ARMAS Y HAMBRUNA

ARMAS Y HAMBRUNA

Captura de pantalla 2013-03-01 a las 06.37.27

La venta de armas es el negocio más lucrativo que imaginarse pueda, donde quienes las fabrican son los mismos que promueven el comercio masivo de las mismas, provocando guerras a su antojo. Industria floreciente tanto en tiempos de guerra caliente como en periodos de paz fría, porque la muerte siempre está en venta y el próspero negocio de la violencia no toma vacaciones ni necesita descanso.

Es un mercado sólido y en alza porque la injusticia es universal y llega a todos los rincones del planeta, disfrazada en las tribunas políticas por los beneficiarios del negocio con hipócritas discursos en bocas de pregoneros de la muerte. Matarifes guiados por la buena intención de erradicar la hambruna del mundo eliminando del mapa a los hambrientos, cuando sería más fácil emplear ese dinero en alimentos para salvar de la muerte a los millones de personas que fallecen por no tener un mendrugo de pan que llevarse a la boca.

Los Estados Unidos de Norteamérica se llevan la palma en el mercado armamentístico con Locheed Martin y Boeing a la cabeza, seguidos de la británica BAE Systems, a quienes persiguen muy de cerca las españolas Indra y Navantia, habiendo incrementando todas ellas su facturación en tiempo de crisis, hasta superar los trescientos mil millones de euros, excluyendo el mercado chino por la opacidad de sus datos.

Locura humana provocada por el grupo minoritario de poder que gobierna el mundo sin tener un gesto de compasión, aunque celebren días de acción de gracias al Señor, se den golpes de pecho en las iglesias y reciban bendiciones de los capelos, cómplices y beneficiarios del negocio, como demuestran sus inversiones en ese mercado de la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.