Navegando por
Etiqueta: economía

CAJEROS SAQUEADORES DE CAJAS

CAJEROS SAQUEADORES DE CAJAS

305views

Unknown

Los insultos y zarandeos recibidos ayer por el expresidente de Caja Madrid a la salida de los juzgados de Plaza de Castilla, obligan a recordar a todos sus compañeros de expolios, despilfarros y privilegios que esquilmaron las Cajas de Ahorros en connivencia con polítiqueros y sindicalistos, por mucho que estos pretendan pasar desapercibidos.

Cuando en 2008 se fue a pique la bolsa de Nueva York y saltaron por el aire las entidades financieras, los fondos económicos de las Cajas fueron los únicos que no sufrieron el efecto de la deflagración, ya que por entonces no había monedas en las huchas de las Cajas de Ahorro ni billetes en sus cajas blindadas porque los responsables de la gestión se habían llevado la pasta en indemnizaciones multimillonarias, extravagantes sueldos, jubilaciones ofensivas, mantecosos préstamos a los amiguetes y gratuitas concesiones sin retorno a partidos políticos que los sentaron en las presidencias.

No se recuerda saqueo de tales dimensiones en la historia de las Cajas de Ahorros desde que en 1834 se fundó la primera de ellas en Jerez de la Frontera, promulgándose al año siguiente una Real Orden estableciendo como objetivo de las Cajas recibir depósitos que devengarían intereses a corto plazo con miras a promover el espíritu de economía y trabajo. Así fue al comienzo, aunque el final haya sido tan diferente.

La situación a la que hemos llegado demuestra claramente que los “cajeros” que han regentado las Cajas han sido los mayores asaltantes de las mismas y sus más genuinos saqueadores, sin correr riesgo alguno, ni ser filmados por las cámaras de vigilancia, ni  denunciados por los empleados, ni hacer saltar las alarmas.

La conclusión es que solo un “ratero” ha pasado algunas horas en la cárcel, el juez que metió las narices en el asunto ha sido puesto en la picota, la lideresa de los desahuciados demonizada, los “preferentistas” apaleados, muchos ciudadanos embargados y todos los contribuyentes pagando la quiebra, mientras los estafadores se van de cacería, los defraudadores toman el sol en la cubierta de sus barcos y los políticos miran para otro lado con sus privilegios intocables, porque son cómplice del expolio.

Si todos estos personajillos de tres al cuarto que se han enriquecido impunemente cometiendo fechorías disfrazadas de legalidad, devolvieran todos lo que se han llevado, y los partidos políticos ingresaran en las cajas el dinero condonado, no sería necesario recortar nada y habría comida para todos los hambrientos, con postre incluido.

ZAPATERO LINDE, A SUS ZAPATOS

ZAPATERO LINDE, A SUS ZAPATOS

images

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha propuesto ante la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso nuevas «fórmulas complementarias» de capitalización adicionales a las pensiones públicas, que refuercen el ahorro durante la vida activa de los trabajadores.

Es decir, ha pedido que los ciudadanos contraten planes de pensiones con empresas aseguradoras, vulnerando sus competencias y emulando a los propietarios de dichas empresas, pareciéndose más a uno de ellos que a un funcionario público con responsabilidades diferentes a las ejercidas hoy por él antes los representantes del pueblo español que debe servir.

Recordemos que las funciones del Gobernador del Banco de España son: inspeccionar, supervisar y controlar las actividades financieras de las entidades bancarias, gestionar la deuda pública pactando procedimientos de emisión, amortización y gestión de la deuda, establecer la cantidad de moneda que debe ponerse en circulación, promover el buen funcionamiento de los sistemas de pago y elaborar informes y estadísticas sobre indicadores económicos como: PIB, precios, demanda nacional y de actividad, balanza de pagos, mercado de trabajo, etc. Esas son sus funciones y no otras.

Sugerimos al señor Linde que olvide presuntos intereses personales y se ponga a investigar, entre otros muchas cosas, por qué no fluye el crédito bancario a los ciudadanos y las empresas, después de recibir miles de millones de euros procedentes de los 100.000 recibidos por el Gobierno para el rescate bancario, que el Estado ha utilizado para el saneamiento del sistema financiero español a través del FROB.

De no hacer esto podríamos pensar que su situación es similar a la del director del Servicio Catalán de Salud, señor Padrosa, a su vez apoderado de seis empresas privadas sanitarias que facturaron 14 millones de euros al propio CatSalut dirigido por el ilustre Josep María, investigado hoy por la Oficina Antifraude catalana.

Zapatero Linde, dedíquese usted a reparar sus zapatos, olvídese de las pensiones, no caiga en intrusismo político, póngase al servicio de los ciudadanos que le pagan el sueldo, quítese la camisa de once varas que se ha puesto, salga del lodazal donde se ha metido y cumpla con sus obligaciones, que no son pocas, ni baladíes.

