SECUESTRO IMPUNE

SECUESTRO IMPUNE

Unknown

Secuestrar es un delito contemplado en todos los códigos penales, que consiste en retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate. Pero también secuestrar es retener los ahorros de las personas en contra de la voluntad de sus propietarios, cuando estos han sido engañados por los secuestradores con falsas promesas de ficticios réditos económicos, condenando su dinero a cadena perpetua en las cajas bancarias, mientras los depositarios pasan hambre y sed de una justicia que no llega.

Siendo esto así, es buen momento para que el Gobierno actúe, los fiscales intervengan y los jueces sienten en el banquillo a los jefes financieros que retienen secuestrado el modesto capital de supervivencia de quienes fueron ingenuamente engañados a través de las “participaciones preferentes”.

Aunque sólo sea por su falta de estilo, los reyes de la usura deben ser castigados por abandonar los guantes blancos que siempre tuvieron puestos en sus negocios, convirtiendo en torticera vulgaridad su engaño, ya que timar en el despacho a un viejo cliente abusando de la confianza depositada por éste en el ladrón, merece castigo ejemplar aunque sólo sea por traicionar el especulativo estilo académico que siempre tuvieron los usureros en sus transacciones, convertidos hoy en vulgares trileros de mercadillo dominguero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.