INVESTIGADORES ARRINCONADOS

INVESTIGADORES ARRINCONADOS

images-2

Corren malos tiempos para los investigadores porque los recortes presupuestarios en I+D+I han llevado los estudios sobre ciencia, tecnología y sociedad a los sótanos de los ministerios de Economía y Hacienda, donde han quedado arrinconados junto a los jóvenes científicos que se dejaban las pestañas luchando por el Desarrollo del país, a base de Inventar e Innovar en nuevas tecnologías, medicamentos, comunicación y otras áreas que iban a mejorar el futuro del país.

La importante reducción presupuestaria se debe a que las inversiones pretenden asegurar rentabilidad económica, algo que no garantiza la inversión en I+D+I, ya que el dinero entregado genera “simplemente” conocimiento, sin que los recaudadores se den cuenta que invertir en investigación, desarrollo e innovación fortalece las empresas, favorece la competitividad, mejora la calidad de vida, acrecienta la salud, protege el medio ambiente, moderniza las tecnologías, alarga la vida, aumenta el bienestar y avala el progreso.

Es decir, los recortes en I+D+I tendrán consecuencias negativas para toda la ciudadanía, pero quienes sufren en carne propia las reducciones son los jóvenes cerebros que se alimentan con café con leche para no restar tiempo a su trabajo. Jóvenes con envidiables currículos profesionales que irán a la papelera o serán aprovechados por otros países que se beneficiarán de la inversión que hemos hecho en  su formación.

Genios en almoneda que no podrán hacer posible su talento, ni desarrollar su estado de gracia intelectual en beneficio de la comunidad. Perseverantes defraudados,  amantes de la verdad, buscadores de lo desconocido, peritos en renuncias, curtidos en el sacrificio, héroes anónimos y expertos en el trabajo silencioso e ignorado de los laboratorios, donde sus batas blancas son iluminadas por cerebros privilegiados que terminará pudriéndose en el olvido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.