Navegando por
Etiqueta: Moncloa

APOCALIPSIS

APOCALIPSIS

a

Oyendo hablar a los líderes políticos de diferentes partidos en los mítines, queda claro que a partir del día 20 llegará el apocalipsis, – gobierne quien gobierne -, según predican a sus seguidores todos los tribuneros que se suben a la tarima, entre el aplauso enfervorecido de los correspondientes palmeros.

Según vocean “hunos”, apocalíptico será para el país si continúa el frenillo plasmado en la Moncloa. Para “hotros”, la hecatombe llegará si el guapero baloncestista llega al palacete. Se avecina el cataclismo si el pecero se reúne con los suyos en los salones. Peor será si colea la coletas por los pasillos de la Moncloa. Y se cierra el círculo con catastróficos presagios si el naranjito se hace zumo en la cocina.

Atención porque se avecina el fin de la civilización, la decadencia de Occidente, el ocaso del cristianismo, el crepúsculo de los dioses, la caída del Imperio, el saqueo de Roma, la toma de la Bastilla, la derrota de las Termópilas y el fin del orden democrático constitucional. ¡El acabóse, el arruinóse, el terminóse, y el fuese al carajose !

Esto han dicho los diferentes gepetos y grandes pitonisos de delfolandia, profetizando el derrumbe de la democracia si gobierna el oponente de cada mandamás, siendo deportada la convivencia a un gulag donde seremos autodevorados en la podredumbre democrática, si no lo evita Juan Felipe Froilán de Todos los Santos Marichalar y Borbón y Borbón.

Pero mientras esto sucede, y en espera de que vuelvan las «checas» a España como ha profetizado un descerebrado tertuliano, confiamos en que también lleguen con las checas, muchas suecas, finlandesas, noruegas y otras nórdicas para enfriar la calentura de algunos cerebros demenciados.

EL CACHETERO OCUPADO

EL CACHETERO OCUPADO

fut

La noticia me la dio un buen amigo, – militante del Partido Popular -, mostrándome desilusión y malestar por lo que había dicho y hecho su jefe supremo en la COPE, algo que después pude ver a través de Internet, asombrándome ante la declaración de don Mariano y los dos cachetes sin importancia aparente que aplicó a su hijo en la cabeza.

Hasta el pasado miércoles, la gran paradoja, el absurdo absoluto y la inigualable contradicción, estaba en la expresión “prohibido prohibir”; pero desde hace cuarenta y ocho horas, todas las paradojas, absurdos y contradicciones han sido emuladas por el aspirante a continuar en la Moncloa, despreciando la inteligencia colectiva.

El señor Rajoy ha batido un récord galáctico de insulto al decir que no acude al debate con los otros tres aspirantes a gobernarnos, porque su trabajo como presidente del Gobierno se lo impide. Palabras que tendrían reconocimiento, credibilidad y aplauso si las hubiera dicho desde su despacho, pero que merecen desconsideración, incredulidad y silbidos al hacerlas como comentarista deportivo durante el partido de fútbol que jugaba su equipo.

Pero no queda en tal oprobio su actitud, pues a esta ofensa se añaden los dos cachetes que propinó a su hijo, al responder este con la ingenua sinceridad de los niños a una indiscreta pregunta del periodista, collejas de mal gusto consecuentes a la cara de asombro que puso dejándonos a todos asombrados.

HABLE USTED, SEÑOR PUJOL

HABLE USTED, SEÑOR PUJOL

PUJOL 6

Leo en las publicaciones digitales Mil21.es y Mediterráneo Digital, que el ex molt honorable y ex presidente de la Generalitat ha declarado en tono amenazador, que si va él a la cárcel o alguno de su mafioso clan familiar, publicará un dossier que hará caer la democracia, olvidándose este deshonesto señor de anteponer a la palabra democracia el demostrativo “esta”.

Según parece, don Jordi – es decir, el Jordi -, creó un servicio de inteligencia con antiguos agentes del CESID, llamado “Pata Negra”, con la misión bien cumplida de elaborar informes durante años sobre la corrupción y los escándalos en las Instituciones del Estado, que obran en su poder.

De ser esto cierto, solo cabe pedir al jefe del clan que ponga inmediatamente en manos de jueces y periodistas tal dossier, mereciendo con ello el indulto de todas sus penas si con ello provoca la caída de “esta democracia”, facilitando el esperanzador alumbramiento de una democracia real de corte occidental que nos lleve a la transparencia, honradez, libertad, competencia y verdad que todos deseamos.

Hable usted, señor Pujol. Se lo pedimos quienes deseamos ver desterrados a los seudócratas, falsarios, tramposos, politiqueros y estafadores, que han pervertido la democracia con actitudes y comportamientos indignos de una forma de organización social en la que el pueblo ejerce la soberanía y no la pandilla de cuatreros que usted tiene la obligación de denunciar.

