Navegando por
Etiqueta: periocistas

MALTRATO DE PALABRAS

MALTRATO DE PALABRAS

Unknown

Nacen las palabras cuando la boca pronuncia sonidos inteligibles o las manos garabatean caprichosas formas legibles sobre el papel en blanco, semejantes a brotes libres con vida propia o formando parte de una frase unificada con claro significado, intencionado propósito y pretendida fortuna.

La ingenuidad de las palabras, facilita que los falsarios se oculten en su sombra, los escribidores las disloquen, los tertulianos las malgasten, los explotadores amenacen, los publicistas engañen, los políticos se escondan tras ellas, los represores maltraten, mientan los periocistas y los demagogos las confundan con sinónimos.

Al carecer de precio, nadie paga por maltratar las palabras, alterar su significado, invertir el orden de las letras que las forman, mutilarlas para limitar su fuerza, vestirlas de retórica para esconder la desnudez de su verdad, encriptarlas para ocultar su mensaje o comerciar con ellas en parlamentos.

Los usurpadores de palabras disparan con ellas al pecho de los ingenuos perforándoles el corazón con falsas promesas. Los amantes ocasionales perjuran con ellas fidelidades. Los pecadores fingen propósitos de enmienda. Los clérigos bendicen la pobreza. Y el gran incautador justifica la expoliación.

Hay un gran comercio de palabras. Se venden, se prestan, se cambian y hasta se dan, con honor, palabras. Palabras para la pena, para las urnas, para la muerte y para la vida. Palabras altas y bajas; duras y tiernas; agrias y dulces; gruesas y finas. Palabras en manos de palabreros que embaucan, hipnotizan, deslumbran, hieren y ciegan.

Son las palabras meretrices en gargantas de proxenetas del lenguaje y alcahuetes del diccionario, que abusan de ellas y las patean, las maltratan impunemente en público, las humillan en los platós televisivos, las pervierten en los periódicos y las deforman en las tribunas, convirtiéndolas en sonidos guturales carentes de significado.

CLEPTOCRACIA

CLEPTOCRACIA

321views

La cleptocracia es el dominio de los ladrones en un país gobernado por la indolencia de políticos que se benefician de las migajas que dejan caer de la mesa quienes ocupan lugares preferentes en el banquete social.

La cleptocracia institucionaliza la corrupción financiera, formaliza el nepotismo en todos los escalones de gobierno y promueve el clientelismo político comerciando con la voluntad de algunos ciudadanos a cambio de unas cucharadas de lentejas.

La cleptocracia se articula sobre la gravación impositiva a los indefensos ciudadanos, fomentando el incremento irregular de patrimonio de las grandes fortunas, el lavado de dinero negro y el encubrimiento de riquezas en paraísos fiscales.

La cleptocracia nace, crece y se desarrolla en oscuras autocracias, embaucadoras plutocracias, incompetentes dedocracias,  y engañosas democracias que ocultan peligrosas dictocracias, donde se juega al engaño colectivo con grandes palabras que entontecen aún más a los idiotas.

La cleptocracia se mantiene en países colonizados por sarteneros de la economía que fríen en denso aceite especulativo la resignación de quienes no tienen ni un huevo que freír, con ayuda de periocistas, apoyo de capelos y complicidad de politiqueros.

¿Conocéis algún régimen cleptocrático que subordine la acción de gobierno a los cleptócratas a costa del sudor ajeno, utilizando el dinero de contribuyentes, la sangre de los parados y la indiferencia de los pesebreros?