ALGO SE MUEVE EN CATALUÑA

ALGO SE MUEVE EN CATALUÑA

images

El baile de cifras y la interpretación que cada cual hace de los resultados numéricos obtenidos en la consulta catalana, recuerda la afirmación de Borges advirtiendo que la democracia es un abuso lamentable de la estadística, donde los números permiten el manejo de voluntades opuestas a los resultados electorales de los vencedores.

El fracaso proclamado por quienes argumentan que dos tercios de silenciosos catalanes están en contra de la independencia, contrasta con la euforia de los que se abrazan celebrando el éxito del 80 % de vecinos representantes del tercio catalanista que quiere segregarse del resto del país, por considerar que están metidos en un negocio español que no les parece rentable.

Mientras unos y otros debaten sobre tales asuntos, sobrevuela por encima de toda discusión una realidad que nadie sensato puede obviar, porque algo importante se mueve en Cataluña que no puede resolverse con un plasma informativo, saliendo por la puerta de atrás de Congreso o manteniéndose en el centro de la escalera, confundiendo al personal sin saber si se sube o se baja.

La taurina figura del Tancredo inmóvil en el centro de la plaza, pretendiendo que el toro de la realidad social no se fije en él, es un grave riesgo que puede acabar en peligrosa cornada que se lleve por delante la femoral de la convivencia, provocando una hemorragia de irritación ciudadana de consecuencias históricas inimaginables.

Un comentario en «ALGO SE MUEVE EN CATALUÑA»

  1. El peor ciego es aquel que no quiere ver, aquí hay ciegos por todas partes y terminaremos como la estampa de Goya. Cataluña hace 500 años que se siente incómoda con España. Los procesos independentistas culminan con éxito si son violentos. De forma pacífica y democrática solo son posibles mediante una estrategia de largo alcance, los recursos los ha puesto a su disposición la democracia. Después de casi 40 años de proselitismo los catalanes están maduros para reclamar su independencia. Ese referéndum que reclaman tenía que haberse celebrado, en condiciones imparciales hace 20 años. Pero da igual el resultado, si sale negativo, sus impulsores reclamarán otra consulta cuando estimen propicio y así hasta conseguirlo.
    Son insaciables en su estrategia y no se piense que con la independencia se acaba el problema, luego apostarán por Baleares, ya están sembrando, y más adelante por la Comunidad Valenciana, ya hay aproximaciones, para finalmente intentarlo con los territorios franceses. Ese es el plan de largo alcance

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.