INVESTIGADORES ARRINCONADOS

INVESTIGADORES ARRINCONADOS

images-2

Corren malos tiempos para los investigadores porque los recortes presupuestarios en I+D+I han llevado los estudios sobre ciencia, tecnología y sociedad a los sótanos de los ministerios de Economía y Hacienda, donde han quedado arrinconados junto a los jóvenes científicos que se dejaban las pestañas luchando por el Desarrollo del país, a base de Inventar e Innovar en nuevas tecnologías, medicamentos, comunicación y otras áreas que iban a mejorar el futuro del país.

La importante reducción presupuestaria se debe a que las inversiones pretenden asegurar rentabilidad económica, algo que no garantiza la inversión en I+D+I, ya que el dinero entregado genera “simplemente” conocimiento, sin que los recaudadores se den cuenta que invertir en investigación, desarrollo e innovación fortalece las empresas, favorece la competitividad, mejora la calidad de vida, acrecienta la salud, protege el medio ambiente, moderniza las tecnologías, alarga la vida, aumenta el bienestar y avala el progreso.

Es decir, los recortes en I+D+I tendrán consecuencias negativas para toda la ciudadanía, pero quienes sufren en carne propia las reducciones son los jóvenes cerebros que se alimentan con café con leche para no restar tiempo a su trabajo. Jóvenes con envidiables currículos profesionales que irán a la papelera o serán aprovechados por otros países que se beneficiarán de la inversión que hemos hecho en  su formación.

Genios en almoneda que no podrán hacer posible su talento, ni desarrollar su estado de gracia intelectual en beneficio de la comunidad. Perseverantes defraudados,  amantes de la verdad, buscadores de lo desconocido, peritos en renuncias, curtidos en el sacrificio, héroes anónimos y expertos en el trabajo silencioso e ignorado de los laboratorios, donde sus batas blancas son iluminadas por cerebros privilegiados que terminará pudriéndose en el olvido.

PROFETA POPULAR

PROFETA POPULAR

Isidro, un octogenario pastor soriano de Valdegeña, analfabeto funcional por abandono social, que espera resignado la visita de la parca en su despoblado pueblo natal, anticipó en 2007 la estafa que hoy tenemos encima, con la llaneza propia de sus torpes palabras, plenas de sabiduría, a las que nadie prestó atención, por venir de un pobre ignorante perdido en la comarca del Moncayo.

Aseguraba este pastor entonces, recostado sobre la pared de su vivienda: “¿Estudiar economía?. ¿Economía? No hace falta estudiar economía, esto es bien cierto. El hombre que gane cinco duros, que se gaste uno. Ya está la economía. Pero si el hombre que gana cinco duros se gasta seis, ya se ha jodido la economía. Yo si no lo tengo, no compro. No hay bien que siempre dure y esto va a terminar muy mal, ¿eh?, va a terminar muy mal”.

Y ha terminado muy mal, como anticipó Isidro hace cinco años. Pero olvidó este profeta popular advertirnos que no sería igual de mal para todos, ya que el grupo privilegiado causante de la desgracia colectiva, no siente el mordisco del paro, ni el arañazo del hambre, ni el peso de la justicia.

IMPUNIDAD DE LOS CULPABLES

IMPUNIDAD DE LOS CULPABLES

Cuando los cuartos de vuelta a la economía doméstica se están convirtiendo cada viernes en vueltas enteras, se hace difícil comprender, y más imposible aceptar, la impunidad que disfrutan los responsables de la situación, por mucho que quieran convencernos de lo contrario, pontificando desde aterciopelados sillones políticos y enmoquetados consejos de administración.

Ahorrar no es sólo evitar gastos y apretar el cinturón a los demás, sino gastar bien el dinero de todos. Quienes han tirado con pólvora ajena sobre objetivos megalomaniáticos,  tienen que pagar por ello aunque la ley no facilite la tarea, el amiguismo lo impida y el miedo a perder el pesebre cierre la boca a los denunciantes de las trampas.

¿Quiénes fueron los responsables del aeropuerto fantasma de Lérida y del peatonal de Castellón,  que costaron 82 y 200 millones de euros?

¿Dónde están los iluminados que gastaron 400 millones de euros en unas inoperantes obras de la Ciudad de la Cultura gallega?

¿Qué hacer con los “artistas” que implantaron en Alcorcón la inservible Ciudad del Circo aportando 120 millones de euros vecinales?

¿Cuándo van a ser castigados los responsables de la ruinosa Ciudad de la Luz, L’Ágora, los veloces circuitos urbanos y Terra Mítica?

¿Sigue por ahí el responsable de haber gastado lujosamente en las obras del Palacio de San Telmo la cantidad de 60 millones de euros?

¿Tiene algo que decirnos el dirigente político que dilapidó 90 millones de euros en el puerto de Laredo, donde no hay un solo barco en los amarres?

¿Qué alcalde ha dejado empeñados a los madrileños con 6.891 millones de euros hasta el año 2040 en que habrán pagado 10.406 millones de euros?

