COLONIALISMO INTERNO

COLONIALISMO INTERNO

332views

quiebra-social-e1403778157318

El colonialismo se produce cuando un país invade a otro, lo domina y somete, quedando los ciudadanos a merced de los invasores que organizan a su gusto y beneficio las estructuras sociales, económicas y políticas del país invadido, apropiándose de toda su riqueza y explotando laboralmente a los trabajadores usurpados que trabajan para ellos.

Este colonialismo tradicional que hizo gritar a todo el mundo “yankee go home” en el siglo pasado, no ha franqueado las fronteras de nuestro país porque entre nosotros se ha impuesto un colonialismo interno menos visible y más sutil, protagonizado por vecinos y tan moralmente violento como el colonialismo exterior, por mucho que el primero se disfrace con pretextos demagógicos y mentiras de terciopelo.

Este colonialismo interno se da en el terreno económico, político, social y cultural, teniendo su origen a finales del siglo XIX, cuando los políticos antizaristas llamaron así a la explotación de la clase dominante sobre los campesinos, estableciendo injustas relaciones que condujeron a dos sociedades económicamente muy diferenciadas, a medida que se diluía la clase media.

Eso nos está pasando a nosotros, como evidencian los datos de la quiebra social que padecemos, viendo como el número de ciudadanos que viven al sur de la vida aumenta con respecto a los que les colonizan desde el norte, viviendo a costa del sudor de los sureños, sin que estos hagan nada por evitarlo, amordazados por leyes norteñas.

El colonialismo interno provoca un injusto enriquecimiento de la minoría dominante a costa de la miseria de los dominados, en un proceso que merece condena moral, por insolidario, abusivo, cínico y codicioso, aunque reciba bendiciones inmerecidas de manera pródiga y constante de todos los cómplices favorecidos por esta quiebra social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.