UN REY MUY OCUPADO

UN REY MUY OCUPADO

Pena. Eso es lo que me da el rey con tantas ocupaciones como tiene desde hace 36 años. Pena, no exenta de incondicional apoyo por mi parte, y comprensión por su desconocimiento sobre la realidad inmediata que le rodea.

Tantos quehaceres tiene el monarca que no le permiten informarse de nada que no sean asuntos de Estado. Tantos, que ni siquiera recibe información sobre el estado de sus cuentas corrientes, sus negocios, los negocios de sus familiares y el enriquecimiento ilícito de sus amigos. ¡Qué duro es ser rey!

Entre reuniones, comisiones, viajes, banquetes, operaciones quirúrgicas, amoríos, cazas de osos en Rumanía, regatas, esquí, paseos nocturnos en moto por Madrid rumbo a lo desconocido camuflado bajo el casco, baños familiares en el mar, entrevistas con amigos, – y con amigas, claro -, partidos pádel, etc., no tiene tiempo para saber los guisos financieros, bursátiles y mercantiles que se cuecen en su propia casa. Pobre hombre.

No me extraña que políticos, periodistas, jueces y ciudadanos, permanezcan en silencio sin pedirle explicaciones de lo que sucede en su círculo más íntimo, porque saben que sus múltiples actividades le impiden informarse de cuanto sucede en su familia.

Sin ánimo de molestar, debemos reconocer que tal actitud no es un buen ejemplo a seguir por el resto de los españoles, porque si nos decidiéramos a seguir sus pasos no sé muy bien donde iríamos a parar. Bueno, sí; me temo que acabaríamos con él en las calderas de Pedro Botero, según predica la Iglesia que le acoge en su seno, fanática defensora de la familia.

Entendiendo, claro, la familia como grupo de personas emparentadas entre sí, que comparten problemas, ilusiones, afanes, inquietudes y bienes materiales, donde la comunicación sincera y la convivencia, es la base que nutre el amor que a todos sustenta. Si esto es así, no se entiende muy bien qué le sucede al monarca, porque no se entera de los negocios familiares ni de los suyos propios. Vaya por Dios. Precisamente tratándose de la familia real que debería ser el santo y seña de los ciudadanos, guía de conducta y espejo donde mirarnos los súbditos para imitar el testimonio de su ejemplar comportamiento.

Dicho esto, la situación actual me hace pensar que el pobre rey está sólo y sin familia, porque nada sabe de ella. Y no sólo eso, sino que también ha sido traicionado varias veces por los amigos que se han aprovechado de él, ocultándole las fechorías que los llevaron a la cárcel. Ahí se encuentra el origen de mi comprensión hacia el monarca y el compadecimiento que siento por él.

¿Quién puede pensar que el rey sabía y toleraba las andanzas y el origen del súbito enriquecimiento de su hija y del yerno deportista? Por favor.

¿Alguien duda que el rey desconocía los movimientos de manos y nariz del exduque de Lugo y las cuentas corrientes que tenía la infanta con su marido? Vamos, hombre.

¿Qué ciudadano puede creerse que el rey conoce el enorme saldo de sus cuentas corrientes y los negocios que otros hacen en su nombre, con lo ocupado que está en resolver los problemas del país que tanto afectan al pueblo, a él y a su familia?

Confieso que cada día se multiplica mi solidaridad con el rey y se acrecienta mi monarquismo, hasta el punto de solicitar para él un puente de plata.

Artículos relacionados:

ESTOS REPUBLICANOS… Andan alborotados los republicanos contra el monarca porque los españoles hemos tenido el detalle de regalarle una cinta para caminar de 14.000 euros, desconociendo que sus ingresos no dan para tanto. Igualmente, siguen estos perturbadores de los "36 años de paz" sin comprender que los escarceos am...
IMPUNIDAD La falta de castigo para quienes cometen delitos es el mayor daño que sufre la  justicia al desigualar los ciudadanos ante ella, sin que estos puedan hacer nada por evitarlo, salvo consolarse en la mentira oficial de que todos somos iguales ante la ley. La impunidad de algunos bandoleros ofende a...
PERPLEJIDAD Las cosas que suceden en este país están dejando perplejos a muchos ciudadanos y sin capacidad de respuesta, inmovilizados por un asombro que aturde su ánimo, ante los detestables hechos que presencian atónitos frente a la pantalla de la vida. Que algunas esposas de presuntos corruptos ignoren la...
BODA DE PASODOBLE El borbón Alfonso XII se casó con María de las Mercedes a las doce de la mañana de un día como hoy de 1878 en la basílica de Atocha, contrariando a la ninfómana reina madre que no asistió a la boda, al Gobierno presidido por Cánovas, a las Cortes y al lucero del alba, como no podía ser de otra man...

3 comentarios sobre “UN REY MUY OCUPADO

  1. Excelente artículo, el cual hago mío por coincidir en todos sus puntos con mi propia opinión. Puente de plata, pero la de la gata es lo que le desearía yo. Pero lo más curioso de la situación se el silencio de opinión sobre el tema de más actualidad: «El caso Urdangarín». Tan solo los medios de comunicación y seguramente por la obligatoriedad de informar sobre la noticia que lo es, pero son una especie de paso de puntillas y esgrimiendo un respeto máximo hacia el entorno «real». Si esto que está ocurriendo con «la familia», estuviera ocurriendo con políticos de cualquier signo, los medios contrarios a cada tendencia estarían despedazando sin piedad, los medios afines informarían rigurosamente pero al fin, lo harían desgranando todos los recovecos del caso hasta incluso traspasar la línea legal. Pasa incluso con la opinión popular, en la que se denota cierta permisividad o compasión hacia la figura del rey… Digo esto porque yo mismo he podido comprobar la ausencia de opiniones al respecto por ejemplo entre mis amistades que frecuentan mi muro en «facebook». Simplemente dejé una frase o comentario sobre el tema en mi muro: «¿Y Urdangarín, qué?. Ni un solo comentario por respuesta. Y tengo que decir que entre mis amigos, los tengo de todas las ideologías, de derechas, de izquierdas, indignados, resignados…
    Quede para mi mi propia opinión, coincidente ahora con la tuya, por lo que la expreso y comparto en este sitio el cual no es la primera vez que visito, pero si la primera vez que aprovecho para comentar y de paso felicitarte por el excelente blog, el cual y si no te importa, alojaré en el espacio «webs favoritas» de mi blog.
    Un abrazo de un compañero de otra generación del Infanta.

  2. Cuando uno cree que ya está curado de espantos, que después de todo lo visto y oído en los últimos años es dificil que algo le haga levantar la ceja, hay situaciones que ván un poco más alla y ponen de manifiesto que la desfachatez de algunos no tiene límites y que en este país somos capaces de aguantar casi de todo sin mudar el gesto.
    Gracias Paco, leo tu blog casi siempre, en algunas ocasiones estoy totalmente de acuerdo contigo, en otras no tanto, pero tus reflexiones siempre son una referencia; ayudan a pararse, pensar y recordar que a pesar de todo lo que hemos vivido en los últimos tiempos, no todo vale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.