Navegando por
Etiqueta: fiscal

LA HONRADEZ DE RATO

LA HONRADEZ DE RATO

El tiempo libre que el señor Rato ha tenido en la cárcel donde descansa por el caso de las tarjetas black, le ha permitido cargar su escopeta de caza con abundante posta para disparar en la vista oral del juicio por la salida a bolsa de Bankia, contra todo y contra todos, menos contra sí mismo, que es la pieza tras de la cual va la justicia de la mano temblorosa de la fiscal Carmen Launa, hoy de baja por motivos de salud.

Rajoy, Guindos, Elena Salgado, la auditora, el congreso diputados y el Ministerio de Economía han recibido sus disparos, pero quienes realmente quedamos heridos fuimos todos los ciudadanos obligados a rescatar de “su” banco con el préstamo del la Unión Europea por decisión de Luis de Guindos, a pesar de que FMI pidió a Bankia que mejorara el balance y la gestión, mientras Rato proclamaba el éxito de su gestión, poniendo las acciones de Bankia un 75 % más baratas que el valor contable del banco.

La chulería y desparpajo con que Rato se ha dirigido a la fiscal durante la vista del juicio oral, con frases del tipo: «No perdamos más tiempo con esto»; «No sé adónde quiere usted llegar»; «Permítame que termine»; o «¿Cuántas veces se lo tengo que decir?», hacen pensar que semejante actitud habrá influido en la dolencia de Launa y el aplazamiento durante dos semanas del juicio.

Pero el sabio refranero español santifica la honestidad de Rato diciendo que “honra merece quien a los suyos se parece”, pues don Rodrigo se parece mucho, pero que mucho, a los suyos, es decir, a los rateros que le precedieron en la dinastía que él ahora encabeza, porque es difícil encontrar mayor aval de esa virtud que el mostrado por nuestro hombre en la imitación de los gloriosos y honrados comportamientos de sus familiares más cercanos.

Recordemos que su millonario padre-patrón, don Ramón, fue condenado en 1967 por el Juzgado Especial de Delitos Monetarios, a tres años de cárcel en Carabanchel y dos multas de 176 millones de pesetas por evadir dinero y quebrar dos bancos. Su hermano Ramón también fue condenado a dos años de prisión y 44 millones de pesetas de multa

El empeño de muchos en desacreditar a don Rodrigo que en tiempos de bonanza económica mundial estuvo al frente de los euros públicos, es injusto. Como injusto es que se le recuerde su salida por la puerta de atrás del FMI o su discreto silencio que guardó con las cuentas de la “primera banca española”, mientras tocaba la campañilla en la Bolsa. Pobre hombre.

CULEBRÓN Y CULEBRILLA

CULEBRÓN Y CULEBRILLA

Ya está resuelto el grave problema que provocaba insomnio en futboleros, culés y merenguistas, algunos de ellos desempleados o trabajadores temporalmente infracontratados, preocupados por el futuro del joven rompebotas brasileño que ha fichado por el católico –digo yo- club de fútbol San Germán, sustentado con petrodólares por el musulmán catarí Nasser Al-Khelaifi, propietario y presidente del club PSG.

Zanjado este culebrón veraniego, cobran protagonismo las culebrillas estivales, noticias viperinas estratégicamente aparecidas en plena calima agosteña, aprovechando la modorra de espíritu, el descanso estival y la paralizante solana topolina en calles, plazas, mentideros, periódicos y pantallas televisivas, como sucede con el alegato exculpatorio presentado por el cuñado de doña Leticia.

El abogado Pascual aseguró en febrero, al conocerse la sentencia a seis años de cárcel para su cliente, que el jugador de balonmano no iría a la trena, y se salió con la suya recurriendo por indefensión en el juicio y falta de pruebas contra el condenado, pidiendo pasar página a la prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencias y delitos contra la Hacienda Pública, que el fiscal Horrach puso sobre la mesa del tribunal, pidiendo 19,5 años para el exduque.

Bien, pues ahora en pleno sofoco veraniego nos sofoca aún más el defensor de don Ignacio pretendiendo que todo se volatilice poniendo en boca de este que fue simplemente un “componedor amigable” desconocedor del Derecho Administrativo, presentando además ante el Tribunal Supremo un certificado notarial, acreditando que los ciudadanos y miembros del tribunal que lo juzgaron y condenaron somos imbéciles esféricos, es decir, memos y necios, se nos mire por donde se nos mire.

Como tales papanatas nos unimos a la defensa del monárquico deportista en su recurso, por tratarse de un bendito ciudadano, ignorante de leyes, altruista, generoso, despistado y “componedor amigable”, que hizo sus componendas por el buen entendimiento de las partes llevándose todo lo que pudo, obligándonos a pedir que el mártir balonmanista sea condecorado con la medalla de oro a la insolencia y elevado a los altares de la ignominia en cínico camarín.

TOGAS ENFRENTADAS

TOGAS ENFRENTADAS

Unknown

Con miedo a errar voy a dar unos pasos por el campo minado de la justicia, sabiendo que una mala pisada puede hacerme saltar por los aires, llevándome el sentimiento de frustración que me embarga viendo la lucha que mantienen las togas judiciales de Castro y las asociaciones de jueces, contra las fiscales de Horrach y Torres Dulce.

