Navegando por
Etiqueta: urnas

URNAS PELIGROSAS

URNAS PELIGROSAS

tejerina-urnas

La incomprendida ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, se encuentra indefensa ante las críticas recibidas por advertir al pueblo sobre el peligro de las urnas, creyendo los ignorantes ciudadanos que la señora se refería a esas cajas transparentes con ranura en la parte superior por donde se introducen papeletas electorales o respuestas populares a las consultas de los gobiernos democráticos.

Pues no, amigos, no es así. La menistra – que diría Paco Martínez Soria – habla de unas plantas venenosas que contaminaron su infancia en el colegio vallisoletano de La Enseñanza, cuando una monja de la Compañía de María le dio a beber una infusión de urnas a comienzos de los años setenta, para inmunizarla contra la epidemia democrática que se avecinaba.

Sabe esta ingeniera agrónoma de plantas lo que nadie sabe y tiene un espíritu protector tan comprometido con la ciudadanía que le lleva a prevenirnos de las ampollas, quemaduras, vómitos y trastornos gastrodemocráticos que sufriríamos por ingestión de urnas o simple inhalación de estas plantas con cañete como purgante.

Las propiedades alucinógenas de tales hierbas silvestradas ha dilatado las pupilas de Tejerina, provocándole confusión mental, delirio extrasensorial y aceleración del ritmo cardiaco, ante la posible intoxicación masiva del pueblo con estos vegetales.

La atrofiapina, tremiedol, escapatelamina y marchatesol que contienen, provoca en las personas vacunadas contra las urnas en la infancia, ciertas convulsiones verbales atróficas, calambres cerebrales y diarreas mentales esporádicas, con graves  consecuencias para su inmediato futuro, pues la mantendrá en estado de coma y aletargamiento los meses previos a las intoxicación masiva del pueblo con tan bebedizo.

NEBLINAS

NEBLINAS

001372a9aeaf1272bb060e

Cuanto más insistan “ellos” en convencernos de lo contrario que pensamos, más empeño pondremos “nosotros” en decirles que el último pelo de tonto que teníamos lo perdimos el día que la partitocracia impuso listas cerradas, la participación democrática se limitó a meter las papeletas en las urnas electorales cada cuatro años, la corrupción institucional  inició su despegue al infinito y la complicidad silenciosa de los que miran, ven, saben y callan, se hizo doctrina interna en los partidos, algunos de ellos hoy casi partidos.

La incapacidad de los políticos profesionales para darse cuenta del sentimiento popular hacia ellos, es la causa del profundo desencuentro entre el universo virtual en que «ellos» viven y la realidad terrenal que sufrimos los ciudadanos, acentuándose esta divergencia en el periodo electoral que estamos padeciendo, del que no sabremos nunca las cuentas ni lo que pagamos por ello, lo cual favorece nuestra salud.

En la neblina que envuelve a los mitineros, estos han perdido la brújula social siguiendo el rumbo equivocado de la paloma de Alberti hacia el norte, cuando su destino debería ser el sur, donde nos encontramos el 85 % de la población, ocasionándoles dicho error visiones oníricas y situaciones ficticias, imaginadas solo por ellos.

Lo que no perciben muchos candidatos es que tales neblinas despistan a poca gente y no impiden la visibilidad de la mayoría por muy bajas y espesas que sean las nubes, ya que el viento de la sensatez común las arrastra hacia la nada, despejando la mente de los sufridos ciudadanos que siguen caminos divergentes a sus regidores.

PODEMOS ME RESPONDE

PODEMOS ME RESPONDE

335views

images

La victoria de Syriza en las elecciones griegas, abre las puertas al espejismo de Podemos, dándome la posibilidad de hacer pública la experiencia personal que he vivido con esta organización política, por ser algo tan inesperado como alentador en un país donde los políticos viven ajenos a opiniones ciudadanas, afectados por una sordera social crónica.

Escribí a el pasado 15 de diciembre en esta bitácora un artículo crítico contra la posición contumaz y errónea mantenida por Íñigo y toda la organización en el “caso Errejón”. Posteriormente les manifesté mi decepción  censurando a Monedero por su torpeza y ambigüedad en la explicación por los euros recibidos. Expresé también mis dudas sobre la viabilidad de su programa, aunque compartiendo el proyecto. He censurado la prepotente imagen mostrada por sus líderes en los platós televisivos. Y, finalmente, advertí sobre el victimismo exculpatorio de considerarse perseguidos por una conspiración masonicocastista.

Reparos personales hechos al partido y a sus dirigentes por los errores cometidos ante las inquietantes situaciones creadas por los protagonistas, sin percibir las consecuencias de semejantes torpezas cometidas por personas de indudable talento político.

Hago pública la agradable y desconcertante sorpresa que me produjo recibir en mi correo privado una respuesta de la organización aceptando mis críticas palabras y agradeciendo la censura recibida, con propósito de enmienda incluido que estimo sincero, quedando asombrado de ello en un país donde la prepotencia política, la sordera a las críticas y el desprecio al ciudadano, han sido norma de conducta en los partidos tradicionales.

Doy las gracias a Podemos por su respuesta a mis palabras; gracias por oír esta voz que clama en el desértico oeste peninsular; gracias por la lección de contrición política realizada; gracias por el esfuerzo de atender a quien no demandó su atención; y gracias por devolver a este ciudadano la ilusión democrática, con la esperanza de no acabar defraudado junto a quienes  les darán su confianza en las urnas.

RESPETO AL CIUDADANO

RESPETO AL CIUDADANO

778views

images

Cuando hablamos de respeto al ciudadano nos referimos al miramiento que meceremos las personas por parte de quienes rigen nuestros destinos, una vez que se ha hecho el recuento de urnas, porque mientras dura la campaña electoral la consideración está garantizado, por la cuenta que le tiene a quienes luego nos pierden el respeto.

