Navegando por
Día: 26 octubre 2013

AMAS DE CASA

AMAS DE CASA

Unknown

No existe oficio menos reconocido, peor remunerado y más desprotegido que el realizado por las “amas de casa” en la familia tradicional, impuesto a las mujeres por una milenaria cultura, desde que los primeros homínidos se cobijaron en las cavernas y las féminas se encargaron de limpiar la casa, cuidar los hijos, aderezar los víveres y otras funciones, nunca valoradas socialmente, ni estimadas laboralmente, ni agradecidas familiarmente.

La familia convencional añade a los quehaceres domésticos femeninos, la exigencia de abnegación diaria a las mujeres. Es decir, el requerimiento del sacrificio gota a gota, de la renuncia cotidiana a los propios intereses, del abandono de aspiraciones y la retirada de personales deseos a favor de la familia, llegando a la negación de sí mismas en beneficio de los demás y  desgastando su vida por ellos.

Insustituibles penélopes y trabajadoras ignoradas, que agotan su vida entre cazuelas, escobas, fregonas y mercados, haciendo y rehaciendo cada día los mismos quehaceres sin lucimiento alguno, ni recibir palabras de aliento, ni compartir entusiasmos, mientras se marchitan en cotidiana rutina, con la tentación pasajera de abandonarlo todo algún día.

Quienes llegan hasta el final desengañadas, se preguntan por el fracaso de sus expectativas y buscan a los culpables de robarles las aspiraciones y los sueños, cuando apenas les queda ya curiosidad alguna por saber qué había más allá de las paredes domésticas. Y la amarga soledad, que siempre las acompañó, les recuerda el vuelo de las águilas a quienes fueron obligadas por las sociedades laicas y religiosas a ser gallinas cluecas.