¡QUE SE JODAN!

¡QUE SE JODAN!

Sabíamos las andanzas del rey del despilfarro, que construirá en los próximos meses un puerto de mar frente al Congreso de Diputados, para que en la próxima deglaciación su pequeña Andreita pueda navegar en el escaño, pero nada sabíamos de la chiquilla hasta que un indeseable deseo se hizo realidad en su boca, al vocear desde la poltrona: ¡que se jodan!

Según parece, la hija del afortunado lotero Fabra está indignada por la manipulación que se ha hecho de sus palabras, pues ella no pedía que se jodieran los parados que tanto ama, sino los socialistas de la bancada opuesta.

Ahora debe aclararnos el significado de la partícula “se” para saber si habla de que se jodan los sociatas en forma verbal reflexiva, es decir, que cada uno se joda a sí mismo, o que se jodan unos a otros. En todo caso, son muchos, pero que muchos, los ciudadanos que siente la tentación de cambiar el «se», por «te», como respuesta a su exabrupto.

La presencia del papá a la puerta de los juzgados, nos informa que en el cariotipo de la niña falta el gen de la ética, pero ignorábamos que careciera también del cromosoma de la estética, imprescindible para sentarse en el Parlamento, aunque sus correligionarios no lo crean y la disculpen, ignorando que tales actitudes no representa a nadie, salvo a sus compañeros de negocio.

Un comentario en «¡QUE SE JODAN!»

  1. NO TE ENGAÑES PACO PARA SENTARSE EN EL PARLAMENTO CUALQUIER TUERTO ES VÁLIDO. LOS CIEGOS SOMOS NOSOTROS QUE PERMITIMOS QUE NOS GOBIERNE CUALQUIER IDIOTA, SERÁ POR ESO DE NO DISCUTIR CON ELLOS PORQUE SALDRÍAMOS PERDIENDO, YA QUE EN ESO DE LA IDIOTEZ NOS LLEVAN MUCHA VENTAJA. AÚN ASÍ TENDREMOS QUE EMPEZAR A ASUMIR ESE RIESGO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.