«TODO POR LA PATRIA»

«TODO POR LA PATRIA»

490px-Patria

Los centros que están disciplinados por ordenanzas castrenses, y cuyos ocupantes visten de caqui, azul o verde, tienen reservado el copyright del sacrificio y mantienen exclusivo derecho de autor para grabar a la entrada del edificio la frase “Todo por la patria”, queriendo con ello expresar que quienes lucen uniforme y condecoraciones están dispuestos a inmolarse por la tierra a la que se sienten ligados jurídicamente, históricamente y afectivamente.

Tal privilegio es una apropiación indebida por tres razones: primera, porque nadie da todo, – es decir, todo – por la patria; segunda, porque no es buena idea dar la muerte por la patria, sino la vida; y tercera, porque el lema no debe ser exclusivo de los centros castrenses, sino ocupar el frontispicio de todas las Instituciones públicas y entidades privadas repartidas por la nación.

Confundir la vida con la muerte, lleva al error de rendir honores, cornetas, laureles, himnos y banderines a quienes dan su vida por la patria, cuando en realidad lo que entregan es su muerte, ignorando a los muchos que dan su vida por ella, en la milicia del trabajo manual y el esfuerzo intelectual, gastándose día a día con heroico silencio, por el progreso, bienestar y grandeza del país.

En las escuelas, hospitales, fábricas y universidades se lucha con las manos y las ideas en beneficio de la patria, librando diariamente duros y sostenidos combates por mantener una conciencia colectiva común y espíritu de lucha permanente, como ejemplo de entrega y donación de vida en el engrandecimiento del territorio común que a todos pertenece, algo que distingue a patriotas de patrioteros.

Un comentario en ««TODO POR LA PATRIA»»

  1. Mi querido amigo Paco: me vas a permitir dar mi opinión sobre tu escrito sobre «Todo por la Patria», cartel que preside todos los cuartel de nuestra España. Todas las opiniones tienen sus matices y ángulos de visión, que no necesariamente se anulan entre si, el tuyo que no es otro que el que piensas y sientes y no te falta razón. Yo parto del punto de vista de ¿Qué entendemos cada uno por lo que es la Patria? Según el latín Patria quiere decir, familia, clan, tierra etc, etc, con lo cuál partimos de cosas que se complementan, pero que no son iguales. Si la Patria es la familia, es decir las personas, no sólo la propia sino la de todas las demás, no es lo mismo que si hablamos de las tierras, sin más, pero si las tierras son las que proporciona en pan de las familias son también la vida de esas gentes. Pero tierras son también las conquistadas, sin más afán que un imperialismo injustificado, donde se lucha y se muere por algo, en mi opinión injustificado. No se trata pues de justificar las muertes por causas tan diferentes. En todo caso sólo los camikaces, van a una muerte segura, allá ellos, pero los servidores «oficiales» de la Patria, en este caso militares, aunque como tu bien dices a la Patria se la sirve también desde otros campos, pero los militares no sólo tienen un deber moral, sino también una obligación legar de defender la vida y las tierras de los demás, nadie quiere ir al martirio, pero todos los trabajos tienen su riesgo y el de estas personas tienen el de perder la suya por su propio trabajo y beneficio de todos. Creo que nadie confunde la vida con la muerte, yo no conozco a nadie y he estado casi toda mi vida conociéndoles por unas u otras causas, que quiera morir en el desempeño de su misión, es decir de su trabajo, por eso pienso que todo es cuestión de matices. Estoy totalmente de acuerdo, que ¿Por qué tantos honores a unos y ninguno a otros? «Cosas de la mili»
    Pues hasta que nos llegue esa muerte segura, que forma parte de nuestra vida y que nos llegará al final de nuestro más o menos largo camino personal. Siempre… !!! SALUD ¡¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.