Navegando por
Etiqueta: Revolución

CONTRA EL FANATISMO, CULTURA

CONTRA EL FANATISMO, CULTURA

cultura-2-1

Resulta difícil laicizar toda sociedad históricamente religiosa y rearmarla moralmente contra aquellos que explotan la ignorancia de la gente, utilizando los ideales y la fe como cínica tapadera de sus ambiciones, aunque ningún Dios proponga enviar a sus seguidores al matadero.

Los movimientos radicales tienen poco que ver con las religiones. Detrás de cada conflicto bélico hay oscuros intereses de los mandamases, que juegan con los sentimientos religiosos de muchos ciudadanos necesitados de cultura, trabajo y pan. Son los jefes políticos y religiosos quienes hacen de su voluntad, la voluntad de cada Dios.

Si quienes se inmolan pensando que su muerte les llevará al paraíso, hubieran crecido con un libro en la cabecera de su cama, probablemente pondrían los explosivos en manos de los predicadores de la violencia, cediéndoles el alto honor de ser ellos los primeros en alcanzar la gloria. Urge una revolución cultural que libere a los ingenuos de la oscuridad que otros han iluminado con vanas promesas de eternidad.

Si esto no es posible, cambiemos, al menos, la globalización económica, por la globalización moral. Apremia un acuerdo entre los pontífices de cada religión para condenar tanto engaño. Los obispos, rabinos, pastores, imanes y venerables maestros, han de llegar a un punto de encuentro sobre los valores éticos, comunes a todas las doctrinas, que permitan a cada cual seguir siendo lo que es, sin tener que llegar a las manos para resolver los conflictos que fabrican quienes deciden sobre nuestras vidas.

Hay que cambiar integrismo por integración, y fundamentalismo por valores fundamentales. Debemos aislar a los radicales, entumecer el fanatismo ideológico y enviar a la órbita de Júpiter a todos los extremistas. Occidente debe dar el primer paso, especialmente los países del G-8, que se llevan el 72 % de la riqueza mundial, dejando solamente la cuarta parte a los 180 países restantes. Y junto a un reparto más justo de la riqueza, hay que llevar a cabo también una gran exportación de libros, porque solo el conocimiento eliminará las cadenas y desmontará la farsa.

PREGUNTAS CON RESPUESTA

PREGUNTAS CON RESPUESTA

images-3

Circulan por los mentideros sociales preguntas con respuestas en sordina, para evitar la indignación del sentido común, el sonrojo de la justicia y la rebeldía de la sangre. Interrogantes que hieren el alma, repugnan a la razón y agotan los insultos del diccionario, sin que las respuestas puedan ser compensadas por otras virtudes sociales, sino con la primera revolución del siglo XXI, que está llamando a la puerta.

¿Por qué los políticos mantienen sus privilegios y sueldos, mientras recortan derechos y salarios de los ciudadanos? Porque ellos deciden sobre sus condiciones de vida y sobre las condiciones de vida de los demás.

¿Por qué los políticos incumplen unilateralmente el contrato que hicieron en las urnas con los votantes en su programa electoral? Porque pueden pervertir impunemente la democracia, dándola por concluida en el escrutinio de papeletas.

¿Por qué los gestores públicos necesitan asesores para el ejercicio de la función que tienen encomendada? Porque para ocupar un cargo político no se precisa acreditar competencia alguna en el área que se administra.

¿Por qué la corrupción política – por acción, omisión o silencio- se ha convertido en la cultura dominante entre el grupo que gobierna a los ciudadanos? Porque la impunidad campa por sus respetos en los tribunales de justicia.

¿Por qué el despilfarro de las arcas públicas se ha convertido en moneda de curso legal en las Instituciones? Porque los gestores disparan con pólvora ajena y de tres se llevan una o dos, según los casos.

¿Por qué los delincuentes políticos se salvan de ir a la trena? Porque el poder legislativo del que forman parte los facinerosos sociales deja abiertas rendijas por donde escapar de la sombra.

