REBELDÍA EN EL POTEMKIN

REBELDÍA EN EL POTEMKIN

images

En estos momentos, cuando muchos ciudadanos buscan comida en los contenedores, otros hacen colas interminables en los comedores sociales y cada día se incorporan más niños a las macabras estadísticas de Cáritas y Save the Children relativas a la hambruna infantil, es bueno recordar que un día como hoy de 1905 se dio el pistoletazo de salida a la revolución bolchevique en el acorazado Potemkin, cuando se amotinó la tripulación negándose a comer un guiso de carne con gusanos, a pesar de las proteínas que estos contienen.

El hambre dio paso al descontento ciudadano que terminó en sublevación popular años después, cuando el pueblo se levantó en 1917 contra el sistema zarista, acabando con él tras soportarlo resignadamente durante los cuatrocientos años que los zares gobernaron en Rusia, desde que en 1547 Iván IV adquirió el título de Zar como símbolo de absolutista monarquía.

Lo sucedido en el acorazado fue llevado magistralmente al cine en 1925 por encargo de las autoridades revolucionarias bolcheviques para conmemorar el vigésimo aniversario de la revuelta social marinera de 1905, haciéndola coincidir el cineasta Eisenstein con la masacre de huelguistas en la ciudad de Odesa, donde murieron mil personas inocentes y cuatro mil quedaron heridas por el suelo, debido a los disparos de las fuerzas represoras del zar, consiguiendo que sus escenas en la escalinata hayan pasado a la historia del cine, especialmente la madre alcanzada por una bala mientras corre con un coche de niño que rueda escaleras abajo hasta que otra mujer coge al bebé muerto y se enfrenta a los matarifes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.