Navegando por
Día: 12 octubre 2013

DESCUBRIMIENTOS DE LOS CONQUISTADOS

DESCUBRIMIENTOS DE LOS CONQUISTADOS

images

Hace hoy 521 años que tres navíos españoles al mando del navegante Cristobal Colón llegaron a la isla bahanameña de Guanahaní, descubriendo que estaban donde no pensaban y convenciendo a los indígenas que no estaban donde ellos pensaban, a golpes de leyes, cristazos y latigazos.

Efectivamente, el descubrimiento de América permitió descubrir a los descubiertos, que no eran lo que consideraban que eran, ni sabían lo que creían saber, ni tenían lo que imaginaban tener, ni estaban donde sospechaban, ni les gobernaba el rey que obedecían, ni adoraban dioses verdaderos, siendo pecadores en pecado sin haber cometido pecado, que debían someterse a un Dios, un rey y una ley, desconocidos para ellos.

Los descubridores españoles descubrieron el nuevo mundo, pero los nacidos en ese mundo nuevo aprendieron con la llegada de los conquistadores lo que nunca sospecharon. Fue tan así, que los aborígenes propietarios de aquellas tierras, descubrieron con la llegada de los explotadores que no eran nativos, sino indios de una India en paradero desconocido.

Los nacidos en montañas y valles conquistados, descubrieron que debían sumisión, respeto y obediencia a un lejano rey que se había adueñado de sus propiedades.

Los conquistados descubrieron que no habitaban la “madre tierra”, ni la “cuna de los vientos”,  sino un territorio llamado América.

Los oriundos descubrieron las ropas, el calzado y la pólvora, dándose cuenta que estaban desnudos, descalzos y desarmados ante los arcabuces reales.

Los indígenas descubrieron que vivían en pecado, mereciendo por ello penitencias terrenales, torturas inquisitoriales y eternas llamas infernales.

Muchos originarios del nuevo mundo descubrieron el dolor de ser quemados vivos por adorar el sol y otros dioses ancestrales que les habían protegido durante siglos de todos los males, con los mismos beneficios que los cristianos habían recibido de su Dios, empeñados en seducir a los desconfiados a cristazo limpio.