PRETEXTO DE LO IMPORTANTE

PRETEXTO DE LO IMPORTANTE

A veces lo inesperado se rebela contra el olvido, negándose a ocupar la segunda fila, y se sube a la tarima para recibir el aplauso que corresponde al protagonista.

A veces el silencio es más elocuente que las palabras y una mirada inesperada se convierte en pretexto para evitar un discurso, porque no siempre lo importante justifica  el esfuerzo, ni estimula el camino a la felicidad.

A veces son pequeñas cosas las que mueven el alma humana haciendo posible la resurrección a que aspiramos cada día, aunque nos empeñemos en buscarla donde no es posible dar con ella.

Digo esto porque ayer di en Vigo con mi cuerpo para hablar en el Foro Faro de Vigo sobre la incivil guerra civil que vivió Unamuno, de la que no recuerdo nada porque lo inesperado ha desplazado a la rememoración, relegando al olvido lo importante.

Ha sido la generosidad de Julio culpable del abandono de la memoria, pues no cabe más afecto, ni superior disponibilidad, ni mayor dedicación a complacer los deseos de quien hoy agradece conmovido su amistad.

A tal desprendimiento se suma sin condiciones la simpatía, entrega y movilidad de Marisa, cuyo recuerdo perdura ya en el espacio que mi vida reserva a los encuentros inolvidables, junto a la complaciente sonrisa de Ceferino, la expresiva discreción de Marián y la inesperada presencia de Santiago y Begoña, que me dieron la oportunidad de abrazarles.

Todo ello envuelto en el silencio ceremonial de quienes llenaron el salón donde la palabra hizo todo lo posible por merecer la atención recogida que prestaron los asistentes a recuerdos olvidados de incivil guerra.

Los abrazos recibidos, las atenciones prestadas y los gestos fraternales de todos ellos, me impiden cumplir el proyecto de contar en esta bitácora los avatares del maestro durante los seis meses que sobrevivió a la barbarie que acabó con su vida, porque lo inesperado ocupa hoy, por méritos propios, el espacio de lo importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.