COMPROMISO DE AMOR

COMPROMISO DE AMOR

Versodiario 2:

En ti,                                                                                                                                                    para ti,                                                                                                                                                    por ti,                                                                                                                                                      cerca de ti                                                                                                                                              estaré yo                                                                                                                                                siempre,                                                                                                                                                contigo

COMPROMISO DE AMOR

Con nombres ficticios en los personajes, dejadme que aplace para mañana la entrada que había escrito hoy sobre la renuncia de Zapatero, porque prefiero dejaros esta hermosa historia real en la pantalla del ordenador.

Mónica y Ángel viajaban en su coche hacia Salamanca cuando a la altura de Ávila la parca apuñaló con su guadaña una de las ruedas, y las sucesivas vueltas del vehículo enredaron la pareja en un amasijo de hierros, permitiendo con dificultad y doloroso esfuerzo que Mónica mantuviera la entereza para llamar a su padre Antonio y decirle: “Papá, he tenido un accidente y no siento las piernas”.

Tras ser operada sin éxito en Salamanca, quedó en silla de ruedas para el resto de los días, y su padre envuelto en un halo de tristeza del que no se ha recuperado aún, dolorido por la inmovilidad de su única hija.

Habló Antonio con Ángel con intención de liberarle de los lazos que pudieron encadenarle a la desgracia Mónica, replicándole Ángel que su compromiso de amor era eterno, más fortalecido entonces por la desventura compartida.

Unieron sus vidas en matrimonio, tuvieron dos hijas y viven felices en una casa de planta baja, adaptada a las necesidades de Mónica.

Escribo esta página de mi diario con los ojos humedecidos por la emoción de saber que más allá de cualquier contingencia, siempre estará el amor para salvarnos.

 

Artículos relacionados:

COMPROMISO DE CONCIENCIA La noción de conciencia es múltiple, variable y escurridiza, pero ha de ser consecuente con el modo de pensar de cada cual. Por eso remuerde a quien la traiciona, provocándole el desasosiego que siempre acompaña a la decepción personal. Pero de ahí no pasa el daño, porque el perjuicio que reporta a...
VERANO DEL 42 Requerido por la sed, el amor declina otro verano del cuarenta y dos desde las almenas marinas al contorno de las orquídeas y despliega su aroma sobre la almohada azul de los años juveniles, sin esperar a cambio más milagro que el advenimiento de la novedad primera requerida por el beso furtivo en l...
SEVERO OCHOA Hoy, que la iglesia católica recuerda a todos los santos desconocidos, muertos en diferentes lugares y días del año, rendimos en esta bitácora honores a un sabio, santo y descreído, que se nos fue un día como hoy de 1993, dejándonos una estela de amor, honor, trabajo y sabiduría, perfumada con éti...
DIARIO DE UNA JOVEN SECRETARIA Dándole forma literaria como diario apócrifo, os cuento la historia real de unos hechos sucedidos en plena crisis y cercano despacho, que nos devuelven a tiempos no lejanos de siervos, pernadas, abusos y amenazas  para complacer falos insatisfechos, sometiendo voluntades y quebrando dignidades, a ca...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.