Navegando por
Etiqueta: mentira

DESPOTISMO ILETRADO

DESPOTISMO ILETRADO

El despotismo ilustrado que dio algunos frutos en el siglo XVIII con monarquías absolutas en el trono, se miró en el espejo de la Ilustración tratando de conseguir que las decisiones políticas estuvieran guiadas por la razón y sin factores contaminantes, como sucede actualmente en nuestra pseudocracia donde no acaba de hacerse realidad la soberanía del pueblo y el derecho a elegir sus gobernantes, porque la omnipotente partitocracia se niega a dejar abiertas las listas electorales, obligándonos a votar candidatos de su preferencia interna, por razones que todos sabemos y ningún líder de partido se atreve a confesar.

El actual despotismo abusivo no muestra preferencia por color alguno y se mueve a sus anchas en todo el arco parlamentario desde el rojo al azul pasando por el amarillo y violeta, disfrazado con formas legales para conseguir que la virtualidad de sus vidas tenga poco que ver con la realidad ciudadana, insatisfecha con decisiones, complicidades, mentiras y jergas que no comparte.

El moderno cesarismo no presenta la misma cara que tuvo en las monarquías aludidas, pero ahí sigue. Es menos ilustrado que el reconocido históricamente, pero continúa a nuestro lado, disfrazado ahora con urnas, papeletas y leyes que todo lo justifican, con objeto de confundir a los ingenuos.

Se ha maquillado, ha pasado por el quirófano de la estética política, se ha camuflado, sonríe, saluda y seduce a los incondicionales seguidores, porque el actual despotismo es como ese vecino abusón que soportamos a diario sin poder hacer nada para echarlo de la comunidad, aunque hayamos sufrido  todos los vecinos sus excesos.

Actualmente se ha colegiado para ocultar los intereses y caprichos personales de los mandamases, con ficticia preocupación por el bienestar del pueblo. Hoy los déspotas se han agremiado el partidos políticos, amparados en la legalidad para despistar a quienes aplauden la forma de actuar de su correspondiente bandería, sin darse cuenta que tanto unos como otros representan un despotismo que no beneficia a la mayoría, por mucho que tales oligarquías se escondan detrás de siglas políticas de diferente pelaje.

Sabed, pues, que el actual despotismo es incoloro como el aire e insípido como agua, pero huele a mentira desde media legua y despide el mismo hedor que una fosa séptica; padece fotofobia, porque detesta la luz, claridad y transparencia; aborrece los taquígrafos porque su argumento es la censura que hace opaco el envoltorio. Y prefiere las órdenes, a las razones; las imposiciones, a las sugerencias; las direcciones obligatorias, al campo abierto; y la adulación a la crítica.

IMPUNE MENTIRA INSTITUCIONAL

IMPUNE MENTIRA INSTITUCIONAL

que-politicos-espanoles-no-hacen-que-exige-el-L-LRfTQm

Es fácil detectar una mentira, ver sus primeros pasos, percibir el comienzo de la farsa, saber donde se dirige, quien va a ser el sufridor de ella y observar la coladura sin esfuerzo. Pero no siempre el mentiroso institucional sufre las consecuencias que merece ni sabemos cuándo termina su mentira, ni dónde, ni cómo, ni porqué, aunque percibamos los efectos del embuste.

En cambio, son evidentes las consecuencias del engaño sobre el mentiroso, cuando la falsedad se reduce al ámbito personal, amistoso o profesional, donde el mendaz pierde toda credibilidad, es señalado con el dedo, merece la desconfianza de los demás y es objeto de chistes, caricaturas y descalificaciones por parte de colegas y vecinos.

Esto no ocurre cuando la mentira se institucionaliza en las tribunas públicas, resultando imposible ver sus efectos en primer plano y alcanzar el desenlace de la patraña, por muy bien que sepamos el origen de la misma, conozcamos al farsante, veamos retratado en sus palabras al embaucador y la realidad anticipe las consecuencias de la falacia.

Así es, y no vale la pena pretender lo contrario ni llevarle la contraria a la tozuda realidad, cuando se empeña en mostrar lo contrario a lo prometido por quienes juegan con la vida ajena, olvidan su compromiso vital, y apuntalan mentiras con un salvoconducto legal en la boca y la impunidad en su vida pública, olvidando que quien miente al vecino no tiene cien años de perdón.

AQUÍ, UN AMIGO

AQUÍ, UN AMIGO

images

Creo llegado el momento de presentaros a un buen amigo, que se ha pasado la vida buscando en ella cuanto se le ha negado en espacios donde la mentira hace trinchera, el egoísmo domina, la indiferencia clava su estaca, se promueve la ignorancia, triunfa la vanidad y las personas son números sin alma.

