RETRATO DE PAREJA

RETRATO DE PAREJA

mail

La exhibición de poderío público y desprecio legal mostrado por el duque consorte de la cómplice duquesa, no debe quedar impune por mucho que ambos nieguen la realidad que confirman los hechos descubiertos por el socio, los gendarmes, la oficina tributaria y los medios de comunicación.

Sólo la osadía y el descaro de este sujeto puede llevarle a cometer acciones como la reflejada en la fotografía. Sin su impunidad y prepotencia es difícil entender el comportamiento de una persona que sabiéndose vigilada veinticinco horas al día por cámaras de televisión y objetivos fotográficos, infringe la ley para dejar claro quién es quién ante la justicia y los agentes de tráfico.

No sé si este documento gráfico tiene valor legal, pero le sobra argumento moral para condenar al jugador de balonmano a doscientos latigazos de críticas y tres puntos de sutura en el cascarón de galápago que oculta sus fechorías, trampas, estafas y mentiras, en caso de que ningún fiscal proponga la sanción de 200 euros y tres puntos de carnet, con que este infractor debe ser castigado por la ley.

Pero lo más importante es que nunca una foto mostró tan claramente la estrategia que está siguiendo la pareja: él con el timón en la mano incumpliendo la ley hablando por teléfono y ella copilotando a su lado y haciendo lo mismo que él, pero sin enterarse que su marido está defraudando la norma que todos debemos cumplir menos el suegro, por ser constitucionalmente inviolable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.