El fiscal anticorrupción se ensaña en su recurso contra el juez Castro, y su jefe dice que tiene la obligación de respaldarlo porque ha mantenido siempre el mismo criterio, a diferencia del juez que lo ha modificado, mientras las asociaciones judiciales apoyan al juez Castro y este pide a Horrach que le denuncie por prevaricador.

Eso dicen unos y otros, dándonos a los ciudadanos la oportunidad de opinar lo que pensamos sobre todo ello en foros como este blog donde la libertad de expresión es absoluta, siempre que los insultos no sustituya los argumentos.

Cuando Torres afirma que tiene la obligación de respaldar a Horrach, tal vez sea porque este es la voz de su amo en un oficio jerarquizado y fuertemente politizado, argumentando que la fiscalía siempre mantuvo el mismo criterio, quizás porque desde el comienzo tuvo claro cual debía ser la conclusión, fueran cuales fueran las informaciones recibidas, criticando al juez Castro por su lógico cambio de opinión en vista de las pruebas acusatorias que llegaban progresivamente a su mesa.

La dureza, insultos y descalificaciones personales del recurso fiscal lo invalidan en su propia esencia por carecer de argumentos jurídicos según han declarado las organizaciones judiciales, al tiempo que piden una intervención del Consejo General del Poder Judicial, considerando que el escrito de Horrach se acerca más un libelo que a un recurso.

Enfrentamiento institucional que resulta patético para la ciudadanía, que observa con estupor, espanto y decepción la quiebra de un poder básico del Estado de Derecho, sin que los responsables se den por aludidos ni atiendan el resultados de las encuestas donde se refleja la opinión mayoritaria de los ciudadanos hacia la culpabilidad de la Infanta.

LA LEY ESCUPE HACIA ABAJO

LA LEY ESCUPE HACIA ABAJO

220px-John-Cooke---007

El primer Procurador General de la Commonwealth se atrevió a condenar a quien nadie se atrevía siquiera a mirar a la cara, y pagó con su vida la osadía de meter en vereda al máximo representante del poder instituido, personificado en el rey inglés Carlos I.

Sabed que John Cooke fue acusado de regicidio, luego colgado, más tarde arrastrado por las calles, posteriormente profanado y, finalmente, descuartizado en pedazos el 16 de octubre de 1660.

Durante toda su carrera, el jurista Cooke mantuvo que la pobreza era la causa de gran parte de la delincuencia, proponiendo la libertad para quienes robaran comida con intención de satisfacer el hambre de su familia, defendiendo gratuitamente a los procesados que no pudieran pagarle.

¿Qué delito cometió Cooke? pues creer que la justicia era igual para todas las personas del reino, incluido el  monarca, a quien este progresista ciudadano, abogado radical y fiscal independiente acusó de tiranía ante un jurado que dio orden al verdugo de cortar la cabeza real, aunque Carlos se negara a prestar declaración, alegando que ningún tribunal tenía jurisdicción sobre un monarca.

Unos años después, el acusador fue detenido y encerrado en la Torre de Londres, con el resultado final que ya se ha dicho, sin atender el argumento esgrimido por míster Cooke que se defendió afirmando que sólo aplicó la ley, grave error que le costó la vida porque olvidó que la ley vive arriba y escupe hacia abajo.

VOCES ESPERANZADORAS

VOCES ESPERANZADORAS

Captura de pantalla 2013-01-10 a las 11.13.45

Por fin, la tozudez de los hechos intenta abrirse camino en la hipertrofia mental de la tesorera europea, a quien los expertos alemanes del Instituto de Macroeconomía y Estudios Coyunturales le han gritado en plenas narices que su empeño en salir de la crisis a base de la austeridad mortífera que ha impuesto, no ha dado los resultados esperados, calificando de fracaso la obsesión de la cancillera.

El presidente del Instituto, Gustav Horn, ha pedido a Merkel un cambio radical para salir del túnel, ya que la política de ahorro económico ha incrementado el número de países en recesión y multiplicado la deuda, porque los “asesores económicos” de la señora se olvidaron de valorar los efectos negativos de la austeridad impuesta por la jefa, a toque de corneta.

Ahora falta que el Banco Central Europeo no se conforme con aceptar la compra ilimitada de deuda pública, que la señora Merkel se quite los tapones de los oídos y que el Gobierno español mire para la evasión de capitales, el fraude fiscal y la poca carga impositiva que pagan las grandes fortunas y los millonarios que se escapan por las rendijas legales. Vías de escape urgentes de tapar con el mismo cemento armado que tiene el rostro de los evasores de capitales que se aprovechan de los servicios públicos que pagamos los demás.

