CARTA ABIERTA A DOS ENAMORADOS

CARTA ABIERTA A DOS ENAMORADOS

Queridos Maira y Diego:

Añadid a la buenaventura que anoche os deseé, mi petición de que la magia litúrgica y el papel que firmasteis ante testigos no os alteren la vida, porque vuestro compromiso de amor no necesitaba sellarse en un contrato, aunque así lo hayáis hecho.

Tampoco hagáis mucho caso a las palabras del oficiante, que gastó inútilmente sus energías tratando de advertiros sobre futuros cambios en vuestras vidas, existentes sólo en la mente del clérigo, empeñado en diferenciar el antes y el después de la ceremonia, con pretendido afán de haceros ver un futuro virtual.

Estad tranquilos, que nada va a cambiar a partir de ahora, ni debéis permitir modificación alguna en vuestra ruta, porque habéis hecho de la felicidad costumbre, sin necesitar santificaciones ni acuerdos por escrito. Enriqueced, pues, cada día el amor como venís haciendo y con eso será bastante para manteneros uno en el otro. Propósito de vínculo en régimen de igualdad y ayuda mutua, dentro de la comunidad de vida que fundasteis hace años con vocación de permanencia, sin ayuda de terceros, bendiciones rituales ni contratos formales.

Pacto de amor libre, ayer convertido en institución social, que debe perpetuarse al albedrío que dicte el amor que os tenéis, confirmado algún día, tal vez, con hijos fruto del respeto mutuo, la ayuda solidaria y la actuación cooperativa en beneficio de la comunidad familiar. Igualdad de derechos y deberes que os mantendrá unidos, guardándoos fidelidad y recíproca ayuda.

León Tolstoi comparaba la pareja enamorada con una barca que llevaba a dos personas por un mar tormentoso, afirmando que si alguna de ellas hacía movimientos bruscos, la barca se hundiría. Por eso debéis mantener la prudencia en las palabras, la moderación en los gestos, la templanza en las actitudes y el diálogo en las diferencias. Si esto hacéis, poniendo las cuatro manos en los remos, tened seguro que la barca se mantendrá a flote, lejos del naufragio.

Sosteneos en la adversidad por fatigosa que esta sea. Perseverad en la tolerancia. Sed leales a vuestros principios. Obstinaos en la indulgencia. Persistid en la generosidad. Renunciad al propio beneficio. Prodigad el perdón. Ejerced la empatía. Y sustentaos en la solidaridad, para ganar la vida que sólo a vosotros pertenece.

Esto quería deciros en carta abierta, y desearos al mismo tiempo corta estancia en Brasil, confiando que la situación de nuestro país mejore para que cerebros universitarios como vosotros no tengan que irse de la piel de toro a lidiar en otras latitudes el miura del paro intelectual.

Un abrazo, queridos Diego y Maira,  y mucha suerte.

 

Artículos relacionados:

COMPROMISO DE AMOR Versodiario 2: En ti,                                                                                                                                                    para ti,                                                                                                                        ...
SI GOBERNARA EL VERSO… Siempre he soñado con un mundo gobernado por el verso, convencido que con tal legislador parlamentario y presidente del Consejo, la humanidad habría seguido una historia diferente a la sufrida por la raza humana desde que Caín hizo lo que hizo, según cuenta la imaginaria leyenda bíblica. Si gober...
ADIÓS, MATRIMONIO, ADIÓS Los académicos que limpian, fijan y dan esplendor a nuestra lengua, se empeñan en mantener que el matrimonio es la unión de hombre y mujer concertada mediante determinados ritos o formalidades legales. Y el catolicismo convierte el matrimonio en sacramento por el cual el hombre y la mujer se ligan...
AMANECE UN NUEVO DÍA Amanece un nuevo día desadormeciendo el letargo donde habitan pesadillas y quimeras que apenas pueden recordarse, cumpliendo la tarea cotidiana que a todos ocupa cuando ya se ha cumplido el tiempo concedido al sueño, abandonando en la almohada el descontrol de la razón sobre la realidad que confor...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.