SEQUEDAD POÉTICA

SEQUEDAD POÉTICA

va

Corren malos tiempos para la lírica en España desde hace años, sin que pueda verse el final de la sequía, por mucho que algunos meteorólogos literarios vaticinen lluvias torrenciales de versos para inundar las resecan ramblas donde muere de sed la poesía.

Abundan hoy los versificadores; proliferan los obreros de estrofas; pululan los fabricantes de bisutería lírica; rebosan los copistas de imágenes poéticas; sobran manipuladores del ripio; y se publican impublicables libros de poesía, como el que ayer llegó a mi mesa, de cuyo nombre prefiero que ustedes no tengan que olvidarse.

Este libro y otros como este, unido a los poemas que circulan por las redes sociales, obligan a pensar que las musas llevan en huelga más tiempo del previsto por la historia de lírica española, dando ocasión a que desluzcan su brillo vates que pegan con el bate a los versos, impidiendo verdear el seco erial poético donde la imaginación es una quimera, la creatividad ilusión sonora y las imágenes visiones de ultratumba poética.

El pozo seco donde embuten la belleza muchos copleros de rimas, palmeados por amigos que confunden versos con berzas; rimas con ramas; imágenes con imagenios; crear con xerocopiar; innovar con falsificar; métrica con matraca; y verso libre con dar libertad al verso para que espante la poesía.

La poesía como fuente de belleza imaginativa, de sentimiento puro sublimado por el encanto de imágenes deleitosas, ha pasado a mejor vida en los últimos tiempos. Y la poesía como manantial de verdad que se enturbia con el engaño de quienes pretenden ofrecer aquello que no encontraran nunca, anda perdida por los montes del Parnaso en paradero desconocido.

Tanta sequedad me ha llevado a recogerme en el vergel florido donde permanezco desde mi juventud, rodeado de poetas y poemas que cada día elevan mi alma,  porque sólo unos cuantos versos de actuales juglares me han animado a su lectura, bajo la esperanzadora luz de su revitalizador encanto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.