Navegando por
Etiqueta: Argentina

NAZI CAZADO

NAZI CAZADO

Eichman

El teniente coronel alemán de la organización nazi policial, política y penitenciaria, Otto Adolf Eichman, estuvo siempre en el punto de mira de los agentes del Mossad desde que terminó la segunda barbarie mundial, por haber sido el responsable directo de la “solución final” y la deportación masiva de judíos a los campos de concentración para su exterminio.

Este militar de las SS pudo vivir felizmente de incognito en Argentina durante dieciséis años, gracias a los documentos falsos facilitados por la Asociación vaticana San Rafael, ocupada en poner a salvo a los criminales de guerra nazis, sin que la curia se diera por enterada. Pero esto le sirvió de poco al exterminador alemán.

Las indagaciones de los agentes secretos judíos, dieron con el paradero de Eichmann en Argentina, y a por él se fueron, consiguiendo secuestrarlo y sacarlo clandestinamente del país el 21 de mayo de 1960, para ser juzgado en Tel Aviv, condenado y ejecutado, cumpliéndose la ley taliónica del ojo por ojo y diente por diente.

Los judíos explicaron la ilegalidad de la operación, temiendo que las autoridades argentinas impidieran la extradición, como sucedió con el demenciado Joseph Menguele en época de Perón, exigiendo disculpas el Gobierno argentino por la injerencia y abuso israelita, sin que estos atendieran la petición de Arturo Frondizi, por considerar que la detención de semejante matarife no merecía disculpa alguna.

DESAPARECIDOS

DESAPARECIDOS

A

Millones de seres humanos han desaparecido en guerras, dictaduras y dictablandas, sin que los gobiernos se hayan preocupado demasiado en dar con su paradero, sea cual fuere el rincón del mundo donde permanecen ocultos sus huesos en la tierra, tras servir de alimento a los gusanos.

Sabemos que muchos de ellos convivieron en sótanos, cárceles y galerías nocturnas antes de ser asesinados, entrecruzando miradas opacas de dolor, profundos suspiros resignados al exterminio y respiraciones entrecortadas, mientras en la superficie la ciudad dormía ajena a su tragedia.

Tras la matanza quedaron todos desnudos y amontonados en el suelo sobre sus excrementos, sin rostros en las fotografías ni mortaja de alivio, con insultante impunidad para los matarifes y, en algunos casos, con los dioses por testigo.

Urge que la reja del arado se sorprenda arañando túmulos amorfos de peronés, tibias y costillas, ante la mirada sorprendida de los forenses al contemplar la procesión interminable de cadáveres mutilados, sin manos unos, algunos sin piernas, otros ciegos, muchos con el cráneo perforado y todos linchados.

En nombre de quién, o de qué, se cometieron los crímenes que se llevaron a tantas personas por delante, junto a sus amigos, y a los amigos de sus amigos. A todos. Porque se llevaron a millones de seres humanos, que hoy están desaparecidos en Argentina, Brasil, Uganda, Chile, Indonesia, Argelia, Sri Lanka, Tailandia, Turquía,…y las cunetas españolas, porque nuestro país es el segundo en el número de desaparecidos, por detrás de Camboya.

Los desaparecidos son los cotidianos murientes de interminables agonías. Seres numerados, sin nombres ni apellidos. Mártires ignorados de la intolerancia. Desconocidos ciudadanos, nominados en todas las latitudes con una apocalíptica palabra: desaparecidos.

EL GIGI ESPAÑOL

EL GIGI ESPAÑOL

307views

images

Hace años, Dalida popularizó la canción “Gigi l’amoroso” en la cual el italiano Gigi despertaba del sueño americano, por olvidar que era el napolitano Guiseppe Fabrizio Lucas Santini, perdido en la fantasía de un proyecto amoroso que nada tenía que ver con su situación, distorsionada por falta de sentido de la realidad y carencia de autocrítica.

Esto es lo que ha pasado ayer a los gigis españoles capitaneados por el grupo de privilegiados viajeros que han hecho turismo en Argentina a costa de los embaucados en imposible empresa, que ha costado al erario público miles de millones de euros en los tres intentos frustrados que lleva la capital del reino ofreciendo a los atletas del mundo bailar en Madrid un chotis sobre los aros olímpicos.

Hoy regresan estos gigis decepcionados por no haber logrado engañar a los miembros del COI poniéndoles en la mesa un gato famélico con apariencia de ser exquisita liebre guisada a fuego lento en pucheros de honradez, competencia, talento y limpieza, cuando en realidad se trataba de un minino robado a la educación, la sanidad, la justicia, la investigación, el deporte y la dependencia.

Pero lo grave del caso no es que descubrieran la trampa los votantes, sino la falta de autocrítica interna y el exceso de crítica externa exhibido por algunos políticos y periodistas, tras escuchar el veredicto de exclusión por tercera vez, acusando de corruptos a los miembros del COI, denunciando lobbies y apelando a otras zarandajas por el estilos que nada tienen que ver con la verdadera justificación del reiterado fracaso.

¿Quién podía imaginar que los miembros del COI iban a poner las olimpiadas de 2020 en manos de una país endeudado hasta las cejas, dominado por la corrupción política y financiera, con el dopaje a pie de pista, la transparencia en la sala de espera y una pandilla de políticos incapaces de comunicar su proyecto por incompetencia lingüística, que han improvisado la estrategia hasta dos minutos antes de la votación y reducido más del 50% su ayuda al deporte, cuando lo único digno que tenemos son los deportistas que nos han representado con Gasol a la cabeza?

TRES REVOLUCIONARIOS

TRES REVOLUCIONARIOS

328views

Bien

En ocasiones, la historia juega con el azar a las coincidencias, haciendo posible el encuentro de vidas, esperanzas, luchas y muertes, como sucedió con tres grandes revolucionarios, que lideraron la independencia y liberación de pueblos oprimidos: Emiliano Zapata, Augusto César Sandino y Che Guevara.

Los tres fueron hispanoamericanos, nacidos en México, Nicaragua y Argentina.

Los tres fundaron y dirigieron grupos populares de liberación.

Los tres arengaron a los revolucionarios con el idioma de la colonización.

Los tres murieron acribillados a balazos por elementos reaccionarios.

Los tres murieron en la juventud de sus treinta y nueve años.

El líder de la Revolución mexicana llevó la sumisión de los campesinos a la resistencia activa contra los opresores, formando el Ejército Libertador del Sur. El revolucionario nicaragüense, “General de los Hombres Libres”, con sus ideas y testimonio estimuló la creación del Frente Sandinista de Liberación Nacional. Y el comandante ideólogo de la Revolución cubana llevó la lucha armada por la liberación del tercer mundo a varios países de América latina y el Congo.

Despreciables personajes para unos y héroes para otros. Agitadores  del poder instituido, que se han convertido en símbolos de revoluciones populares por los derechos ciudadanos. Luchadores contra las injusticias sociales, rebeldes frente a los explotadores y generosos en su entrega a los desfavorecidos, que intentaron mantener espíritus incorruptibles en medio de la miseria.