Navegando por
Etiqueta: mensaje

ENTENDEDERAS Y EXPLICADERAS

ENTENDEDERAS Y EXPLICADERAS

el-principito-el-lenguaje-es-fuente-de-malos-entendidos-presentaciones-comunicacion-concrecion-abstracto

En ocasiones la incomprensión y el desacuerdo entre dos partes es inevitable por malas explicaderas del que argumenta sus razones, o deficientes entendederas de quien las recibe, pues no siempre los mensajes se emiten correctamente para que puedan ser entendidos, o no se entienden bien por parte de quien los escucha.

Esto es debido a dificultades del emisor para transmitir sus ideas o a interferencias en el receptor para recibirlas, situándose el origen del problema en causas diversas que van desde la intencionalidad en la mala expresión de lo que se piensa, hasta la negativa a entender aquello que no se quiere oír, por claro que sea el razonamiento expuesto.

Las consecuencias del mal entendimiento -sea éste involuntario o intencionado- provoca discordancias entre las explicaderas de unos y las entendederas de otros, siendo la causa de muchos males que nos aquejan y del fracaso en mesas de negociación, discusiones varias, aulas docentes, quejas vecinales, debates políticos, asambleas públicas y conversaciones privadas.

Lo grave es cuando las interferencias son provocadas intencionadamente, negándose los interlocutores al entendimiento mutuo por atrofia en las cuerdas vocales del emisor o bloqueo en la Trompa de Eustaquio del receptor, opuestos ambos a opiniones divergentes y argumentos contrarios, en defensa de intereses propios, cerrándose por ambos lados las esclusas al entendimiento, como sucede en los debates políticos y televisivos, entre los contendientes verbales de diferentes bandos.

Incluso entre personas bien intencionadas que dialogan con ánimo de entenderse, no siempre las explicaderas de unos y las entendederas de otro se acoplan en fase, porque entre lo que se piensa, lo que se quiere decir, lo que se cree que se ha dicho y lo que se dice, hay en ocasiones igual abismo que entre lo que se quiere escuchar, lo que se escucha, lo que se entiende y lo que se quiere entender.

MENSAJE DE YANIS

MENSAJE DE YANIS

yanis-varoufakis

En pleno mes de las flores, cuando los políticos deshojan la margarita pretendiendo que esta flor asterácea les anticipe si ocuparán canonjías y sillones tras la consulta electoral del próximo día 24, yo escribo esta carta a los aspirantes a poltrona, desde mi laico oratorio matinal, para recordarle a los afines, convergentes y divergentes, el mensaje de Varoufakis, cuando ocupó el trono de poder económico griego concedido por Alexis, tras la victoria electoral obtenida por Syriza en el país helénico.

“Mi mayor miedo – dijo Yanis Varoufakis – ahora que he aceptado el reto, es que me puedo convertir en un político. Como antídoto a este virus, voy a escribir una carta de renuncia y guardarla en el bolsillo de la chaqueta, lista para ser entregada en el momento en el que perciba síntomas de que estoy faltando al compromiso de decirle la verdad al poder”.

Leo y releo las palabras del ministro, tratando de encontrar un político español que pudiera hacer algo semejante, y me resulta difícil encontrarlo. Busco y rebusco entre las filas partidistas con el mismo resultado negativo que obtuve anteriores elecciones, donde no encontré la esperanza que me devolviera la fe perdida.

Indago en las hemerotecas, examino los papeles de Bárcenas, reviso instrucciones judiciales, me paseo por las cárceles, investigo en la Universidad de Málaga, asisto a los cursos andaluces de formación, compruebo las listas de consejeros de Caja Madrid, fiscalizo en las liquidaciones fiscales y voy con un candil encendido buscando por las esquinas políticas, sin encontrar un aspirante que pudiera redactar ese manifiesto.

No sé qué hacer, pero tengo certeza de lo que no voy a hacer. Debe ser porque ignoro más de lo que sé; desconfío más de lo que debo; la experiencia empantalla mi credulidad; tengo cataratas en mis entendederas; o la realidad contemplada en las actuaciones de “hunos”, “hotros” y “poymos” esta distorsionada por esperpénticos espejos virtuales donde todos se presentan ante los ojos de mi entendimiento.

INOCENTE MATA HARI

INOCENTE MATA HARI

images

Cuarenta y un años tenía la hija del sombrerero Adam Zelle cuando fusilaron su cuerpo doce soldados parisinos la madrugada del 15 de octubre de 1917, en plena guerra mundial, sin permitir a la hipotética espía Mata Hari defenderse de acusaciones sin pruebas, que hoy serían rechazadas en los tribunales de justicia.

Solo cuatro disparos perforaron su cuerpo, siendo uno de ellos el que destrozó su corazón, tras despedirse con un beso de sus ejecutores, sosteniendo la tradición que los doce matarifes dispararon con los ojos vendados para evitar desviaciones del punto de mira ante su belleza.

Como sucedía con los ajusticiados, su cuerpo decapitado fue donado a la Facultad de Medicina para estudios anatómicos, conservándose embalsamada su cabeza en el Museo de Criminales de Francia hasta 1958 en que fue robada por algún póstumo enamorado de la bella Margarita Gertrudis Zelle.

Su delito fue enamorarse de un joven soldado ruso, su castigo ser falsamente delatada por los alemanes y su desgracia ser hermosa bailarina de cautivadora belleza, lujosa meretriz y amante de poderosos, millonarios y políticos por sus habilidades amatorias orientales aprendidas en Java, tras el envenenamiento de su hijo y entre borracheras continuas del marido que mantuvo la custodia de su hija por la vida licenciosa que llevaba la actriz.

Un falso mensaje alemán cifrado denunciando a la espía H-21 puso en estado de alerta a los franceses, que decidieron acusarla de espionaje a favor de los mismos delatores, pagando con su vida las críticas recibidas por los militares franceses para compensar sus errores en el campo de batalla, convirtiendo en mito de leyenda a quien fue una simple ramera algo cotilla.