CRISTINA TIENE SUSTITUTA

CRISTINA TIENE SUSTITUTA

Unknown

Puesto que la infanta Cristina se niega a obedecer a su progenitor, manteniendo tozudamente sus pretensiones a la corona de España, el Tribunal Supremo ha decidido echarle una mano al rey-padre buscándole una sustituta en la línea sucesoria a la esposa del choricete vasco, aceptando el Pleno de la Sala Civil la demanda de paternidad interpuesta por la ciudadana belga Ingrid Sartiau al abdicado vividor que se pasea por el mundo con el dinero de los vasallos, mientras su esposa compra en Harrods llevando del brazo a su hermana Irene.

Si el ADN de los restos dejados en un vaso por rey demuestran que Ingrid tiene razón, se pondría patas abajo la corona de España porque su hermano Alberto Solá sería el legítimo heredero a la corona, por mucho que el alto Tribunal se niegue a investigar su vinculación filial con el padre del marido de la periodista ovetense.

Este hecho puede demostrar algo que no necesita demostración para los mortales, pues hasta los osos polares que deambulan por Alaska saben que todos los dinteles de las puertas que franquean las habitaciones del Palacio de la Zarzuela tuvieron que ampliadas para que la real dama griega pudiera pasar por ellas.

La señora Sartau con ayuda del Tribunal Supremo pueden finalmente demostrar que Juan Carlos de Borbón es Borbón de pura cepa, acreditando un pedigrí de genuina raza borbónica, pues ya su tatarabuela Isabel, su bisabuelo Alfonso XII y su abuelo Alfonso XIII tuvieron hijos ilegítimos fruto de sus calenturas amorosas, como la disfrutada por Juan Carlos los tres días que pasó encamado en Marbella con la madre de la demandante.

La bartardía es la enfermedad moral hereditaria de los borbones a lo largo de la historia, de la que no se ha librado el rey-padre, escondiéndose bajo un casco por las noches cuando salía en moto de palacio, buscando en discreta alcoba un cuerpo donde saciar la ardentía que su esposa era incapaz de saciar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.