HORMIGÓN CUTÁNEO

HORMIGÓN CUTÁNEO

Captura de pantalla 2015-01-29 a la(s) 05.56.34

Confirman los fabricantes de cemento Portland que han agotado las existencias en todas sus fábricas para endurecer con hormigón armado la cara del patriarca independista catalán y deshonorable presidente de la Generalidad, que sucedió al exiliado Tarradellas y precedió al desmemoriado Maragall.

Cara dura, contra la que se estrella la dignidad política, se hace añicos la honradez personal, se quiebra la verdad y se oculta la estafa, el abuso, la mentira y el patrioterismo que entontece a muchos catalanes, cuando sobre el hormigón de los mofletes pinta la señera protectora de sus desmanes.

La declaración realizada por este sujeto ante la jueza, pone de manifiesto que su cementado rostro estaba recubierto de una gruesa pátina de Neobacitrín, el producto que fabricaba su padre en Laboratorios Fides, utilizado por él para protegerse de las irritaciones cutáneas generadas por los silbidos y abucheos de ciudadanos indignados que lo vituperaban a las puerta del juzgado.

El mayor negocio del histrión nacionalista fue colaborar a la “gobernabilidad del Estado”, apoyando a UCD, PSOE y PP, a cambio de silencio ante los porcentajes del 3, 5 ó 20 que volaban desde las concesiones a la hucha familiar, como declararon Carod, Maragall y dos mil más, callando todos ante la amenaza del imputado cuando abroncó y amenazó a los cómplices con agitar el árbol de la corrupción catalana.

Por miedo, no declaró su patrimonio; por desinterés económico, se desentendió de la herencia paterna; por olvido, perdió los documentos acreditativos del legado familiar; por sordera, no escuchó las preguntas de la magistrada; y por su cara de cemento armado tuvo el descaro de saludar, al final de su comparecencia, a la acusación particular, al abogado del Estado, al fiscal y la jueza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.