ZAPATEIRA

ZAPATEIRA

Unknown

Cuando digo Zapateira no me refiero a la fémina gallega que repara los zapatos, sino a un privilegiado campo coruñés enclavado en el monte que le da su nombre, al que se llega ascendiendo por el asfalto entre lujosas mansiones y salvando la locura acelerada de conductores homicidas.

Terreno urbanizado con caminos de verde hierba cortada que serpentean entre eucaliptos de altura y pequeños lagos, haciendo las delicias de quienes pasean por sus amplias calles alfombradas dando golpes a una pequeña esfera, con intención de introducirla en un discreto agujero situado en la zona más caprichosa de una ingrata planicie, dando el menor número posible de golpes.

Feliz lugar de reposo mental y placentero esfuerzo físico, compartido por ociosos seres humanos que viajan por caminos paralelos a la crisis pero sin sufrir contaminación por ella ni ver recortado el micro estado del bienestar donde se mantienen, a pesar de los tijeretazos dados por un paisano de la tierra donde se encuentra este privilegiado espacio deportivo.

Tees de salida ajardinados con hortensias multicolores, lagos donde la patena del agua rompe su espejo inmaculado por el violento impacto de bolas descarriadas que provocan la ira de los malos aficionados, continuas subidas monte arriba y bajadas por laderas de sufridora pendiente, hacen de la Zapateira un buen lugar para que dos paseantes acompañen al golfo que golfea con pretensión de ser golfista.

Golpe arriba o abajo, con menos de quinientos porrazos se superan la cuesta del hoyo 1; la precipitada bajada del 5; el lago come-bolas del 14; los interminables kilómetros del 4; y las inexpugnables defensas del 18, desde donde los curiosos contemplan la llegada de los jugadores, tomándose una copa de albariño en grata compañía, como hicieron los peregrinos al terminar el recorrido por el privilegiado espacio donde no queda rastro del innombrable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.