¿Por qué los miembros de los Consejos de Administración de las Cajas de Ahorro arruinadas por ellos se han llevado indemnizaciones y jubilaciones millonarias? Porque han sido jueces y parte en el reparto.

¿Por qué la sanidad pública va camino de la privatización? Porque quienes privatizan se benefician de ello sin merma de recibir asistencia en la sanidad pública cuando la necesitan.

¿Por qué la educación de los ciudadanos interesa poco a los gobiernos? Porque su rentabilidad política es a largo plazo y los electoreros han de llevarnos a las urnas cada cuatro años.

¿Por qué la justicia no es igual para todos los ciudadanos? Sencillamente, porque la justicia no es igual para todos los ciudadanos y, en palabras de un alcalde sancionado, “es un cachondeo”.

¿Por qué hay miles de aforados en España? Porque los beneficiados con ese favor legal tienen mucho que ocultar y muchas querellas que eludir en los tribunales ordinarios donde somos juzgados los vasallos.

¿Por qué la justicia del piso superior está politizada y los altos tribunales mediatizados? A esto, que respondan, magistrados, jueces, fiscales, secretarios, gestores y tramitadores judiciales, que de ello saben mucho y callan todo.

REBELDÍA EN EL POTEMKIN

REBELDÍA EN EL POTEMKIN

images

En estos momentos, cuando muchos ciudadanos buscan comida en los contenedores, otros hacen colas interminables en los comedores sociales y cada día se incorporan más niños a las macabras estadísticas de Cáritas y Save the Children relativas a la hambruna infantil, es bueno recordar que un día como hoy de 1905 se dio el pistoletazo de salida a la revolución bolchevique en el acorazado Potemkin, cuando se amotinó la tripulación negándose a comer un guiso de carne con gusanos, a pesar de las proteínas que estos contienen.

El hambre dio paso al descontento ciudadano que terminó en sublevación popular años después, cuando el pueblo se levantó en 1917 contra el sistema zarista, acabando con él tras soportarlo resignadamente durante los cuatrocientos años que los zares gobernaron en Rusia, desde que en 1547 Iván IV adquirió el título de Zar como símbolo de absolutista monarquía.

Lo sucedido en el acorazado fue llevado magistralmente al cine en 1925 por encargo de las autoridades revolucionarias bolcheviques para conmemorar el vigésimo aniversario de la revuelta social marinera de 1905, haciéndola coincidir el cineasta Eisenstein con la masacre de huelguistas en la ciudad de Odesa, donde murieron mil personas inocentes y cuatro mil quedaron heridas por el suelo, debido a los disparos de las fuerzas represoras del zar, consiguiendo que sus escenas en la escalinata hayan pasado a la historia del cine, especialmente la madre alcanzada por una bala mientras corre con un coche de niño que rueda escaleras abajo hasta que otra mujer coge al bebé muerto y se enfrenta a los matarifes.

TRES REVOLUCIONARIOS

TRES REVOLUCIONARIOS

330views

Bien

En ocasiones, la historia juega con el azar a las coincidencias, haciendo posible el encuentro de vidas, esperanzas, luchas y muertes, como sucedió con tres grandes revolucionarios, que lideraron la independencia y liberación de pueblos oprimidos: Emiliano Zapata, Augusto César Sandino y Che Guevara.

Los tres fueron hispanoamericanos, nacidos en México, Nicaragua y Argentina.

Los tres fundaron y dirigieron grupos populares de liberación.

Los tres arengaron a los revolucionarios con el idioma de la colonización.

Los tres murieron acribillados a balazos por elementos reaccionarios.

Los tres murieron en la juventud de sus treinta y nueve años.

El líder de la Revolución mexicana llevó la sumisión de los campesinos a la resistencia activa contra los opresores, formando el Ejército Libertador del Sur. El revolucionario nicaragüense, “General de los Hombres Libres”, con sus ideas y testimonio estimuló la creación del Frente Sandinista de Liberación Nacional. Y el comandante ideólogo de la Revolución cubana llevó la lucha armada por la liberación del tercer mundo a varios países de América latina y el Congo.