Por eso, pedimos a nuestros dirigentes de uno y otro bando, la atención que merecemos, rogándoles menos tomaduras de pelo,  en forma de mentiras, ficticia beligerancia mutua y teatro público que concluye con carcajadas en la barra del bar.

Asistimos a un preocupante crecimiento del apéndice nasal de los políticos que están haciendo de Pinocho un vulgar imitador, por el desproporcionado tamaño que están adquiriendo sus narices, aunque la degeneración de la pituitaria les impida oler el aroma desencantada y el cítrico olor de la indignación popular, harta de soportar descortesías morales y falsificación de hechos, que continúan helando el corazón del pueblo.

Estamos tan cansados de ver volar gaviotas y pétalos de rosa en dirección contraria a la veleta ciudadana, que necesitaríamos verlos planear en otro sentido durante cuatro vidas para creernos sus promesas de redención, porque se trata de una cortina de humo, de un espejismo, de oportunismo ficticio de laboratorio y de política de diseño concebida para seguir ocupando sillones municipales, autonómicos y europeos durante cinco eternidades.

REPRESENTATIVIDAD

REPRESENTATIVIDAD

a

De todas las acepciones que tiene la voz “representar”, ponemos atención en la que define este verbo como la acción de sustituir a alguien, hacer sus veces o desempeñar su función en el lugar que corresponda, sea éste institucional o privado. Es así, que lo fundamental de la democracia es la representatividad, es decir, que el pueblo elige a quienes van a representarle y defender sus intereses.

Las urnas dan poder a los elegidos en las votaciones y otorgan legítima representatividad democrática, pero no conceden sabiduría a los elegidos, ni les impermeabilizan contra el error, ni garantizan la representatividad moral que exigen los electores a sus representantes, algo de mayor estima, valor y mérito que la suplantación legal.

Cuando los representantes populares pierden la legitimidad moral, quedan inhabilitados para el ejercicio de la función pública por mucho que apelen al resultado electoral, porque el pueblo no tolera el quebranto de sus intereses amparándose en la legalidad formal de las urnas, si la representatividad moral va por los despachos oficiales con la pata quebrada.

Deben saber los representantes ciudadanos que las papeletas electorales no son el antídoto universal que contrarresta el envenenamiento popular ante la injusticia social, ni el bálsamo de fierabrás que alivia el dolor por la falta de solidaridad, ni es poción mágica que consuela las mentiras institucionales, por mucho que los políticos se empeñen en apelar a la legítima representatividad de las urnas, cuando la representatividad moral ha huido por la gatera.

RESACA ELECTORAL

RESACA ELECTORAL

a

Realizadas las votaciones, abiertas las urnas y hecho el recuento electoral, los ciudadanos tenemos derecho a reflexionar sobre lo sucedido, discrepando del análisis hecho por periodistas y políticos, pues los candidatos más votados por el pueblo han quedado nuevamente olvidados.

Me refiero a la mayoría absoluta de ciudadanos, representados por el 54,16 % que se abstuvieron, votaron en blanco o anularon el voto. Es decir, sobre un censo de 34.811.024 votantes, suman los desencantados 18.890.209. Luego de los 54 escaños que nos corresponden en el Parlamento Europeo, 30 de ellos deberían estar vacíos.

A mí, como votante que hice cola en el colegio electoral, este es el dato más inquietante en una democracia, cuyo fundamento es la soberanía popular entendida como predominio del pueblo en el gobierno político del Estado que expresa su voluntad en las urnas, dándose el caso de que una minoría de ciudadanos van a decidir sobre la mayoría decepcionada con la clase política.

Esto me parece importante porque la votación de ayer hay que interpretarla en clave nacional, expresando ese dato un brutal desencanto ciudadano, que se multiplica con el castigo dado al bipartidismo, la irrupción de “Podemos” y el ascenso de IU, UPyD y ERC, que confirman la caída del PP y el desplome vertiginoso de los socialistas, que siguen haciendo el Tancredo político, sin moverse en la plaza a pesar de las cornadas recibidas.

ELECCIONES MUNICIPALES

ELECCIONES MUNICIPALES

b

Exiliado y muerto el dictador Primo de Rivera y fracasada la dictablanda del General Berenguer, el presidente del gobierno monárquico almirante Aznar convocó elecciones municipales para el 12 de abril de 1931, sin prever la victoria republicana en cuarenta y una capitales de provincia, que pusieron al abuelo del actual rey en la frontera.

Efectivamente, aquel domingo electoral España se despertó monárquica con la apertura de los colegios electorales, y se acostó republicana al cierre de los mismos, cuando las urnas testificaron la voluntad mayoritaria de los españoles, enviando la monarquía al exilio y dando una pincelada violeta a la bandera.

Fue un día de nervios, incertidumbre y agitaciones para unos y otros, que cinco años después acabarían siendo “hunos” y “hotros”, por obra y desgracia de una salvaje guerra incivil, aunque el bando nacional vencedor de la contienda, pregonara durante cuarenta años que fue por obra y gracia de Dios.

Los temores, temblores y sudores de aquel 12 de abril, se transformaron pasajeramente en esperanzas, ilusiones y optimismo. Promesas de bonanza que terminaron en manos de gobiernos delicuescentes de signos contrarios y a garrotazo limpio entre los vecinos, helando el corazón del españolito que vino al mundo de la mano del poeta, sin ganas de charanga ni juegos de panderetas, con la sangre ennegrecida por una locura colectiva que comenzó con un golpe de Estado.