LA SUERTE ESTÁ ECHADA

LA SUERTE ESTÁ ECHADA

a

Julio César pronunció la frase “alea iacta est” antes de cruzar el Rubicón, con menos fe en la victoria que la mantenida por el grupo de once salmantinos que gritamos ayer con una sola voz “la suerte está echada”, antes de salir en un futuro inmediato a la palestra social salmantina con un proyecto ilusionante en las manos, para ofrecerlo a todos nuestros paisanos.

Aspiración que llevamos tiempo cocinando en los fogones de la esperanza, con desmedido entusiasmo, incondicional entrega y vocación de servicio, para llevar en volandas al más grande intelectual que ha tenido el Estudio en sus ochocientos años de historia, hasta el último rincón de la ciudad, sin esperar a cambio otra cosa que satisfacción por el empeño común que emprendemos.

Primer brote de un pequeño arbusto que esperamos se transforme en árbol frondoso con las hojas charras que en sus ramas crecerán, asociándose para hacer realidad lo que ahora no es más que noble intención de congregarnos a la sombra del maestro para recibir ejemplo de su testimonio vital, complacencia en su obra literaria, certificación de su honrado compromiso político y aserción de su entrega intelectual.

En manos de los que quieran unirse a nosotros pondremos el proyecto que presentamos esta mañana a quien corresponde, sin posibilidad de retroceso porque la suerte está echada con vocación perdurable, esperanza a flor de piel, esfuerzo anticipado, fortalecida voluntad, ilusión abanderada y entusiasmo creciente, manteniendo juntos la utopía visionaria de una hipotética realidad futura que suponemos cierta.

Artículos relacionados:

SOLEDAD FINAL Al rodearme José Antonio con sus palabras en un abrazo solidario, unido al incondicional amor filial a la madre que tantos días humedeció la almohada con lágrimas de viudedad al verlo partir hacia el Infanta, no he tenido más opción que tomar la pluma para verter el sacudimiento interno que su recue...
CRUZANDO EL RUBICÓN Cuando Julio César decidió cruzar con sus tropas el arcilloso río Rubicón, sabía que la guerra civil sería inevitable, algo que no nos sucederá a partir de hoy a los once salmantinos que ayer cruzamos el metafórico rubicón con un proyecto en la mano, la ilusión en el alma, el esfuerzo a la espalda...
VAMOS A ESTRUJAR EL DÍA Es obligado soplar cada mañana la negra nube de la rutina para cruzar felices el rubicón del día que nos espera. Hay que apartar la losa agónica de la nada eterna para alcanzar la resurrección en la jornada. Es preciso gritar, alzar los brazos, cantar, reír y saltar asombrados ante el milagro de l...
SOLEDAD POST-ELECTORAL Pasado el rubicón electoral, vagan por los pasillos de las sedes partidistas y se esconden en los rincones sociales los aspirantes a escaños que han sido rechazados por las urnas, sin encontrar consuelo en las palmadas de ánimo que le dan en la espalda los compañeros afortunados por el recuento de...

Un comentario sobre “LA SUERTE ESTÁ ECHADA

  1. Enhorabuena por la iniciativa. ¡Que pena que estas cosas no sean mas visibles!
    En esta sociedad hay que ENSEÑAR , sobre todo a los jóvenes, que hay personas altruistas e ilusionadas.
    Asociarse para tan noble tarea es el inicio de un gran camino, les deseo un largo recorrido , todo tipo de éxitos y, sobre todo, que disfruten cumpliendo sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.