Navegando por
Etiqueta: especuladores

SANTOS CASI TODOS

SANTOS CASI TODOS

images-1

Superada la resaca del caricaturesco festival de Halleween, incluida la “noche de brujas” importada de países anglosajones, pasamos a festejar cristianamente los santos muertos en la fe católica, aunque muchos de ellos no merezcan la santidad, otros la rechacen y la mayoría acepte este premio de consolación otorgado a los familiares y amigos fallecidos.

No participo de ninguno de los dos festejos, pero comprendo menos que se haya dedicado la noche pasada a historias de miedo y películas de terror, como si fuera poco la que está cayendo, y pretendiéramos ocultar la angustia con disfraces sanguinolentos, cabezas taladradas por cuchillos y rostros deformados para asustar a inocentes vecinos y amigos, sin atrevernos con los farsantes, politiqueros y especuladores, en un alarde público de máxima confusión.

Cuarenta días después del equinoccio de otoño, cuando huye la luz y el frío invernal anticipa las primeras las primeras ráfagas resecando la naturaleza, la liturgia católica invita a celebrar el Día de Todos los Santos desconocidos, honrando la memoria de los muertos desde que el papa Gregorio IV hizo en el siglo IX la propuesta de recordarlos a todos por su santidad el primero de noviembre.

A todos, porque los primeros cristianos celebraban aisladamente el sacrificio de los mártires en el lugar donde fueron sacrificados por la fe, hasta que la coincidencia de muchos de ellos en el mismo día aconsejó el homenaje común de todos los que fallecieron abrazados a la cruz, porque al perseguidor Diocleciano se le fue la mano con las matanzas a inocentes cristianos.

Desde entonces, los cementerios se convierten por un día en centro de peregrinación donde creyentes y descreídos acuden a limpiar tumbas, adecentar nichos y rezar por los familiares que se anticiparon a ellos en el viaje a la eternidad que a todos nos espera, sin posibilidad de redención ni esperanza de resurrección.

NUEVOS RICOS

NUEVOS RICOS

Captura de pantalla 2014-07-19 a la(s) 05.54.25

El dinero fácil que la bonanza económica puso en manos de banqueros y especuladores sin escrúpulos, ha sembrado el país de nuevos ricos a quienes les falta el pedigrí, la prudencia, el talento y la experiencia de quienes heredan fortunas con solera guardadas en cofres blindados bajo una palmera. En esto e diferencian los clásicos millonarios de los nuevos ricos que ostentan poderío económico con tan grosero estilo trilero que indultan socialmente a los históricos ladrones de guante blanco.

¡Qué afán tienen los nuevos ricos en dar la nota! ¡Qué manía de exhibir los objetos robados a la puerta de casa! No es discreción lo que les falta, sino cerebro. No andan escasos de prudencia, sino de sustancia gris. No adolecen de criterio, sino de neuronas. Les ciega tanto la ambición que van tropezándose por la calle con sus propios errores.

¡Roba y calla, coño!, habría que decirles. Pero no pueden hacerlo. Tienen la necesidad patológica de exponer en el escaparate público sus tesoros, y esto es algo que no tiene remedio porque la sabiduría no se compra en ninguna taquilla. Ni el honor, la dignidad, el respeto, la discreción o la templanza.

Sólo pueden comprar con el dinero que afanan, cosas de poco valor aunque deban pagar muchos euros por ellas: coches de lujo, vinos de solera, licores exóticos, joyas de exposición, ropas exclusivas y obras de arte que utilizan como papel higiénico. Ignorancia en suma. Esa es la característica fundamental que define a estos nuevos ricos, aunque pretendan aderezarla con poses de escaparate.

Nuevos ricos horneados en pelotazos de los años ochenta; cocidos en la burbuja tecnológica de los noventa; o fraguados morteros inmobiliarios, pero cada uno de ellos con sus caprichos. Camacho, el mago de Gescartera, tenía como oficio coleccionar ropa. Javier de la Rosa mostraba su preferencia por los yates. Mario Conde metió la mano en la caja para comprar fincas donde cazar ingenuos de pacotilla. El dinero que tenían los de Afinsa y Forum en el álbum lo emplearon para comprar coches y barcos. Y el vulgarón de Roca se emborrachaba con Petrus de dos mil euros en la bañera, mientras abrillantaba con antiarrugas la varita mágica de las recalificaciones urbanas.

DINERO FÁCIL Y RÁPIDO

DINERO FÁCIL Y RÁPIDO

Dinero fácil

Cuando hablo de dinero fácil y rápido no me refiero al obtenido con la lotería, ni al patrimonio heredado, ni al de los “cofidises”, ni siquiera al de los préstamos bancarios, sino al dinero que llega a manos de traficantes, politiqueros y especuladores, que con mínimo esfuerzo multiplican su fortuna a costa de venas ajenas, sumisos contribuyentes y depositarios ingenuos.