Hable usted, señor Pujol, y haga realidad su velada amenaza parlamentaria, para que caigan todas las ramas del árbol y se purifique la democracia. Limpie con el estropajo de la verdad la hipotética mierda que se guarda bajo las alfombras de Zarzuela, Moncloa, Congreso, Senado, Ayuntamientos, Diputaciones, Generalitat, Parlamento Catalán, sedes partidistas, consejos bancarios, juzgados, palacios episcopales y cualquier otra alfombra institucional pisada por indeseables corruptos.

Hable usted, señor Pujol. Hágale ese gran servicio a la democracia. Sea valiente, ponga el ventilador en marcha y no le preocupe armar la gorda, porque será la mejor forma de hacer engordar esta democracia famélica y desnutrida porque los depredadores se han llevado la despensa.

¿IGNORANCIA O MENTIRA?

¿IGNORANCIA O MENTIRA?

frase-el-que-no-conoce-la-verdad-es-simplemente-un-ignorante-pero-el-que-la-conoce-y-la-llama-mentira-bertolt-brecht-104645

Si el jefe de una organización afirma no esterarse de las corruptelas que suceden en el despacho de al lado, en la tesorería, en la secretaría y en las reuniones, siendo todo ello conocido en los mentideros de las antípodas geográficas, ese patrón no puede seguir al frente del grupo. Pero si tampoco sabe nada de los manejos sucios que realizan sus colaboradores más cercanos que llenan las huchas propias y de la organización con trampas, solo cabe la fumigación política del personaje, por ignorante o mentiroso.

El dirigente que deambule por los pasillos de la organización que preside, más despistado que el emperador romano Claudio o mintiendo más que Pinocho, no está en condiciones de dirigir la empresa, por mucho que se empeñe en seguir llevando el timón de una nave que zozobra en océanos de corrupción, camino del naufragio moral.

Sobra decir que el problema se acentúa si el despistado o mentiroso rige el destino de millones de ciudadanos que no son juguetes, ni muñecos de un guiñol, ni ratones de laboratorio, sea el tramoyista quien sea y del partido que sea, porque el pueblo no se merece inquilinos dormidos en palacios presidenciales, que vayan de un sitio para otro sin saber nada o mintiendo no saberlo.

Por ignorantes o mentirosos, el gallego y la condesa deben abandonar sus sillones, pues ni los más cercanos se creen que un registrador de propiedades ajenas y una caza talentos hayan sido los personajes menos informados de las corruptelas que se guisaban en los figones regentados por ellos, pretendiendo salir inmaculados de la mierda que les rodea aprovechando que son escurridizos como anguilas en aceite y hábiles como trileros de feria que llevan en la cartera más trucos que Tamarit en su maleta.

DIFICULTADES DE PODEMOS

DIFICULTADES DE PODEMOS

images

Los miembros de la organización política Podemos saben perfectamente lo que dicen y tienen claro el programa que intentarían aplicar si llegan a la Moncloa, pero no saben si podrán llevarlo a cabo porque ignoran cómo hacerlo y si las circunstancias les permitirán realizarlo.

Con el fin de superar la falta de un programa concreto y hacerlo creíble, cuentan con especialistas en diferentes áreas político-económicas que les están aconsejando sobre el mejor camino a seguir para lograr sus objetivos, sin que tiemblen los cimientos del Estado y sí de los bancos, de las grandes empresas y de los millonarios de postín.

Esto es algo normal en la vida política, donde los partidos, el Gobierno y cada dirigente cuenta con asesores seleccionados por ellos mismos y pagados por nosotros, para que les ayuden en la tarea, aunque muchos de ellos se limiten a pasearse por los pasillos, hacer inclinaciones de tronco y aplaudir al jefe hasta hacerse ampollas en las manos.

El segundo problema que tiene Podemos es más grave que el primero, pues ha de vencer un poder oculto en la sombra, amparado por leyes supranacionales que blindan sus intereses, haciendo tan imposible los cambios legislativos como fácil resultó modificar el artículo 135 de la sacrosanta e intocable Constitución Española, que ahora el arrepentido Sánchez pretende corregir.

Carta Magna que aprobaron en 1978 millones de españoles ya fallecidos, sin dar oportunidad a los millones que no la votaron de expresar libremente su opinión sobre ella y someter a referéndum los artículos que demanda la sociedad de 2014, alejada 36 años de la vigente Constitución.

CASTIGO A LOS APLAUSEROS

CASTIGO A LOS APLAUSEROS

Captura de pantalla 2014-08-01 a la(s) 21.40.36

A la nueva Ley de Seguridad Ciudadana le sobran inclementes condenas a ciudadanos que van detrás de las pancartas pidiendo trabajo, justicia, sanidad y educación, por una parte, y le faltan por otra, severos castigos para los cómplices de corruptos que aplauden a estos a las puertas de los juzgados, los vitorean por la calle, minimizan sus abusos y piden su indulto en la Moncloa.