No vale la pena seguir, pero debemos saber que muchos de estos personajes  nos gobiernan todavía. Otros están bien acomodados en sillones donde el sudor ajeno nutre sus cuentas corrientes. Y la mayoría de los despilfarradores mantienen privilegiados sueldos mientras nos exigen austeridad, sacrificio y pobreza a los demás.

ES OTRO EL PROBLEMA

ES OTRO EL PROBLEMA

No cabe duda que pintan bastos en la economía, en la política, en el trabajo y, especialmente, en la policía. No cabe duda que quienes tienen la responsabilidad de dar una solución no la encuentran. No cabe duda que la inocente mayoría silenciosa soporta todo el peso de la crisis. No cabe duda que muchos parados pasan hambre. Pero ese no es el problema.

El problema no es que disminuyan las ventas de vehículos para el pueblo, sino que aumenten exponencialmente las compras de coches de lujo.

El problema no es que las arcas públicas estén secas, sino que quienes las han vaciado mantengan llenos los bolsillos.

El problema no es que debamos apretarnos el cinturón, sino que quienes nos dicen los agujeros que debemos acortar, usan tirantes.

El problema no es que los alumnos de la enseñanza pública reciban clases en una nevera, sino que los hijos de quienes apagan la luz vayan en manga corta.

El problema no es que la sanidad pública utilice parches Sor Virginia, sino que quienes envían enfermos a ellas, reservan habitaciones en la Clínica Ruber.

El problema no es que se rebajen los sueldos, sino que los políticos reciban dietas, complementos y salarios muy superiores al común de los ciudadanos.

El problema no es el despilfarro que se ha hecho de dinero público para satisfacer caprichos políticos, sino la impunidad de sus autores.

El problema no es que España ocupe un puesto destacado en el ranking de la corrupción, sino la falta de ejemplo moral y compromiso ético de los políticos.

El problema no es que aumenten los impuestos para mejorar los servicios públicos, sino el empleo que se da al dinero recaudado por el fisco.

El problema no es que falte dinero en las arcas públicas, sino el imparable aumento del fraude fiscal y el descanso de capitales el paraísos fiscales.

El problema, en fin, no es otro que la incompetencia de los dirigentes, la impunidad de los políticos, las gateras de las ley, el cinismo institucional, la falta real de participación, la politización de la justicia,… En definitiva, la caricatura democrática con que se viste el sistema, tan lejana de la soberanía popular y el gobierno ciudadano.

GENE SHARP I I

GENE SHARP I I

El noventa por ciento de los ciudadanos del mundo necesitamos leer la segunda parte del libro de Gene Sharp, a la vista del éxito mundial obtenido con la primera parte de la obra en países como Birmania y Egipto, por citar dos de ellos entre la decena que ya se han beneficiado de sus tesis.

Con su primer ideario “De la dictadura a la democracia. Un sistema conceptual para la liberación” ha conseguido liberar a muchos pueblos de funestas dictaduras, predicando la revolución pacífica, desde su Institución Albert Einstein con sede en Boston.

Ahora le toca escribir la segunda parte. Tiene que decirnos Gene cómo pasar de un sistema capitalista sin futuro a otro nuevo sistema que haga más felices a la mayoría de los humanos, recurriendo para conseguirlo a las pacíficas armas que han puesto patas abajo a muchos regímenes totalitarios.

La respuesta a la inevitable decadencia del capitalismo sólo puede venir de mentes como la de Sharp, si no queremos hundirnos en la mierda antes de lo previsto y sin posibilidad de redención futura.

Algo que fue bueno en el contexto del siglo XV, cuando surgió el capitalismo al hilo de los intercambios marinos y la transformación de las fuerzas productivas, ya no sirve para el siglo XXI. Algo, como el dinero, que fue instrumento de cambio en su época, se ha convertido en referente obligado para este capitalismo feroz que convierte en mercancía hasta los valores morales más esenciales.

Todo ello en un marco institucional soportado en tres pilares deteriorados, donde la política, la religión y la economía especulativa ya han dicho todo lo que tenían que decir en la historia de la humanidad. Soportes obsoletos y rancios que no merecen el poder que tienen y han de ser sustituidos por odres nuevos.

Si estamos viviendo una crisis originada por deudores que no pagan a especuladores, la solución no pasa por limitar las posibilidades de trabajo y recursos de los insolventes, sino en promover nuevas áreas productivas que fomenten el mercado laboral y permitan a los entrampados pagar su deuda, sobre la base de que sin gasto no hay producción, sin producción no hay dinero y sin dinero es difícil pagar empréstitos.

Digo esto, como buen español, que sin entender de ello me permito la licencia de opinar, ejerciendo un derecho que a nadie perjudica porque no decido nada. Quien tiene que darnos una solución a la crisis del capitalismo es Sharp, o alguien como Gene Sharp, a quien cedo la palabra.