Dinero fácil, que mezclado con la ambición propia de los beneficiarios y la ausencia de valores éticos en su conciencia, produce daños a la humanidad muy superiores a los ocasionados por las diez plagas bíblicas enviadas por Yahveh, sin que tales perjuicios sean castigados por la justicia, ni tenidos en cuenta por el libro sagrado, porque nada se dice de ello en sus páginas.

El mercado de la droga, la corrupción política y las estafas financieras son consecuencia directa del dinero fácil que se obtiene con la detestable moda de contaminar la vida de los débiles, timar a los desamparados, engañar a los votantes y estafar a los incautos ahorradores que van por el mundo confiando en el vecino.

El dinero fácil se expande por la sociedad como macabra peste medieval, arrasando despachos, destruyendo vidas y produciendo desgarraduras sociales, convirtiendo las relaciones humanas en inmorales juego de intereses que practican con detestable sabiduría quienes destilan maldad y esparcen codicia como mancha de aceite que a todos impregna de mentira, insolidaridad y violencia.

PELOTAZO INMOBILIARIO

PELOTAZO INMOBILIARIO

Obispo

Los exagerados beneficios obtenidos por los constructores colocando ladrillos en época de bonanza, es simplemente calderilla si comparamos sus ganancias con las obtenidas por la iglesia, perdón, IGLESIA, que nada tienen que ver los devotos creyentes con los prelados que simulan pastorear la grey católica.

A rebufo de los constructores se sumaron al negocio especulativo los banqueros, arquitectos, notarios, agentes inmobiliarios y otros profesionales, pero la suma de beneficios obtenidos por todos ellos no son comparables al pelotatazo inmobiliario que dieron los seguidores del profeta del amor, la humildad, el servicio, la generosidad, la renuncia, el sacrificio y la bondad.

El hijo de María predicó todo lo contrario a lo que hace la Iglesia estructura, es decir, la jerarquía eclesiástica, los mandamases de la cruz, los depositarios de la verdad absoluta, los repartidores de bendiciones y condenas, los gestores de un patrimonio todavía por calcular, los gerentes de la organización más rica que existe y más privilegiada por las exenciones fiscales que disfruta, olvidando que el Dios fundador predicado por ellos aseguró que era más fácil que un camello pasara por el ojo de una aguja que un rico entrara en el reno de los cielo, de lo cual se deduce que ningún rico irá al paraíso porque no hay camello que pase por el ojo de una aguja.

Siendo la IGLESIA el mayor arrendador que tenemos en España con 4.500 propiedades en su haber, no paga el IBI, haciéndonos perder al resto de contribuyentes ¡11.000 millones de euros al año! desde el 2 de marzo de 2006, en que le bastó presentar en el Registro la acreditación de propiedad emitida por el obispo-notario, para hacerse con la propiedad.

A esto hay que sumar el fraude legal  que ha representado camuflar al fisco el cobro de las entradas a los templos, monasterios, clausuras y otros monumentos, en concepto de donativos por la visita.

El mayor pelotazo inmobiliario de la historia universal lo dio la católica Iglesia adquiriendo en propiedad la Mezquita de Córdoba por 30 € en concepto de trámites, según consta en el tomo 2381, libro 155, folio 198 del Registro de la Propiedad número cuatro de Córdoba, evitándose pagar impuestos por los 23.400 metros cuadrados que ocupa en el centro de la ciudad y sin gastarse un céntimo en la restauración y conservación que pagamos los demás, a pesar de cobrar 8 € por entrada-donativo, al millón de personas que la visitan cada año. ¡Dios!

EUROVEGAS

EUROVEGAS

La complicidad de especuladores sin escrúpulos y serviles asesores de la miseria que aconsejan a los políticos madrileños, hará que la capital del reino se convierta en el mayor estercolero de Europa y fuente inagotable de riqueza para la minoría que alimenta su voracidad con la ambición ajena.

El anciano seductor Sheldon Adelson ha logrado el aplauso de líderes, las caricias de lideresas y el desconcierto de ciudadanos, con su proyecto de construir una burbuja social en tierra de servidumbre, quebrantando leyes y reglas de juego democrático, para que algunos jueguen a la ruleta rusa social mientras él aprieta el gatillo.

En Eurovegas se mancillará la dignidad humana, se esclavizará a doscientos mil trabajadores, se creará una cúpula opaca protectora de las contribuciones fiscales que hacemos el resto de españoles y la impunidad legal gobernará desde su trono como un gran crupier que domina el juego de podredumbre.

“La banca siempre gana”, dice el dicho. O sea, que el beneficiario de tal desatino será el magnate y los que pongan la mano, ladrillos y poder a disposición del millonario que impone sus reglas a los mendicantes políticos que nos gobiernan.

