CRISIS SOBRE RUEDAS

CRISIS SOBRE RUEDAS

Por si todavía quedaba algún ingenuo españolito perdido entre las sombras más oscuras de los rincones del reino, sin enterarse de lo que sucede ni considerarse víctima inocente de la crisis, envío esta noticia a su retiro para  demostrarle lo contrario.

Salvo los habitantes de inopia, todo hijo de vecino sabe que están sufriendo la crisis quienes no la provocaron, mientras los responsables de la misma toman piña colada bajo una palmera, en hermosas playas de las Seychelles.

No son las palabras más o menos acertadas del párrafo anterior quienes hablan por mí, sino la realidad de los hechos constatados por las agencias de viajes y por las ventas de vehículos a motor, quienes descubren la realidad de la vida a los inmóviles papanatas.

El dato es contundente:  la venta de coches correspondientes a las gamas media y baja, es decir, los que compran la mayoría de ciudadanos, ha disminuido un 17,7 % durante el año 2011 que hemos abandonado en la cima, mientras vamos descendiendo a la sima que nos espera en diciembre de 2012.

En cambio, la venta de coches de lujo, es decir, aquellos que compran banqueros, herederos, especuladores y millonarios, ha subido durante el mismo año un 83,1 %, sin que el nuevo gobierno pestañeara, ni la oposición haya movido un dedo en los volantes, paralizada como está políticamente, ocupando el tiempo en cocinar amargos platos para sus militantes y amigos, con añejos condimentos ya caducados hace tiempo.

El resumen es que la crisis va sobre ruedas para los especuladores del sudor ajeno, los beneficiarios de las huchas ciudadanas y los corruptos inmunes a los juzgados. Pero lleva rodando por el suelo a millones de parados con mendrugos de pan en los bolsillos; a emigrantes sin posibilidad de redención; y a enfermos en listas de espera hacia la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.