JORNADA DE ANIVERSARIOS

JORNADA DE ANIVERSARIOS

v

Un día como hoy de 1936 disparos madrugadores proyectaron la sangre del jefe falangista sobre la pared de la cárcel alicantina, y 39 años después moría en la cama el generalisísimo Franco, mientras los Populares festejaban el mismo día de 2011 su incuestionable victoria en las urnas con vítores, cantos y banderas genovesas, de sabidas consecuencias para los beneficiados y perjudicados por el escrutinio.

Hoy, un año más, nostálgicos y críticos del antiguo régimen, ocuparan los medios de comunicación, “hunos” para censurar al máximo protagonista de la gran matanza fratricida, dictador que durante 40 años amordazó España y la llevó a un retraso del que todavía arrastramos las consecuencias; y “hotros” elogiarán al salvador de España y de la civilización cristiana.

Serán pocos los que recuerden que también este mismo día de 1936, murió el anarquista Durruti al frente de su belicosa columna miliciana; el médico nacionalista Santiago Brouard desapareció del mapa a manos del GAL en 1984; y el diputado Josu Mugoruza cinco años después en la misma fecha, y no por casualidad cronológica.

Para compensar tan tiroteada efemérides, recordemos que un día como hoy de 1959, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración de los Derechos del Niño, reconociendo:

El derecho a la igualdad, sin distinción de raza, religión, idioma, nacionalidad, sexo, opinión política.

El derecho a tener una protección especial para el desarrollo físico, mental y social.

El derecho a un nombre y a una nacionalidad desde su nacimiento.

El derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuada.

El derecho a una educación y a un tratamiento especial para aquellos niños que sufren alguna discapacidad mental o física.

El derecho a la comprensión y al amor de los padres y de la sociedad.

El derecho a actividades recreativas y a una educación gratuita.

El derecho a estar entre los primeros en recibir ayuda en cualquier circunstancia.

El derecho a la protección contra cualquier forma de abandono, crueldad y explotación.

El derecho a ser criado con un espíritu de comprensión sexual, tolerancia, amistad entre los pueblos y hermandad universal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.