EL FRAUDE FISCAL NO TIENE SOLUCIÓN

EL FRAUDE FISCAL NO TIENE SOLUCIÓN

Quienes hubieran leído el original de este artículo se sorprenderán al ver que el actual nada tiene que ver con el anterior.

Efectivamente, la confianza en un amigo bienintencionado que me envío los datos que utilicé para escribir el artículo, me impidió contrastar las noticias que me mandaba. Pero otras tres personas – dos amigos y un desconocido – me han advertido sobre los «añadidos» que en tal reseña se consignaban, obligándome a ir a las fuentes originales para comprobar que en el artículo de Vicenç Navarro, publicado el 21 de octubre no aparece ninguno de los nombre referidos por el primer amigo, que yo cometí la ingenuidad de creerme y reproducir en esta bitácora.

Asumiendo la responsabilidad que me corresponde, pido disculpas a las personas citadas en aquel artículo y «prometo que no volverá a ocurrir», al tiempo que exculpo a mi informador porque él también cayó en la trampa que le tendió su hermano sin segundas intenciones.

No es el temor a la justicia lo que me lleva a la corrección, sino en estricto servicio a la verdad que siempre he tenido como guía en mis actuaciones.

Queda dicho.

Un comentario en «EL FRAUDE FISCAL NO TIENE SOLUCIÓN»

  1. Tengo que agradecerle que ha demostrado usted ser una persona entera y con categoría. Posiblemente no me hubiese atrevido a ir a un juzgado. Me dan demasiado respeto. Pero estaba muy cabreado viendo que el buen nombre de muchas personas, muchas de las cuales posiblemente no hayan defraudado nada en su vida, estaba siendo vilipendiado por una manipulación. Posiblemente detrás de la manipulación original esté alguien interesado en desprestigiar todo el sistema, antesala de las estrategias fascistas.

    Usted ha demostrado coherencia con lo que dice en su blog habitualmente. Honradez y justicia. Ha ganado un lector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.