Despreciables personajes para unos y héroes para otros. Agitadores  del poder instituido, que se han convertido en símbolos de revoluciones populares por los derechos ciudadanos. Luchadores contra las injusticias sociales, rebeldes frente a los explotadores y generosos en su entrega a los desfavorecidos, que intentaron mantener espíritus incorruptibles en medio de la miseria.

LO SIENTO, TENGO QUE MATARLE

LO SIENTO, TENGO QUE MATARLE

Se cumplen hoy cuarenta y cinco años de la captura y asesinato en Bolivia de Ernesto Che Guevara. Ídolo popular y romántico guerrillero que pretendió llevar hasta el último rincón del tercer mundo, la revolución cubana.

El ordenante de su muerte fue el agente dela CIA Félix Rodríguez y el ejecutor el sargento Terán, cumpliendo ambos un mandato de la autoridad que les exoneraba de toda responsabilidad. Tiene gracia. Ninguno de los tres fue siquiera juzgado, librándose de toda culpa el ordenante, el intermediario y el ejecutor.

Tal vez, las últimas palabras que el médico asmático Guevara escuchó fueron las del sicario Rodríguez, cuando le dijo: “Mi comandante, lo siento, son órdenes superiores”. Llamó entonces al sargento y señalándole el cuello le ordenó: “Dispare de aquí para abajo, porque se supone que este hombre ha muerto en combate”.

Terán disparó dos ráfagas de metralleta, cayendo el Che al suelo con las piernas rotas y el corazón destrozado.

Esto sucedió un triste, inolvidable y sangriento 9 de octubre de 1967, cuando las balas concedieron vida eterna al mito y los oprimidos del mundo juraron una venganza social que aún permanece en la sala de espera, porque el miedo ha paralizado sus voluntades  y la antorcha revolucionaria del Che sigue apagada, rodando por el suelo camino de la nada.

CARTA A LOS JÓVENES

CARTA A LOS JÓVENES

He pasado mi vida con vosotros y en vosotros mantengo la esperanza de victoria en la lucha que tenéis contra la degeneración moral, la falta de solidaridad, la corrupción política y el abuso financiero, que han llevado a la frustración a una sociedad defraudada, engañada e indignada con la situación impuesta por los beneficiarios de la catástrofe.

Os escribo para deciros lo que nunca pude imaginar, porque jamás pensé que algún día tendría que pediros perdón en nombre de la generación que está cercenando impunemente vuestro porvenir, hipotecando el futuro que os pertenece y provocando el fracaso de un sistema que devora toda esperanza, como Saturno hizo con sus hijos.

Os escribo porque estáis a tiempo de evitar que el maleficio llegue también a vuestros hijos y a los hijos de vuestros hijos, actuando contra los mantenedores de una plutocracia que sólo a ellos beneficia, por mucho que quieran embaucaros con falsas necesidades de sacrificios que a ellos no alcanzan, y amenazas de hecatombes inexistentes.

Os escribo porque sólo de vosotros puede venir el renacimiento de la esperanza colectiva en una sociedad más libre, justa y solidaria y el resurgir de un nuevo amanecer, porque a los jóvenes honorarios como yo nos falta el empuje y la generosidad que a vosotros os sobra, para hacer posible la utopía de un mundo más humano, alejado del mercantilismo feroz y la especulación más voraz.

Os escribo para animaros a coger con fuerza los remos de la barca en la que estamos a punto de naufragar y a remar contracorriente para invertir el rumbo que imponen quienes llevan el timonel, dejándose llevar y sin realizar más esfuerzo que el sostenerse en la falsa amenaza de que sin el actual sistema acabaríamos ahogados.

Os escribo estos días de concentraciones callejeras sabiendo lo mucho que os tocará hacer y sufrir en horas tan duras, donde la valentía marcará vuestro destino si conseguís desterrar la perversión ética y estética que se ha extendido entre la reducida casta de privilegiados que dirigen nuestras vidas en beneficio de las suyas.

