PROPUESTAS PARA SUBIR AUDIENCIA

PROPUESTAS PARA SUBIR AUDIENCIA

Leo que dos presentadores holandeses, Valerio Zeno y Dennis Storm, han comido carne uno del otro en directo para aumentar la audiencia televisiva. El primero de ellos ha digerido un trozo del abdomen del segundo, y éste se ha manducado un filete de glúteo a la plancha del primero, sin condimento alguno. Vuelta y vuelta, para entendernos.

Bien por los protagonistas del canibalismo. Bien por el director del programa “Conejos de indias”. Bien por el presidente de la cadena BBN. Bien por los espectadores. Bien por los jueces. Bien por los periodistas. Bien por los comités de ética. Bien por los legisladores. Y bien por la audiencia que se deleita con ello en vez de escupir a la pantalla.

Así las cosas, sugiero a Telecinco, por ejemplo,  que reproduzca en directo la escena del corte de ojo que ofrece Buñuel en “Le chien andalou”, pero que lo haga con una niña de cuatro años como protagonista, con una navaja de afeitar oxidada y en horario de máxima audiencia para animar al personal.

Propongo, igualmente, para aumentar la audiencia, que se mutilen en directo los genitales de dos indigentes con unas tenazas de capar cerdos.

Propongo jugar en directo a la ruleta rusa con revólveres del 38 y un premio millonario para el que sobreviva de los cinco participantes en el juego.

Y propongo a los padres políticos de la patria que se desentiendan de nosotros y de la salud mental de nuestros hijos impidiendo leyes protectoras, porque así algún día serán ellos mismos linchados en un plató de televisión para deleite de los espectadores,  estimulados por la bazofia que vierten a diario las pantallas televisivas en busca de audiencia, abusando de la idiocia colectiva, que aplaude, venera y da cancha a corruptos, caraduras, ignorantes, descarados, buscavidas, golfos, bribones y oportunistas.

¿Es eso lo que piden los ciudadanos o es lo que se les da sin consultarles? ¿Hay algún lobby interesado en que se expanda la telebasura? ¿Falta talento para entretener fomentando la cultura y la convivencia? ¿Es cierto que basta con cambiar de canal para huir de la mierda?

Si una persona es lo que come, queremos que nos den alimentos televisivos que nutran la sabiduría, provoquen la sonrisa, cuenten la verdad, eludan la manipulación, faciliten la cordura, promuevan el entendimiento, mejoren la educación, eduquen para el diálogo y hagan placentera las reuniones familiares en torno al plasma sin que éste nos deje «plasmados».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.