DEMOCRACIA A LA ESPAÑOLA

DEMOCRACIA A LA ESPAÑOLA

Durante años estuvimos justificando lagunas democráticas en el país, argumentando la bisoñez de nuestra democracia y los inevitables efectos colaterales derivados de los cuarenta años de dictadura que padecimos, pero ya no caben más disculpas ni retrasos.

Nuestros jóvenes y los adultos en primera madurez, han nacido y crecido en democracia y somos responsables los de mi generación de haberles ofrecido un sistema de gobierno que poco tiene que ver con la realidad que se vive en países democráticamente consolidados.

Basta comprobar la impunidad política, ética y judicial con que se mueven los dirigentes políticos, para certificar que la igualdad ante la ley, el compromiso moral con el pueblo y la renuncia al cargo, son quimeras inalcanzables en este país.

Basta contemplar la corrupta mancha de aceite que se extiende por la piel de toro, para solicitar que la indignación de los desfavorecidos y parados se derrame por encima de ella y ahogue en sangre la especulación, los abusos, las mentiras y las trampas.

Basta recordar nombres como Flick, KIO, Rumasa, Ibercorp, Urralburu, Salanueva, Roldán, Conde, Naseiro, Hormaechea, Pallerols, Villalonga, Forcem, Gescartera, y ver hoy inscritos en la punta del iceberg a Gürtel, Malaya, EREs, Matas, Palau, Pretoria, Campeón, Renedo, Berzosa y Urdangarín, para darnos cuenta, como dice la pancarta, que no hay suficiente pan para tanto chorizo suelto en un país que juega a ser democrático.

Basta oír a la infanta Pilar mandando callar a los vasallos de su hermano Juanito y culpando a los medios de comunicación de las fechorías de su sobrilítico Iñaki, para sentirnos despreciados como siervos medievales de la gleba.

Basta leer el programa electoral del PP, repasar las hemeroteca y pasear la vista por las videotecas para darnos cuenta del fraude electoral cometido por la gaviota, al prometer que no harían algunas cosas que están haciendo, dañando especialmente a los inocentes de la tragedia.

Basta recordar ciertas gestiones del anterior gobierno, evocar algunos ministros/as y contemplar las navajas que vuelan en Ferraz y Sevilla, para comprender lo que pasó el 20-N y disponernos a aceptar resignados el oscuro porvenir que nos espera con lo que está por venir del socialismo político profesional.

Basta ver tirados en estercoleros políticos valores democráticos como la honradez, igualdad, participación, transparencia, solidaridad, respeto, tolerancia y verdad, para confirmar sin error la degradación del sistema.

Basta comprobar la indiferencia con que una sociedad dormida y adocenada acepta resignadamente el despilfarro institucional, el abuso salarial de políticos y la incompetencia de los dirigentes, para certificar el cierre por defunción.

Basta reflexionar un par de minutos sobre la dimisión del presidente alemán Christian Wulff al apuntar hacia él la fiscalía de Hannover, para constatar el camino democrático que aún nos queda por recorrer.

Basta oír al Jefe del Estado apelar a razones judiciales y penales para acreditar la honestidad de cargos públicos y yernos, olvidando el clamor popular de los súbditos exigiendo testimonio ético, compromiso moral y honradez a la mujer del César.