CARTA DE LOS REYES MAGOS A LOS DIPUTADOS

CARTA DE LOS REYES MAGOS A LOS DIPUTADOS

images

Padres de la patria:

Hemos recibido la carta que nos habéis enviado con las peticiones de cada uno, y pasamos a responderos colectivamente, aunque sea costumbre de esta Casa Real no responder a las infinitas cartas que recibimos. Pero vosotros merecéis una respuesta por el atrevimiento y desvergüenza que habéis tenido pidiéndonos más prebendas, cuando sabemos  que habéis abusado del dinero ajeno, esquilmado cuentas ciudadanas sin pedir permiso, para colmaros de presentes.

Tenemos noticias de que os habéis regalado un teléfono iPhone 4S, un iPad, un PC para el despacho, un Módem 3G con datos pagados y un ADSL para vuestra casa, a los que sumar un despacho propio con asistente incluido. ¡Joder!, con padres de la patria como vosotros no puede extrañarnos que los ciudadanos prefieran estar huérfanos y nos hayan pedido un ángel exterminador que os lleve al otro barrio.

Cómo tenéis el descaro de pedirnos un helicóptero personal para vuestros desplazamientos, con piloto, médico, enfermera y asistente incluidos, si ya os pagan los vecinos el kilometraje, las dietas, los peajes, los taxis, los billetes aéreos en primera clase, trenes y barcos, y ¡hasta las multas de tráfico!

Tampoco podemos acceder al aumento de sueldo que nos habéis solicitado con cara de cemento armado, porque multiplicáis varias veces los desafortunados sueldos mileuristas que los trabajadores, centuplicando la prestación que reciben los cinco millones de parados y diez millones de pensionistas, sin contar lo que sumáis por cargos, comisiones, ayudas de alojamiento, manutención y viajes.

Tampoco podemos concederos la exención fiscal total que habéis demandado, porque tenéis bastante con no tributar por las dietas, alojamiento, viajes, manutención y cargos. Ni podemos ceder a otorgaros indemnizaciones por ausencias a los plenos,  bostezos en los escaños y nula participación en debates, pues ya tenéis bastante con que los ciudadanos os paguen la Seguridad Social, los derechos pasivos, la póliza de accidentes, las mudanzas y las jubilaciones.

No entendemos cómo es posible que guardando todo esto en la faltriquera de la estafa, tengáis el descaro de pedir sacrificios a los ciudadanos, asegurándoles que tendrán el Estado de bienestar que sea posible, es decir, ninguno.

Resumiendo:

Por vuestro cinismo al decir que no hay otra solución que arruinar al pueblo para salvaros vosotros y los depredadores que protegéis.

Por la avaricia de concederos a vosotros mismos todo lo que negáis a los votantes que os mantienen en la poltrona.

Por la gula que destiláis en los banquetes que pagan los mismos que recogen las migajas de pan que caen al suelo.

Por vuestra pereza congénita en la tarea, por las siestas que os echáis en los escaños y los bostezos que despiertan a los adormecidos.

Por el egotismo, soberbia y falta de autocrítica que os lleva a culpar siempre a los demás de vuestros propios errores.

Por vuestra lujuria, como vicio de apetito sensual desordenado que os lleva a ambicionar en demasía los bienes materiales.

Por la mentira exculpatoria y la demagogia de escudaros siempre en la democracia que estáis pervirtiendo.

Por la avaricia insaciable y la ambición desmedida que acreditáis con vuestras viciosas peticiones, merecedoras de exclusión, nos sumamos al deseo del pueblo y os adjuntamos para la firma el escrito de dimisión como padres de la patria, porque es el mejor regalo que podemos hacer a los ciudadanos.

Sin afecto por nuestra parte, esperan vuestra renuncia,

Melchor, Gaspar y Baltasar

ISLAS CON TESOROS

ISLAS CON TESOROS

Un día como hoy de hace 162 años nacía en Edimburgo Robert Louis Stevenson, autor de «La isla del tesoro», novela protagonizada por el joven Jim Hawkins, que hoy tendría otro título y argumento si el autor viviera entre nosotros, porque en el momento actual no hay una sola isla con tesoro, sino muchas que custodian el dinero evadido por depredadores de países empobrecidos.

Islas transformadas en paraísos financieros para multimillonarios insolidarios, sin excesivos escrúpulos de conciencia, que ponen a buen recaudo sus tesoros económicos ante la pasividad de los políticos que miran para otro lado, más ocupados en esquilmar las huchas sudorosas de ciudadanos indefensos.

En islas Caimán, Cook, Malvinas, Marianas, Salomón, Vírgenes, Bahamas, Mauricio y tantas otras, se ocultan tesoros robados con trampas legales y financieras que es preciso recuperar. Islas que aplican regímenes tributarios muy favorables a ciudadanos y empresas que se domicilian en ellas para eludir impuestos en los países donde disfrutan de servicios públicos pagados por otros ciudadanos mucho más débiles que ellos en términos económicos.

Si Stevenson viviera hoy entre nosotros, el argumento de su novela tendría mucho que ver con el bloqueo de esas islas por ciudadanos empobrecidos, para recuperar el dinero robado al país en una oprobiosa evasión de impuestos que evitaría sarnas, piojos, pizarrines, braseros de cisco, sabañones y miserias de otra época a la que están empeñados en llevarnos de nuevo quienes nunca volverán a ella.