ANTE EL SOBRESEIMIENTO

ANTE EL SOBRESEIMIENTO

a

El aniversario del nacimiento de Clara Campoamor, defensora de los derechos de la mujer y del sufragio femenino, el buen momento para silbar a la mujer que pretende doblar la vara de la justicia con supuestas mentiras, fingidos olvidos, desconocimientos legales y amores conyugales, como estrategia defensiva.

Preocupa la petición de sobreseimiento que los habitantes de la galaxia real están haciendo al juez Castro, sabiendo que si no lo hace él, será la Audiencia de Palma quien dé carpetazo al tema, exculpando a la infanta Cristina de toda responsabilidad, por declararse enamorada, ignorante y desmemoriada.

Esta solicitud de perdón y olvido de culpas, beneficiará a miles de cuatreros que serán indultados junto a ella, alegando que nada recuerdan de sus fechorías, ni saben de negocios, ni conocen las leyes, obligando a corregir el artículo 6.1 del Código Civil, en estos términos: “El amor cómplice, el olvido de los hechos que se recuerdan y la ignorancia de las leyes, excusarán de su cumplimiento”.

Este sustancial cambio legal admitirá que el desconocimiento de la normativa, el olvido y el enamoramiento serán obstáculos insalvables para el cumplimiento de las leyes, eximiendo de culpa a los infractores, es decir, a los incultos, amnésicos y encelados, que se escaparán de los barrotes por la gatera.

Sabemos que tal sobreseimiento no puede sentar jurisprudencia, pero el artículo 14 de nuestra Constitución garantiza que lo sucedido con la infanta de España igualará a todos los españoles ante la ley y seremos tratados legalmente de igual forma, garantizándose la impunidad para los mangantes que aleguen no saber lo que firman, estar muy enamorados, ignorar la “mecánica” mercantil o desconocer las leyes, mientras desvalijan impunemente las cajas públicas.

Un comentario en «ANTE EL SOBRESEIMIENTO»

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo en todo lo que expones en este artículo. Yo lo resumiría o lo titularía de la siguiente manera: SINVERGÜENCERÍA TOTAL… y atajo de sinverüenzas, corruptos y manipuladores en aquellos que estén intentando manipular la justicia sea quien sea y fuere quién fuere, sie es que realmenete así lo están haciendo.
    Particularmente recuerdo que eduqué a mis hijos diciéndoles que cuando se encontrasen algo, lo devolvieran, y en dos ocasiones mis hijos encontraron dos pulseras de oro y las devolvieron , en el primer caso tuvo una recompensa del 10 % que es lo establecido, en el 2º caso no hubo recompensa ni agradecimiento… pero entregaron lo que no les correspondía…. ¿van a devolver? estos sujetos todo lo que no le corresponde, si es que no les corresponde, aunque se sobresea el caso de «marras»?
    Yo recuerdo que cuando éramos niños, y de igual manera hice yo con mis hijos cuando llegaba a nuestras manos, una SOLA PESETA de dudosa procedencia, nuestros padres y educadores de todos los colegios donde me eduqué, nos hacía entregar esa simple peseta, e incluso, a veces y según las circunstancias, iba acompañada de reprimendas y castigos…. ¿Se les ha educado a estos imputados (sujetos) hijos de sus respectivos padres de igual manera que a la mayoria de los españoles?
    Y yo me pregunto una cosa: ¿Quisiera saber claramente cual es la cantidad de dinero o enseres que puedo sustraer a los otros, falsificar, mentir, desmentir, olvidar, enamorarme de alguién aunque ese «alguién me la esté pegando» para que esté en las mismas condiciones de sobreseimiento, perdón, carpetazo del caso o ignorancia de este asunto en concreto o de otros similares? PORQUE SI SE VA A DAR CARPETAZO A TODAS MIS HIPOTÉTICAS FECHORÍAS (si es que las hay) POSIBLEMENTE CAMBIE, como bien dices en este artículo, de esquemas y principiois éticos y morales y ME APUNTE.
    ¡QUE PENA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.