MENSAJE DE YANIS

MENSAJE DE YANIS

yanis-varoufakis

En pleno mes de las flores, cuando los políticos deshojan la margarita pretendiendo que esta flor asterácea les anticipe si ocuparán canonjías y sillones tras la consulta electoral del próximo día 24, yo escribo esta carta a los aspirantes a poltrona, desde mi laico oratorio matinal, para recordarle a los afines, convergentes y divergentes, el mensaje de Varoufakis, cuando ocupó el trono de poder económico griego concedido por Alexis, tras la victoria electoral obtenida por Syriza en el país helénico.

“Mi mayor miedo – dijo Yanis Varoufakis – ahora que he aceptado el reto, es que me puedo convertir en un político. Como antídoto a este virus, voy a escribir una carta de renuncia y guardarla en el bolsillo de la chaqueta, lista para ser entregada en el momento en el que perciba síntomas de que estoy faltando al compromiso de decirle la verdad al poder”.

Leo y releo las palabras del ministro, tratando de encontrar un político español que pudiera hacer algo semejante, y me resulta difícil encontrarlo. Busco y rebusco entre las filas partidistas con el mismo resultado negativo que obtuve anteriores elecciones, donde no encontré la esperanza que me devolviera la fe perdida.

Indago en las hemerotecas, examino los papeles de Bárcenas, reviso instrucciones judiciales, me paseo por las cárceles, investigo en la Universidad de Málaga, asisto a los cursos andaluces de formación, compruebo las listas de consejeros de Caja Madrid, fiscalizo en las liquidaciones fiscales y voy con un candil encendido buscando por las esquinas políticas, sin encontrar un aspirante que pudiera redactar ese manifiesto.

No sé qué hacer, pero tengo certeza de lo que no voy a hacer. Debe ser porque ignoro más de lo que sé; desconfío más de lo que debo; la experiencia empantalla mi credulidad; tengo cataratas en mis entendederas; o la realidad contemplada en las actuaciones de “hunos”, “hotros” y “poymos” esta distorsionada por esperpénticos espejos virtuales donde todos se presentan ante los ojos de mi entendimiento.

Artículos relacionados:

DISCIPLINA CIEGA Disciplina, de discipulina, es originariamente la instrucción que recibe un discípulo para aprender un oficio o para cumplir una norma social de conducta. Pero esto ha derivado con el tiempo hacia su vertiente más negativa convirtiéndose en la ejecución forzada de una orden, obligando a que esta se ...
INGENUIDAD INGENUIDAD Encontré ayer a un joven amigo progresista y militante de izquierdas, esperando en la puerta del Liceo para entrar al mitin que el Partido Popular daba en ese teatro, y el afecto personal que le guardo me llevó a intentar – sin éxito - disuadirle de semejante propósito, en beneficio ...
CAÑETE, EL INCOMPRENDIDO El ministro Cañete  no merece la extrema dureza con que algunos medios de comunicación le han criticado por estar aplaudiendo verónicas gaditanas y estoconazos  en el hoyo de las agujas a morlacos,  junto al jefe del Estado, mientras las llamas flambeaban la piel de toro llevándose por delante vid...
DIGNIDAD DEL JORNALERO El martes pasado, los contertulios de “El gato al agua” sobrepasaron la línea roja y cayeron rodando precipicio abajo sin encontrar asidero donde sostener la malicia de sus erróneas informaciones y la vileza de sus preguntas a un hombre inculto por el hambre, que tuvo el valor de encerrarse con el...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.