CROISSANT – CRUASÁN

CROISSANT – CRUASÁN

Unknown

La conversación mantenida ayer con unos amigos mientras desayunaban cruasanes y yo tostada con aceite, me obliga a recordar que el bollo de hojaldre en forma de media luna fue inventado por los austriacos en 1683, aunque los franceses se atribuyeran la creación de esta masa hojaldrada con levadura y mantequilla, que bautizaron con el nombre de croissant, aludiendo al cuarto “creciente” de la luna.

Tuvo su origen el cruasán en las disputas mantenidas por vieneses y turcos durante el asedio de estos a Viena, cuando quisieron conquistar la ciudad austriaca al mando del visir Mustafá, poniendo cien mil otomanos a sus puertas y cercándola durante meses a la espera de su rendición, mientras construían túneles por la noche para acceder a la villa por debajo de las murallas, aprovechando que los vieneses dormían.

Pero los madrugadores panaderos detectaron golpes de piquetas bajo sus pies, alertando al ejército adormilado en los cuarteles para que despabilaran, expulsando en pocos días al invasor de los pasadizos y cerrándolos a cal y canto para evitar nuevas incursiones de los infieles a través de ellos.

Viena se salvó definitivamente de los otomanos cuando un polaco asentado en la ciudad escapó del cerco otomano para solicitar ayuda a Carlos V de Lorena, que liberó con su ejército y civiles polacos la ciudad, celebrando la victoria con bollos dulces en forma de media luna llamados Kipferl, precursores del croissant francés, que apareció en 1838 con el nombre de kaisersemmel o pan vienés.

También se cuenta que el entonces emperador austriaco, Leopoldo I, compensó a los panaderos sus servicios, autorizándoles a llevar al cinto la espada que tanto habían solicitado, y agradeciendo al emperador el detalle elaborando un bollo en su honor que sirviera de mofa a los turcos, ideando un panecillo en forma de media luna que hoy desayunan millones de personas en el mundo, incluidos los turcos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.