El articulado de esta Ley debe incorporar la identificación policial, detención y aporreamiento de los aplauseros, entendiendo que se trata de mercenarios comprados para el vasallaje o cómplices de las fechorías realizadas por los condenados aplaudidos, pues los sinvergüenzas solo pueden ser apoyados por mesnaderos ocasionales y asalariados que se han beneficiado de sus corruptelas.

De no ser esto así, habitaríamos en un país aquejado por una grave enfermedad mental incurable, porque solo la esquizofrenia social y el masoquismo personal puede llevar a los ciudadanos a vitorear públicamente a quienes han dilapidado su dinero, impagado lo que ellos pagan, metido mano en la hucha común, practicado nepotismo o abusado del amiguismo con descarado cinismo, en perjuicio de los trisómicos sociales que les aplauden.

Quienes piden el indulto del condenado Fabra no pueden ser otros que los beneficiados de sus corruptelas o los bipolares. Los que aplauden a Messi al ser condenado por defraudador son mercenarios o imbéciles esféricos que pagan con su escaso salario los servicios públicos que el jugador disfruta sin pagar la cuota que le corresponde. Los charangueros que acompañan al trombonero Baltar por las calles de Orense, forzosamente han de ser algunos de los cientos que enchufó en la Diputación. Y los firmantes de la petición de indulto para el “minutero” Chema del Nido son los que mucho tienen que agradecerle.

Cuesta entender que ciudadanos demócratas con cariotipo sin alteraciones cromosómicas, sean palmeros de sinvergüenzas que les han despreciado con sus trampas, empobrecido con sus corruptelas, humillado con abusos de poder y engañado con falsas promesas en los procesos electorales, por lo que todos los cómplices y beneficiados aplauseros deben pasar por los banquillos.

JUAN CARLOS I, EL AFORTUNADO

JUAN CARLOS I, EL AFORTUNADO

Captura de pantalla 2014-06-02 a la(s) 22.53.04

La costumbre de poner un apodo popular a los monarcas, me anima a llamar “El Afortunado” al rey Juan Carlos, por todos los favores que ha recibido de las dos fortunas posibles: la que atesora en sus cuentas corrientes y la que ha tenido en la vida.

La suerte ha estado tan ocupada durante los últimos cincuenta años en favorecer a Juan Carlos de Borbón, que no ha tenido tiempo para dedicarse a los millones de vasallos abandonados por la diosa protectora del monarca, librándole sin explicación alguna de maleficios que condenarían a eternas galeras de dolor al resto de los mortales.

Recordemos que una bala perdida procedente de su pistola, acabó sin pretenderlo con la vida de su hermano Alfonso, y nadie se dio por enterado. Tengamos presente que sin ser heredero a la corona se hizo con el trono de España, por obra y gracia del Caudillo, ante el silencio general. Sepamos que lo único rojo que tenía cuando ocupó el palacio de la Zarzuela eran los números de su cuenta corriente, pero en pocos años su fortuna no cabe en el Fortuna que le regalaron, sin que los súbditos sepan sus cuentas. Sus íntimos amigos Prado y Conde ingresaron en prisión, y su yerno está a la puerta, librándose él de dormir con el pijama de rayas, sin que su posible complicidad en los delitos cometidos haya sido investigada. Las ciertas presuntas infidelidades conyugales no han advertido a los vasallos sobre las deslealtades patrióticas con los súbditos. Fueron múltiples las fracturas óseas y operaciones quirúrgicas que ha sufrido, sin quedan incapacitado por alguna de ellas. Ha sido el mayor beneficiario de la dictadura, sin ser esto tenido en cuenta por la historia. Y la autocensura en los medios de comunicación los ha condenado al silencio, cuando el rey merecía una indeseable portada. Efectivamente, el rey es un hombre de suerte, que merece ser llamado «El Afortunado».

Algunos republicanos se declararon juancarlistas cuando fue proclamado heredero del franquismo. Muchos antimonárquicos le aplaudieron con ganas el día de su coronación. Y la gran mayoría de ciudadanos se hicieron fans del monarca la noche del 23 de febrero de 1981, cuando los sublevados militares amigos personales suyo, le subieron al camarín político sobre la peana de salvador democrático.

Es posible que ahora los republicanos recuperen el rumbo perdido en los pasillos de la Zarzuela y enarbolen la bandera tricolor desde el balcón real, pero me temo que la mayoría se hará felipista, entre otras cosas para confundirse con el felipismo, que dejó aparcada la república cuando vio en el horizonte la Moncloa