Navegando por
Día: 22 noviembre, 2013

J.F.K.

J.F.K.

Unknown

A las doce y media de la mañana del viernes 22 de noviembre de 1963, una bala de origen desconocido perforó el cráneo y desparramó por el aire de la ciudad de Dallas el cerebro del trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos, mientras éste paseaba en coche descubierto por la calle Elm, junto a su esposa Jackie.

John Fitzgerald Kennedy para los votantes, Jack para los amigos y JFK para el pueblo, se hizo inmortal mitificado por su trágica muerte, ante el asombro del mundo al ver que la nación más poderosa de la Tierra no pudo evitar su muerte, ni dar respuesta al magnicidio, ni encontrar a los culpables, porque sólo Warren y sus muchachos estigmatizaron a Oswald.

Este joven y único presidente católico, protagonizó el fracaso invasivo a la Bahía de Cochinos, venció la crisis provocada por los misiles cubano-rusos, fue berlinés ante el muro de Berlín, promovió la carrera espacial y luchó por los derechos civiles, tras llegar a la Casablanca con el mismo dinero que su padre hubiera necesitado para hacer a su chofer miembro del Congreso.

Condecorado por herida de guerra, amante oscurecido por la prensa, enfermo crónico de espalda, amigo de mafiosos, premio Pulitzer a la mejor biografía, deficiente hormonal por la enfermedad de Addison y presidente de los Estados Unidos desde el 20 de enero de 1961 hasta el 22 de noviembre de 1963, ha pasado a la historia como uno de los mejores presidentes de su país.

JFK se ha convertido en el arquetipo de las aspiraciones estadounidenses, en la esperanza de la nación y en el modelo de compromiso ciudadano con el progreso del país, pidiendo a sus compatriotas que se olvidaran de cuanto el Estado pudiera hacer por ellos y pensaran en lo que ellos podrían hacer para engrandecer la patria que habitaban.