SOMOS MILLONES DE INÚTILES E INEPTOS

SOMOS MILLONES DE INÚTILES E INEPTOS

El encausado Carlos Fabra dice que somos inútiles e ineptos los que calificamos de manera incalificable el “aeropuerto del abuelo”, que esta masa de carne sacó de la chistera con la misma habilidad que extrajo del bombo las bolas de la suerte que le dieron el premio en nueve sorteos loteros durante diez años.

Esa ha sido la gran suerte de este disminuido físico: encontrarse en su vida política con millones de ineptos incapaces de frenar sus tropelías y abusos. Si los vecinos que ha tenido bajo su bota durante los dieciséis años que ha estado administrando bienes comunes desde la Diputación castellonense, hubieran sido menos necios e inútiles, él no estaría hoy encausado, sino apaleado y desterrado.

La prepotencia exhibida ayer ante las cámaras de televisión por este sujeto, nos muestra a los ineptos un personaje arrogante y sin escrúpulos, pariente cercano del chulo de barrio que tiene atemorizados a los vecinos, y satisfechos los estómagos agradecidos de sus cómplices y palmeros, a los que recompensa con las migajas que le sobran de su afortunada fortuna.

Este feligrés católico, calificado en 2008 por el actual presidente del Gobierno como  “ciudadano ejemplar”, se encuentra imputado por bochornosos delitos, como tráfico de influencias, cohecho y delito fiscal. Quiere esto decir que el juez ha visto indicios de que el hombre de mirada oscura ha intermediado en negocios sucios, ha aceptado recompensas por «servicios prestados» y ha engañado a los ciudadanos, defraudando a la caja común que sustenta el país.

Tal vez por ello el juez ha comenzado a embargarle los bienes, para cubrir la fianza de 4,2 millones de euros que ha impuesto a este individuo tan útil y eficaz a la sociedad.

Un comentario en «SOMOS MILLONES DE INÚTILES E INEPTOS»

  1. Bien mirado no le falta razón, ya sabes nos mean y decimos que llueve. Incluso ahora nadie tiene la valentia de escupirle en todo el morro por su actitud chulesca. son los reyes sin Reino los que nos humillan y pisotean. Me gustaría enviarlos a todos en pateras y hacer un intercambio. Son capaces de robar hasta la arena del desierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.