A CIENTO NOVENTA EUROS LA SOLICITUD

A CIENTO NOVENTA EUROS LA SOLICITUD

Unknown

Siguiendo el ejemplo del ministro Gallardón, obligando a pagar tasas judiciales a quienes soliciten revisión de sentencias que consideren injustas, el futuro Complejo Educativo que se está construyendo en Granada con el nombre de “María Nebrera”, exige el pago de 190 € a los profesores que aspiren a ocupar uno de los 90 puestos de trabajo que ofrece semejante centro ¿educativo?

Eso sí, los 190 € entregados por cada uno de los profesores que consigan el puesto de trabajo quedarán en poder del colegio, para hacer frente a los gastos de aire y desgaste de suelo, ocasionados por los docentes. Y los 190 € correspondientes a cada aspirante desechado tampoco serán devueltos, para hacer efectivo el pago del trabajo realizado en romper las solicitudes que enviaron y arrojarlas a la papelera.

¿Qué se puede esperar de un centro educativo que inicia su andadura especulando con el paro y la necesidad ajena? Pues, en principio, escaso ejemplo moral para la comunidad educativa y la sociedad granadina. Un centro que arrincona la ética y sacrifica el respeto humano a la caja B, no merece ni uno sólo de los clientes a que aspira, por la degradación de valores humanos que ejemplariza.

¿Complejo educativo? ¿De qué educación hablan los promotores? ¿En qué vicios van a viciar a sus clientes? ¿Con qué fines van a deformarlos? ¿Qué modelo de ciudadano intentan conseguir? Cabe suponer que el proyecto curricular desarrollado en sus j-aulas incluirá objetivos, contenidos, metodología, recursos y evaluaciones, tendentes al adiestramiento de jóvenes para la insolidaridad, la especulación y la estafa.

Hasta ahora, pensábamos que el colmo de la avaricia era quitarle el caramelo a un huérfano, pero nos damos cuenta de nuestro error al ver campar la codicia por los despachos educativos, sorprendidos con semejante especulación, sin que las autoridades educativas, sindicatos, jueces y fiscales intervengan, porque nunca pudimos imaginar que la especulación con el paro y la pobreza pudiera llegar a tal extremo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.