SARNIDAD

SARNIDAD

Se expande  una grave enfermedad por todos los hospitales públicos, que los científicos han calificado como sarnidad, producida por ácaros parásitos procedentes de la cepa  sarcoptis popularis, comúnmente llamada trituradora de salud.

Es una afección que ataca directamente la salud de la población, la calidad asistencial en centros públicos y la dignidad de los profesionales que en ellos trabajan, produciendo en los pacientes daños irreparables, irritación en los médicos, malestar en las enfermeras e indignación en los celadores.

Los primeros efectos de la sarnidad consisten en el exterminio por inanición económica de los pensionistas, la muerte prematura de los enfermos en las listas de espera y la frustración del personal sanitario, lo que está ocasionando hinchazón de gónadas en todas las personas afectadas, de imprevisibles consecuencias.

Copago, reducción de personal sanitario, disminución de salarios, restricción de medicamentos, aumento de jornada laboral y eliminación de la alimentación a los médicos de guardia, son algunas de las consecuencias de la enfermedad, que contrastan con el mantenimiento de excesivos cargos directivos, injustificados gastos de representación, prolongaciones laborales más allá de la edad de jubilación, elevados complementos de productividad a gerentes, directores, subdirectores, jefes, subjefes, ayudantes de subjefes y asesores de la nada.

Consuela saber que la sarnidad puede erradicarse fácilmente con la rebelión activa de pueblo,  la unión de todos los sanitarios y la sublevación de los enfermos, porque no hay mejor fungicida para fumigar los ácaros causantes  de la misma que la insumisión a la injusticia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.