Ello nos otorgará el triste privilegio de ser el primer país de Europa que alza un templo al becerro de oro, que santifica la miseria y que pervierte la democracia, porque nadie ha preguntado a los ciudadanos si quieren jugar una ruleta rusa que acabará a tiro limpio con la legalidad y los derechos laborales.

PRIMEROS BROTES DE ESPERANZA

PRIMEROS BROTES DE ESPERANZA

Lo he dicho en varias ocasiones y vuelvo a repetirlo de nuevo, porque así lo siento, lo deseo y lo espero. Nuestra salvación nunca llegará de la clase política y sindical que infestaba las Cajas de Ahorro, ni de los regidores de este sistema corrupto que muchos soportamos con la resignación de mansos bueyes.

La redención sólo puede venir de la justicia y del pueblo desesperado. La primera, a través de jueces valientes, honrados, justos y solidarios, dispuestos a poner entre barrotes a corruptos y estafadores, recuperando el dinero robado; y la otra vía de salvación colectiva vendrá de la mano encallecida de ciudadanos que viven desahuciados y a la intemperie, sin nada que perder por haberlo perdido todo,  que terminarán linchando a polítiqueros, usureros y  especuladores.

Ya sé que no hay en la cárcel ni uno sólo de los imputados en casos de corrupción política; que seis dirigentes condenados en sentencia firme desde hace años, no pisarán la cárcel; que la justicia no es igual para todos;  que muchas actuaciones judiciales son lavados de imagen social para consolar a los ingenuos. Lo sé todo.

Pero dejadme soñar en que las  actitudes de los jueces de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez y Fernando Andreu, van en serio. El primero, citando a declarar en calidad de imputados a cinco antiguos directivos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) por presuntos delitos societarios, estafa y manipulación del precio de las cosas. Y el segundo, acusando a 33 consejeros políticos y sindicalistas de Bankia, con Rato, Olivas y Acebes a la cabeza, de apropiación indebida, estafa, falsedad y fraude.

Permitidme creer que la hostilidad pública, insultos y reproches que hicieron el viernes los accionistas de Bankia a la mesa presidida por Goirizolzarri, es el punto de inflexión que terminará con la resignación silenciosa de la mayoría que permanece escondida tras los visillos, esperando que otros hagan la tarea de limpieza.

Dadme la oportunidad de pensar que el arrepentimiento y perdón solicitado por el director de una sucursal de Bankia, Francisco Xavier Carbelleda,  es el camino que seguirán el resto de bancarios que fueron obligados a engañar a los clientes, presionados por banqueros sin escrúpulos.

RECUERDOS EN EL ESPEJO

RECUERDOS EN EL ESPEJO

Cerrando ya el mes de enero de 2012, quiero recordar a los jóvenes tres páginas de la moderna historia de España que posiblemente desconozcan. Páginas escritas con sangre aquel lejano mes de enero de hace 35 años, que resquebrajaron el puente por donde cruzábamos la mayoría de españoles desde la agostada orilla del franquismo a los fértiles campos democráticos.

Han de saber nuestros jóvenes que el 23 de enero de 1977 un pistolero ultraderechista, con sangre fría de caimán y corazón de bastardo, asesinó a tiros al estudiante de 19 años Arturo Ruiz en la Gran Vía madrileña, simplemente porque al joven se le ocurrió la repugnante idea de participar en una manifestación por la amnistía y reconciliación, tras cuarenta años de dictadura, fruto amargo de una incivil guerra fratricida.

Han de saber nuestros jóvenes que el 24 de enero de 1977 la joven estudiante de veinte años María Luz Nájera murió al ser golpeada con el bote de humo, lanzado por un desconocido policía antidisturbios, mientras la chiquilla participaba solidariamente en la manifestación convocada como protesta por el asesinato de  Arturo Ruiz.

Han de saber nuestros jóvenes que el 24 de enero de 1977 tres pistoleros de ultraderecha asesinaron a tiro limpio y cara descubierta, en un céntrico despacho madrileño, a 5 jóvenes abogados que ocupaban su tiempo en el asqueroso oficio de proteger derechos laborales de trabajadores.

Han de saber nuestros jóvenes que la última semana de enero de 1977 la ultraderecha estuvo a punto de robarles la libertad que ahora disfrutan, ganada con esfuerzo y sacrificio por la generación anterior,  sin que hayan hecho el esfuerzo de mirarse en ese espejo ni den mérito alguno a la democracia en la que han nacido y vivido, porque desconocen el peso de una dictadura sobre sus espaldas

Traigo hoy a mi bitácora el recuerdo a estos jóvenes mártires de nuestra democracia, como lección de responsabilidad y entrega de una juventud cuya valentía, ideales y compromisos sociales distaban mucho de los intereses,  preocupaciones y ocupaciones de gran parte de la juventud actual, acomodada en la sumisión, que no hace temblar con su irrefrenable fuerza y unión a los politiqueros y especuladores que están arruinando su futuro.