3 comentarios sobre “DEMOCRACIA A LA ESPAÑOLA

  1. Díme querido Paco; después de 40 años de dictadura y casi otros cuarenta de democracia. ¿ La hemos tenido alguna vez o tan sólo veiamos lo que queíamos ver ?. ¿estás seguro de que la transición fué transparente ? ¿ crees que el » 11 F » fué idea de un sólo pertubrado, 0 dos , o tres ?
    En mi tierra desgraciadamente primero con Fraga después con el bipartito y con alguno mas por medio que ya ni recuerdo lo que hubo fue, dejadez , cansancio , para qué , por parte de los ciudadanos, mientras no me molesten no molesto.
    Que mi vecino está en paro, mientras no vaya conmigo no me molesta.
    Que la justicia no es justa con mi vecino, mientras no me ocurra a mi no me molesta.
    Que a mi vecino le expropian aunque sea de forma ilegal, mientras no vaya conmigo !!
    Así lo hemos ido dejando mientras la cosa vaya con el vecino, ya…! pero ahora me toca a mi!! y me molesta.
    Fraudes los ha habido siempre a pequeña y gran escala, no nos engañemos porque siempre lo hemos sabido, desde el pringado que está en el paro y sin embargo sigue trabajando, desde el que defrauda a hacienda porque te cobra menos si no te da factura. el albañil que empezó aprendiendo el oficio de peón y a la sazón ha conseguido un gran imperio urbanístico, comprado alcaldes, delegados de gobierno, e incluso presidentes. éstos que sólo sabian firmar y las cuatro reglas como se solía decir, evaden a paraisos fiscales, ahora son VIP y salen indemnes de presidio.
    Nosotros hemos tabajado para salir de la ignorancia , de día nos partíamos la espalda y de noche nos dejabamos la vista. hemos aprendido mucho , ignoramos mucho mas de lo que sabemos.
    Yo ya no quiero arender más ; cuanto mas sé mas olvido y cuanto mas olvido menos sé.
    cobro un sueldo que para nada es adecuado a la responsabilidad que se me exige. tengo jefes que están muy por debajo de mi capaciadad laboral e intelctual, ( aunque esto suene a prepotencia ) es la pura verdad, yo creo que también tu lo habrás sufrido.
    Me ha tenido que hacer un seguro de responsabilidad civil por si tengo la mala suerte de cometer un error y me acusan de mala praxis.
    Hemos criado a nuestros hijos fundamentalmente basándonos en el respeto , el amor a la familia y a nuestros semejantes. en el librepensamiento y libertad de expresión como pilares fundamentales de una democracia. Para que luego nos los apalee un ignorante de las cuatro reglas por órden de otro u otra ignorante, que tiene mucho mas delito ya que ha tenido la oportunidad de formarse, seguramente sin ningún esfuerzo añadido mas que el de estudiar .
    Una siempre se ha opuesto al poder establecido, no por moda ni por capricho, nunca he tenido que correr delante de los grises ni nunca he estado en una comisaría. ( Si lo he hecho ha sido para poner algunas denuncias , que fueron unas cuantas ). Me he pronunciado siempre con la palabra, ahora me doy cuenta que esto en españa no funciona, seguramente para acallar mi conciencia utilicé sólo la palabra.
    Después de tanto estudiar, de tanto formarme, de tanto leer, sólo he conseguido aprender las cuatro reglas ; ni siquiera eso, porque ya he olvidado la regla de multiplicar, lo curioso es que no me importa.
    Si para infortunio de España hay que salir a la calle saldré , pero no con las manos vacías, me matarán o me mandarán al hopispital ya desde el primer embiste. Jamás consentiré que me engañen de nuevo con esto de que la constitución dice que todos los españoles tenemos los mismos derechos. No sólo no tenemos los mismos derechos, como tampoco tenemos las mismas obligaciones. Ademas estamos en déuda con nuestros jóvenes.
    Apertas tensas e un agarimoso saudo.

  2. Querido amigo Paco. Me voy asustando del tono lastimero de nuestras observaciones, que por lo demás todas son acertadas. Si repasamos la historia y literatura, en casi todos los tiempos se han cocido las mismas habas, es decir, que, además de las horribles guerras que los ambiciosos y violentos de turno han azuzado casi siempre por un poco más que los derechos de autor, o por la posesión de un terruño o un quiítame allá esas pajas, los humanos cotidianamente hemos dado a luz las mismas bajas pasioncillas, y debilidades aún entre las causas mas nobles. No voy a citar ejemplos que los tenemos cercanos. La verdad es que una siente penita de lo bajo que caen algunos señalados prebostes y te entran ganas de meterte en un tonel a lo Diógenes. Es evidente que los humanos de todos los tiempos, salvo que te guardes escrupulosamente del vil metal, posesiones, placeres y comodidades anejos, somos de una masa cocida en el mismo horno, hoy nos diría la ciencia que tenemos el 99,99% de genes idénticos. Esta tarde algún mensaje o enlace (esto de los enlaces es invento consolador, sobre todo para los las que no tenemos experiencia de aquel único que había , santo vículo lo llamaban) me llevó a Benedetti , volví a disfrutarlo y al tiempo convencerme una vez más de que la única postura buena, para la salud propia y quizá de los demás, es «no quedarse inmovil al borde del camino», «no rendirse», cantar con Mercedes «gracias a la vida», asombrarse de los luceros de las galasias y de los que llevamos puestos, tantas cosas que son los pequeños milagros de cada día, a veces invisibles ante la niebla invernal que oscurece el sol de ahí, tan encima como siempre. Tendríamos que salir de vez en cuando a dar un paseo nocturno y cantar a lo loco sin cervezas y con la luna de visera. Claro que se te desequilibriarían la musas matutinas. Gracias finalmente, por tantos «me gusta» en mi murallita del Face Book.

  3. las nuevas generaciones no toleran la corrupción, tienen ideas mucho mas avanzadas de lo que algunos creen y necesitan su espacio para dar forma a un pais español verdaderamente europeo y abierto a las oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.