Os escribo confiando en que vosotros haréis la revolución pacífica que abrirá nuevos horizontes a la siguiente generación, como han hecho siempre los jóvenes a los largo de la historia. Pero usad la inteligencia en vuestra lucha para evitarle trabajo a las porras y los jueces. Estad atentos a esquiroles y reventadores. No caigáis en provocaciones. Y demostrad a los escépticos que no sois perroflautas despreciables, ni porroflautas adormecidos, ni alérgicos al agua, ni estudiantes perpetuos, sino jóvenes comprometidos dispuestos a cambiar un sistema político, social y económico que os está dando con las puertas en las narices.

¿ REVOLUCIÓN 2012 ?

¿ REVOLUCIÓN 2012 ?

Lamentable ejemplo de dialéctica comunitaria son las diferencias entre clases sociales, donde tesis y antítesis no se funden en acuerdos, sino en combates cuerpo a cuerpo, a contrato calado, que nada tienen que ver con la síntesis dialéctica, teoría de contrarios para superar diferencias sin exterminar al adversario.

Ello es así porque el bando superior no acepta barcos de recreo con menos de mil metros de eslora, mientras los asalariados navegan en cayuco por la vida flotando sobre la miseria, sin más esperanza en la redención que la de su indignación para sublevarse.

La actual pugna dialéctica entre obreros y patronal, negando ésta derechos exigidos por aquéllos, acabará dando paso a las bofetadas en un país jalonado de guerras civiles, que no entiende más dialéctica que la los garrotazos, como expresó Goya con dolor en un lienzo, síntesis de nuestra historia.

Teoría de los contrarios, unidos en la discrepacia para el progreso, que hizo pensar a Hegel y ayudó a Marx en su análisis de la realidad social, obligándole a decir que el motor del cambio histórico era la confrontación entre las clases sociales, siendo la historia de la Humanidad poco más que la historia de la lucha de clases.

Mucho han peleado cristianos con musulmanes a lo largo de siglos. Mucho han combatido azulados políticos conservadores con enrojecidos militantes liberales. Y mucho llevan disputado empresarios con trabajadores, esgrimiendo cada facción sus argumentos con mayor o menor fortuna; con diferente credibilidad; con desigual poder; y con intereses enfrentados, pues mientras unos pretenden sobrevivir, los otros viven sobre las vidas de los primeros.

Eterna dialéctica sin posibilidad de integración en una síntesis que facilite el entendimiento, incrementada en estos tiempos por el hachazo de una crisis provocada por quienes han lanzado un torpedo a la línea de flotación de la estabilidad laboral, saliendo a hurtadillas de la galera, mientras los remeros ven impotentes como se hunde el barco que ha de ahogarles, al tiempo que los capataces ponen grilletes en los tobillos de condenados galeotes.

Quienes sobrevuelan por encima de la tragedia, ignoran que el futuro no les pertenece como al pueblo se le ocurra desenterrar por quinta vez las guadañas. Los trabajadores del siglo XXI deben mantener los derechos laborales conquistados tras muchas décadas de luchar por ellos. Los proletarios actuales exigen vivir con la dignidad que merece el ser humano, por exigua que sea su cuenta corriente.

En nombre del Caballero de la Mancha levanto mi voz para recordar a los desmemoriados que el hidalgo señor tiene muchos seguidores dispuestos a cumplir la ley de caballería que exige liberar al esclavizado. Mantengo la esperanza en que los escasos caballeros andantes que pisan moquetas, lucen capelos, visten togas y ocupan escaños, ayuden a los afligidos y menesterosos, porque “no deben hacerse esclavos a los que Dios y la naturaleza hizo libres».

De no hacerlo, es probable que los desfavorecidos sociales incorporen el año 2012 a la nomina de revoluciones históricas y añadan sus dígitos a los de 1789, 1911, 1917 y 1959, siguiendo la estela de las rebelión francesa, la sublevación china, el levantamiento ruso y la insurrección cubana, porque cuando los ciudadanos no tienen nada que perder, están dispuestos a perderlo todo.