GATO POR LIEBRE

GATO POR LIEBRE

Unknown

A quienes engullen habitualmente liebres es difícil engañarles poniéndoles una tajada de gato en el plato, porque distinguen sin esfuerzo la carne del minino que se le ofrece, del fibroso tejido de la leporidae, aunque ciertos políticos ignoren esto, a pesar de su mucha afición a la caza de voluntades ajenas.

Igualmente, disfrazarse con plumajes que pertenecen a otros no conduce a parte alguna, salvo a la pretensión de querer emular a las águilas reales, cuando el farsante que lo intenta no pasa de ser una vulgar ave de corral, incapaz de levantar el vuelo con sus propios méritos y esfuerzos.

Los impostores deben saber que cada cual tiene fatalmente el tamaño que le corresponde, sin posibilidad de modificarlo por mucho que se empine y estire el cuello, como ya nos anticipó Edward Young diciéndonos que tan pigmeo es el pigmeo que sube a una cumbre, como grande es la pirámide que se levanta en un valle.

Los políticos que caminan con zancos de amiguismo y se apoyan en andaderas de nepotismo, intentando aparentar más de lo que son, ignoran que unos y otras son frágiles y quiebran al primer golpe de sentido común que los vecinos propinen a la imagen que intentan mostrar en el espejo social, distorsionando la realidad, como en los esperpentos del barbudo Inclán.

Los protagonistas del engaño llevan dolorosa penitencia en su pecado porque terminarán convertidos en estatuas sociales de sal en su afán de fingir la realidad, aunque eso les sirva para trepar, porque como dijo cínicamente Beaumarchais: para ocupar buenos puestos en las listas electorales hay que ser mediocre y rastrero, pudiendo llegarse a todo en la organización y a nada en la conciencia ciudadana.

Vamos, que de poco sirve aparentar lo que no se es porque la realidad es inexorable por mucho que ciertos políticos echen mano de las urnas para subirse a las papeletas electorales pretendiendo alcanzar una altura que no les corresponde y darnos gato por liebre a todos los ciudadanos expertos en carne de liebre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.