CRISTIANOS DEMÓCRATAS ANTICRISTIANOS

CRISTIANOS DEMÓCRATAS ANTICRISTIANOS

demo

El silencio de la Iglesia ante los decretos exterminadores que los cristianos en el poder imponen a sus pobres hermanos en la fe, nos obliga a denunciar el anticristianismo de tales mandatarios, que parecen estar más cercanos al anticristo o demonios fugados del infierno, que a los ángeles custodios celestiales.

Sorprende el cristianismo de Ángela Merkel, líder de la Democracia Cristiana alemana y miembro de la Unión Social Cristiana de Baviera, que estando rodeada de cristianos por todas partes, no practica la doctrina de Cristo, sino la dictada por el becerro de oro al que todos adoran, aunque ninguno confiese su servidumbre al ídolo financiero.

La doctrina de los mandamases españoles que se dan golpes de pecho en los reclinatorios de los templos mientras los prelados celebran Tedeums, tiene poco de amor al prójimo, escasa caridad cristiana y nula obediencia a la ley divina que exige la redención de los oprimidos y la liberación de los pobres.

La situación generada por los católicos en el poder, con la bendición silenciosa de la jerarquía eclesiástica, nada tiene que ver con el cristianismo primitivo que tanto influyó en la abolición de la esclavitud, haciendo inmorales y anticristianas las actuales condiciones laborales que oprimen a los trabajadores, convirtiendo la libertad un sarcasmo que ajusta grilletes en los pies, provoca el hambre, multiplica el paro y expande la miseria.

Se trata de nuestra emancipación, que hoy está en manos de quienes se santiguan con la derecha y profanan la dignidad humana con la izquierda, alentando desigualdades sociales, promoviendo injusta distribución de bienes y estimulando la pobreza, mientras protegen con uñas y dientes privilegios propios, blindan su futuro y custodian sus intereses, olvidándose de doctrinas, credos, religiones y patrias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.