PRINCESA CONDECORADA

PRINCESA CONDECORADA

Orden_del_Toisón_de_Oro_AEAColl

La Princesa borbona de Asturias cumplió el pasado 31 de octubre 10 años – ¡Larga vida a Lehonor! – y su papá, el rey borbón Felipe VI le ha regalado como aniversario la Insigne Orden del Toisón de Oro, que todos los borbones han lucido en el pecho desde que comenzaron a borbonear en España.

No es baladí el obsequio del monarca a la hija de la periodista, porque con este paso la heredera real consolida su institucionalización como Princesa de Asturias y futura reina de mis hijos y nietos, si la historia lo permite contra la vocación republicana de los ciudadanos que niegan el derecho a heredar la Jefatura del Estado, exhibiendo el mérito de un parto real, aunque la mamá carezca de sangre azul y no sea hemofílica.

Tan singular regalo pretende dar continuidad a una vieja tradición iniciada en 1.429 por el Duque de Borgoña, Felipe III el Bueno, llegando actualmente a 1.200 los collares entregados por los monarcas, de los que tres de ellos fueron otorgados por el padre-rey a la Reina Isabel II, al Rey de Arabia Saudí Abdullah Abdulaziz, al ex presidente Adolfo Suárez y al francés ¡Sarkozy!

Ahora falta por saber qué día se le impondrá el Toisón a la heredera, porque su abuelo tardó cinco años en ver la insignia sobre el pecho y su padre “El Otorgador” no pudo lucirla hasta los trece años, con su fondo azul oscuro, como el de la bandera del Principado que ostenta la Princesa.

Cuando suceda la imposición, doña Lehonor, quedará protegida hasta su muerte por un carnero, el vellocino de oro, Jasón, Argo, Hércules, Prometeo y todos los borgoñeses que imaginarse pueda, en ceremonia medieval de corte feudal, que sonrojará a los españoles del próximo siglo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.