Os ofrezco este amigo con honores de hermandad para que tenga en vuestra vida el mismo espacio que conserva en la mía, esperando que vosotros me presentéis también al amigo que siempre os acompaña sin reclamar nada a cambio, porque cada uno tenéis similar amigo al mío, a quien gusto en conocer.

Pero desconfío de la tradición oral recogida en el Talmud, porque yo no me encontré conmigo mismo buscando a Dios, sino de forma espontánea y sin pretenderlo el día ya lejano en que acepté sin remedio la compañía de mi otro yo hasta que la muerte nos separe a los dos, quedando él entre quienes me recuerden y yo flotando en cenizas por el aire.

Os diré que me sorprendo algunas veces hablando con este amigo, sin menguar la entrega y sinceridad que don Antonio guardaba al conversar con el hombre que siempre iba con él, ni demorar el tiempo que Borges pasaba desahogándose consigo mismo en el banco municipal ginebrino.

Diálogos que mantengo con este amigo, en los que me cuento aquello que nadie más que nosotros podemos oír, recreándome en explicaciones innecesarias, porque conozco el relato de su vida y su pensamiento, tan bien como el cronista de los hechos referidos a mí mismo.

PAPELES, CORREOS Y RECIBOS

PAPELES, CORREOS Y RECIBOS

Bárcenas

Hablar en España de “papeles”, en estos momentos, tiene más peligro para algunos dirigentes populares que meterse en la bañera con un Gremlin, porque los dichosos “papeles” son algo más que pasta vegetal molida y blanqueada, sustitutiva de los papiros egipcios por los chinos.

Mencionar los correos del tránsfuga pesetero, hace templar a los altos empresarios del finiquito en diferido, ese famoso monólogo de la señora Cospedal que ha batido todos los récords imaginables de audiencia sin haber pasado por el Club de la Comedia.

Y citar los recibos de dinero negro firmados en blanco por los receptores de cantidades milenarias, hace temblar a muchos que ocuparon sillones, según palabras del guardahucha popular más popular de todos los impopulares que pastaron en Génova, salpicando de corrupción a los honrados militantes que no pisaban la sede reformada ennegrecidamente.

Papeles, correos y recibos conforman la amenaza que el señor Bárcenas ha lanzado contra los beneficiarios del reparto, tras conocerse que el Juzgado de lo Social número 31 de Madrid ha rechazado la demanda con la que el ex guardaperras del PP pretendía reincorporarse de nuevo a su puesto de trabajo en el partido.

Este dividuo, por divisible moral, considera que las sucesivas cúpulas del PP no se pueden ir de rositas, mientras él paga los platos rotos y los militantes honrados soportan con resignación el cilicio impuesto por muchos de sus dirigentes, trileros que persisten en insultar el sentido común de los ciudadanos.

¿Hay en el país algún ciudadano que no dé validez y veracidad a los “papeles”, correos y recibís que guarda el tesorero responsable de llevar las cuentas por mandato de los dirigentes del partido? ¿Los beneficiarios de los “sobres” pueden negar delante del espejo la realidad con el dinero en la mano?

Con las respuestas a estas preguntas sobre la mesa, los ciudadanos no podemos aceptar que el resultado final de tal expolio, tal estafa, tal mentira y corrupción quede impune por una sentencia que absuelva a los nominados en los papeles, correos y recibos, por falta de pruebas o vaya usted a saber qué rendija legal les permita escapar con el dinero por la gatera.

¿IGNORANCIA O MENTIRA?

¿IGNORANCIA O MENTIRA?

frase-el-que-no-conoce-la-verdad-es-simplemente-un-ignorante-pero-el-que-la-conoce-y-la-llama-mentira-bertolt-brecht-104645

Si el jefe de una organización afirma no esterarse de las corruptelas que suceden en el despacho de al lado, en la tesorería, en la secretaría y en las reuniones, siendo todo ello conocido en los mentideros de las antípodas geográficas, ese patrón no puede seguir al frente del grupo. Pero si tampoco sabe nada de los manejos sucios que realizan sus colaboradores más cercanos que llenan las huchas propias y de la organización con trampas, solo cabe la fumigación política del personaje, por ignorante o mentiroso.

El dirigente que deambule por los pasillos de la organización que preside, más despistado que el emperador romano Claudio o mintiendo más que Pinocho, no está en condiciones de dirigir la empresa, por mucho que se empeñe en seguir llevando el timón de una nave que zozobra en océanos de corrupción, camino del naufragio moral.

Sobra decir que el problema se acentúa si el despistado o mentiroso rige el destino de millones de ciudadanos que no son juguetes, ni muñecos de un guiñol, ni ratones de laboratorio, sea el tramoyista quien sea y del partido que sea, porque el pueblo no se merece inquilinos dormidos en palacios presidenciales, que vayan de un sitio para otro sin saber nada o mintiendo no saberlo.

