancia de los pañales.

A esto se añadieron los martirios de la suegra real disconforme con la boda del primogénito, los cuernos que su principesco marido puso sobre la frente de la princesa consorte y las traiciones de los sucesivos amantes que compartieron lecho con ella, despertando en Lady Di la vocación de servicio a los humildes.

Sin ayuda de cámara, se calzó las botas de peregrina, remangóse la camisa, echó al hombro la mochila, respiró hondo y se fue por el mundo a presidir decenas de asociaciones caritativas, trabajando codo con codo junto a Mandela, el Dalai Lama y la madre Teresa de Calcuta.

Enfermos de sida, drogadictos, ancianos, leprosos y niños malnutridos pasearon de su mano por los campos minados que desactivó a base de entrega y sacrificio, hasta ser llamada “Princesa del pueblo” y “Reina de corazones”.

 

Un comentario en «CARITATIVA DIANA»

  1. Nunca es tarde si la dicha es buena, dice el refrán, lo malo si es que lo es, es sólo el o los motivos del cambio que pueda tener cualquier persona.
    Esto me hace reflexionar sobre las realidades pasadas de cualquier «hijo de vecino», o de «cualquier colegial del Infanta » (por ejemplo) pues no me cabe la menor duda de que pueden en todo o en parte condicionar una conducta futura. Me alegro que sea quien sea tanto una princesa como el último huérfano, llegue o mejor dicho lleguemos a merecer los elogios de los demás, y al final podamos decir que nuestro pasado mereció la pena.
    Con mis gracias, por tus acertados comentarios un abrazo y Siempre !!!SALUD¡¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.