EL PUEBLO ORDENA FRATERNIDAD

EL PUEBLO ORDENA FRATERNIDAD

images

Nos faltaba a los españoles año y medio para recuperar la democracia perdida el 18 de julio de 1936, cuando nuestros vecinos portugueses cantaron a los cuatro vientos, con claveles en los orificios de los fusiles militares, la prohibida canción “Grândola, Vila Morena”, para decirle al mundo que la dictadura salazarista pasaba a mejor vida en la República portuguesa, después de cinco décadas de dominio.

Hace hoy cuarenta años que la emisora católica Renascença envió de madrugada ondas al aire anunciando el inicio de la Revolución de los Claveles, proclamando la orden popular de convertir Portugal en tierra de fraternidad haciendo “en cada esquina, un amigo; y en cada rostro, igualdad”, jurando tener por compañera la voluntad de Grândola.

Las guerras coloniales, el mercantilismo y la autarquía alimentaron el creciente descontento del pueblo, con fuerza suficiente para alentar el ánimo de los militares, aglutinados en el Movimiento de las Fuerzas Armadas que dieron un golpe de mano en la mesa presidencial de Caetano, más certero puñetazo que el Levantamiento de Caldas.

Hoy, después de otras cuatro décadas de silencio, el pueblo ha vuelto a recuperar la canción para gritársela al Gobierno actual en el Parlamento portugués, como protesta por los recortes que ahogan al país vecino con similar fuerza que retuercen el cuello de muchos españoles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.