Por ignorantes o mentirosos, el gallego y la condesa deben abandonar sus sillones, pues ni los más cercanos se creen que un registrador de propiedades ajenas y una caza talentos hayan sido los personajes menos informados de las corruptelas que se guisaban en los figones regentados por ellos, pretendiendo salir inmaculados de la mierda que les rodea aprovechando que son escurridizos como anguilas en aceite y hábiles como trileros de feria que llevan en la cartera más trucos que Tamarit en su maleta.

ESTILO, HUMILDAD, AUTOCRÍTICA Y VERDAD

ESTILO, HUMILDAD, AUTOCRÍTICA Y VERDAD

images

Me complacen las actitudes de buen gusto social ajenas a la pacatería,  que se ven reflejadas en gestos y posturas naturales sin afectación alguna, ni extravagante apariencia alejada de la normalidad exigida por la audiencia. Por eso, no acepto ver a un líder político acomodado en un sillón con altanera postura, como si estuviera en una taberna con amigos tomando cervezas y entonando La Estaca, que a muchos nos dejó afónicos en nuestra juventud, cuando él no había nacido.

Apuesto por el diálogo respetuoso, la exposición de ideas, el debate civilizado y la voluntad de entendimiento con el discrepante, convencido de que nadie tiene patente de propiedad exclusiva sobre la inexistente verdad absoluta. Por eso, no acepto la descalificación del adversario y rechazo el insulto como argumento, por muy lejos que me encuentre de la falsedad ofensiva que el oponente exponga en «pantuflas» domésticas.

Defiendo la palabra sincera, la incuestionable verdad, la aceptación de críticas, la valiente autocrítica y la complicidad con amigos hasta el límite del error cometido por ellos que no se debe encubrir, por noble que sea el proyecto que les une y entrañable el afecto compartido con el profesor Íñigo y el asesor gubernamental Juan Carlos. Por eso, repudio el insulto colectivo al sentido común de la ciudadanía con justificaciones injustificables, el “prietas las filas”, la defensa de lo indefendible, la ambigüedad en las explicaciones y los tradicionales argumentos mantenidos por los encastados, que reproducen quienes pastaban hace meses en el campo social, libres de marcas de herradero, con trapío y bravura, pero sin encaste político.

Pido, pues, estilo, humildad, autocrítica y verdad al posible presidente del Gobierno, porque tendrá que representarnos también a quienes «podemos» votarle apostando por el respeto, la sencillez, la autocensura y la sinceridad, detestando la chulería, el insulto, la prepotencia, el encubrimiento y la mentira.

RESACA DEL FUEGO

RESACA DEL FUEGO

a

Hoy coincide en el santoral la fecha de nacimiento del santo con su celebración litúrgica puesto que San Juan Bautista nació seis meses antes que Jesucristo, aunque ninguno de los dos naciera en las fechas asignadas por la Iglesia para celebrar sus nacimientos.

Este judío precursor de Jesús, profetizó en tres religiones diferentes y derramó agua del río Jordán sobre la cabeza de su primo para bautizarle ya cumplidos los 30 años, según nos cuenta Mateo en los versículos 13 a 17 del tercer capítulo de su crónica: “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí que los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él”, sin explicarnos el tiempo que estuvo volando la colúmbida sobre su cabeza ni cuando regresó al cielo.

Pero anoche nadie festejó el santo ni recordó el bautizo del Señor, porque los gentiles se ocuparon de quemar España por los cuatro costados para celebrar paganamente la llegada del solsticio de verano con hogueras y fuegos purificadores para darle más fuerza a un Sol, que a partir de hoy comienza a languidecer, a pesar de la calima veraniega que nos espera.

También paganizaron la fiesta los portugueses, argentinos, noruegos, daneses, brasileños, suecos, finlandeses, chilenos, bolivianos, esquimales en sus iglús y despreciados en sus chabolas, pretendiendo quemar la miseria en la que viven, sin percibir que para eliminarla son otros los lugares que debería incinerar, apagando con sus lágrimas las brasas de la parrilla social donde son chamuscados con la insolidaridad de los privilegiados.

Las hogueras de San Juan son metáfora sugeridora del camino a seguir para reducir a cenizas los vicios de una sociedad dominada por el minoritario grupo de poder que controla, domina y dicta normas que solo a ellos benefician, con grave perjuicio para la inmensa mayoría que necesita unirse en torno al fuego purificador de la solidaridad, el valor y la lucha, saltando juntos sobre las cenizas de la explotación, el abuso y la mentira.