TELEMIERDA

TELEMIERDA

Un buen amigo que me conoce bien desde hace años, recordóme y pidióme incluir alguna entrada en satíricos versos de los que fui tan pródigo en mi tercera juventud, y aquí dejo este soneto a la televisión que detesto.

Alcahueta de tantos males, soplona de desgracias y máquina inculturizadora perversa, porque desinforma y manipula divirtiendo a quienes se asoman a su ventana sin saber dónde van, ni por qué van donde les lleva la verborrea de un presentador descarado o una plagiadora sin escrúpulo intelectual alguno, dispuestos a todo por la pasta.

Alguien tiene que aconsejar al televidente acrítico que analice lo que recibe, censurando el albañal donde se sumerge tantas horas a la hora, en alienantes canales por donde salen aguas residuales digeridas por estómagos felices en la mierda de las miserias, polvos, y cuernos ajenos.

 

TELEMIERDA

Esa caja que aturde los sentidos,                                                                                                      que perturba, atonta y embrutece,                                                                                                    en lugar de una tele, se parece                                                                                                          torva cueva de farsas y bandidos.

Esa caja de penes y berridos,                                                                                                          de chulos y cabrones, se enriquece                                                                                                  con mucha silicona que endurece                                                                                                    los párpados y pechos decaídos.

Dominan la cultura de la mierda                                                                                                      caraduras, busconas sin braguero                                                                                                    y farsantes que tiran de la cuerda

timando a los tontos el dinero,                                                                                                          mientras pocos exigen que se pierda                                                                                                tanta mugre en un estercolero.

 

2 comentarios en «TELEMIERDA»

  1. Explendidas verdades como puños !
    Si mal no recuerdo el tema del soneto ya rondaba por las clases de física en aquellos tiempos y con muy buen pie me lo apropié y sigo respetando, para respetarme un poquito más. Gracias Paco por inculcarnos el desapego a la incultura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.